'; Alto Nivel
ExpressHistorias

Así ve Obama al mundo antes de dejar la presidencia

Trump, la economía, Rusia, el conflicto Israel-Palestina y el avance del autoritarismo fueron los temas que abordó Obama en su último discurso ante la ONU.

21-09-2016, 9:28:17 PM
Así ve Obama al mundo antes de dejar la presidencia
Altonivel

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, entregó ayer martes su octavo y último discurso en la asamblea de representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el que dibujó un panorama sombrío para su país y el mundo ante los retos que enfrenta, como el “ultra nacionalismo”, la desigualdad, el terrorismo y la violencia.

El mandatario apeló a que los líderes del mundo alcen su voz a favor de la democracia y la libertad en tiempos en los que avanza el autoritarismo y el proteccionismo.

“Desde las profundidades de la mayor crisis financiera de nuestro tiempo, coordinamos nuestra respuesta para evitar una mayor catástrofe y devolver la economía global hacia el crecimiento”, fueron las primeras líneas del discurso de más de 5,000 palabras de Obama ante la ONU. La crisis económica marcó el inicio de su mandato y los esfuerzos posteriores para rescatar a la banca y evitar un colapso en el sistema financiero.

El presidente de EU también hizo énfasis en los beneficios de los mercados integrados y el libre comercio.

“Aquí está el hecho más importante: La integración de nuestra economía global ha mejorado la vida de miles de millones de hombres, mujeres y niños. Durante los últimos 25 años, el número de personas que viven en la pobreza extrema se ha reducido de casi el 40 por ciento de la humanidad a menos del 10 por ciento. Esto no tiene precedentes. Y no es una abstracción. Significa que los niños tengan suficiente para comer y que las madres no mueran en los partos.

Advertencia contra los muros

El mandatario estadounidense también habló de los peligros que representa el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, pero sin mencionar su nombre, aunque sí habló del “ultra nacionalismo” y “populismo crudo” como los peligros que enfrenta Norteamérica.

“Una nación rodeada por paredes sólo puede encarcelarse a sí misma”, dijo Obama en alusión a la propuesta de Trump de levantar un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

La alocución de Obama tuvo en algunos momentos tintes pesimistas sobre el curso de la humanidad y sus constantes conflictos.

“Una y otra vez los seres humanos han creído que finalmente llegaron a un período de iluminación, sólo para repetir de nuevo ciclos de conflicto y sufrimiento. Tal vez ese es nuestro destino.”

Pero también solicitó a los líderes globales alzar su voz para cambiar el rumbo.

“Cada nación puede optar por rechazar a aquellos que apelan a nuestros peores impulsos y abrazar a los que apelan a lo mejor de nosotros. Porque hemos demostrado que podemos elegir una mejor historia.”

Obama señaló dos caminos: seguir adelante con un mejor modelo de cooperación e integración, o dar marcha atrás hacia un mundo profundamente dividido.

El presidente de EU también hizo autrocrítica. “A veces los adversarios de Estados Unidos y algunos de nuestros aliados creen que todos los problemas fueron causados ya sea por Washington o podrían ser resueltos por Washington. Y tal vez muchos en Washington también creen eso.”

Pero resaltó los avances en el paso de los años. “El mundo es, de muchas maneras, menos violento y más próspero que nunca. Sin embargo, nuestras sociedades están llenas de incertidumbre y desasosiego y en lucha constante”, dijo Obama.

“Los que creemos en nuestra democracia tenemos que alzar nuestra voz porque los hechos y la historia está de nuestro lado”, y también señaló que falta trabajo por hacer. “Será mejor que nos esforcemos más para dar un mejor ejemplo en casa.”

El conflicto Israel-Palestina y el avance de Rusia

También habló del conficto Israel-Palestina, que ocupó buena parte de su agenda internacional durante su mandato. La política de Estados Unidos es apoyar a Tel-Aviv, pero Obama hizo ciertos matices.

Los palestinos deben “rechazar las provocaciones y reconocer la legitimidad de Israel”, dijo Obama. Pero también dijo que la paz no llegará hasta que “Israel reconozca que no puede ocupar y colonizar el territorio palestino de forma permanente.”

También tuvo tiempo para hablar de Rusia y su presidente Vladimir Putin, con quien tuvo varios desencuentros.

“En un mundo dejó la era del imperio atrás, pero vemos a Rusia intentar recuperar la gloria perdida a través de la fuerza”, dijo Obama. “Si Rusia continúa interfiriendo en los asuntos de sus vecinos, puede ser popular en su país. Se puede alimentar el fervor nacionalista durante un tiempo. Pero con el tiempo se reducirá su estatura y hacer sus fronteras menos seguras.”

 Por último, hizo una arenga para vencer el autoritarismo que, a su parecer, opone más competencia contra las libertades. “Y quiero que todo el mundo entienda, yo no soy neutral en esta contienda.”

Relacionadas

Comentarios