NegociosPara Entender

Así se vive (por ahora) el boom automotriz en México

México es el séptimo productor de autos a nivel mundial y, si Trump no termina con la fiesta del boom automotriz, podría alcanzar ventas de vehículos ligeros por un valor de 1,932 mdd en 2020.

16-02-2017, 6:30:39 AM

México se ha convertido en un imán para atraer las inversiones de las automotrices. En los últimos seis años, las armadoras han invertido 21,000 millones de dólares (mdd) en la industria automotriz, las cuales se han traducido en el inicio de seis nuevas plantas de ensamble de vehículos y motores, así como la ampliación en la capacidad de cinco plantas ya instaladas en el país. El boom automotriz sigue vivo.

Durante 2015, México se colocó como el séptimo productor de autos a nivel mundial, por encima de Brasil, España, Canadá, Francia, Reino Unido y Bélgica. El país es uno de los principales armadores, con presencia de 21 automotrices en 14 estados de la República Mexicana, lo que le ha consolidado como el cuarto exportador de vehículos en el mundo.

“Algunos de los factores que han ayudado a consolidar la industria automotriz terminal y de autopartes en México son: la rápida recuperación de los efectos de las crisis financieras globales; el atractivo de su actividad exportadora; el flujo de inversiones en el sector, y la ampliación de sus capacidades productivas”, asegura un documento de la industria elaborado por ProMéxico.

Se estima que las ventas de vehículos ligeros alcanzará un valor de 1,932 mdd en 2020, de acuerdo con datos de ProMéxico e información de MarketLine.

“México podría convertirse en el sexto productor mundial de vehículos. Lo anterior, sin considerar un nuevo proyecto anunciado por Volkswagen para la manufactura del modelo Tiguan en Puebla”, dice ProMéxico.

La presencia de la industria automotriz en el país abarca 14 entidades de la República Mexicana: Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí  y Sonora.

El grueso de las inversiones demuestra la importancia de la manufactura automotriz. Durante 2015, la Inversión Extranjera Directa (IED) ascendió a 28,832 millones de dólares (mdd), cifra 25.8% mayor a los 22,568 mdd reportados en 2014.

Del total de la inversión, 14,205 mdd, lo que representa 50 por ciento, fueron destinados a la industria manufacturera, mientras que 10 por ciento se invirtió en servicios financieros, información en medios masivos 9.8 por ciento, construcción 7.3 por ciento, transportes, correo y almacenamiento 4.4 por ciento.

Sin embargo, Donald Trump quiere terminar con la fiesta de las armadoras en el país. El presidente de Estados Unidos ha propuesto el cobro de un arancel de 20 por ciento a los productos importados provenientes de México, dentro de los que se encuentran los vehículos.

Las armadoras enfrentan la prueba de fuego para saber si continuarán sus inversiones en México, que se han convertido en un espacio estratégico para la industria automotriz.

“México ha tenido la capacidad de desarrollar una estructura logística, fiscal, económica que le ha posicionado como un centro de manufactura automotriz muy importante”, dice Mario Hernández, socio líder del segmento IMMEX en KPMG.

Ford canceló su inversión de 1,600 mdd para construir una planta en San Luis Potosí, mientras que General Motors (GM), BMW, Fiat Chrysler y Toyota no han sido ajenas a las presiones del magnate estadounidense.

Por ahora, Honda ha invertido 470 mdd en una planta de transmisiones y Mazda invirtió 770 mdd en una nueva planta, ambos centros de manufactura instalados en Guanajuato, mientras que Audi invirtió 1,300 mdd para abrir una planta en Puebla.

El boom automotriz mantiene su aceleración, pero nadie sabe si mantendrá el acelerador a fondo. Mario Hernández mira el posible camino: “se van a observar algunos baches en el camino y habrá empresas que decidan no seguir creciendo en México.”

Relacionadas

Comentarios