Opinión

Así se podría ordenar el transporte en la Ciudad de México

¿Cómo definirías el orden en la capital del país? Nuestro columnista propone una fórmula para disminuir el tránsito en la ciudad con el buen uso de este término.

07-07-2016, 2:00:34 PM
Así se podría ordenar el transporte en la Ciudad de México
Cristóbal Miguel García Jaimes

Desde que tengo uso de memoria, no de razón, porque me imagino que llegó primero la razón a la memoria, recuerdo que no he sido el ejemplo más idóneo de alguien ordenado. Hasta para mí es un orgullo eso.

En fin, decir que algo es ordenado puede tener muchas definiciones. Porque por ejemplo, decir que un sistema o conjunto de cosas está ordenado, indicaría para alguien que si volteamos a verlo éste estaría en fila india de mayor a menor, o de menor a mayor. Y otra persona puede pensar que algo ordenado estrictamente debe estar separado por color, o por olor o peor aún, por composición química-física-biológica…¿Se imaginan?

Estas son las complicaciones a las que se llegan cuando te das cuenta de que el orden es algo abstracto y dependiente, depende de quién lo ve y el cómo lo ve.

Para mí, el orden sería mas como algo que debe de estar donde debe estar. Es abstracto sí, pero es adecuado.

Orden en la Ciudad de México es que los contenedores de basura estén en la calle para que las personas con cultura cívica depositen basura en ellos.

Orden en la Ciudad de México es un sistema de transporte eficiente, no es necesario mantener un flujo constante de camiones cada cierto tiempo por la misma ruta; debemos actuar más inteligentes. Se sabe de horas pico, entonces que en dichas horas se movilicen un mayor número de vehículos, o con mayor frecuencia en caso de no contar con tantos. He visto que algunos camiones van casi vacíos durante un periodo bastante similar, en otras horas del día, por lo que puedo afirmar que en dichas ocasiones se puede optar por hacerlos circular sin tanta frecuencia.

Y a todo esto, sí, es más complejo y más difícil que una decisión lineal de solo decir: “que los buses circulen cada 15 minutos durante 8 horas”, puesto que se tienen 32 unidades, a algo como: “durante las horas menos transitadas vamos a mandar cada 20 minutos, por lo tanto, si estas horas-no-pico duran aproximadamente 2 horas tendremos dos unidades más para mandar una cada 10 minutos, en vez de cada 15, en horas-sí-pico”. Mismas unidades, mismo recorrido, misma gasolina, sistema de transporte más eficiente.

Tal vez sueño con una utopia de ciudad, pero finalmente me siento parte de esta y trato de hacer lo que me corresponde con lo que corresponde, pensar en modelos dinámicos tangibles, o simplemente como me gusta decirle: vomitar ideas. 

Eso es en cuanto a lo que se debería hacer, pero…¿cómo?

Fácil, la UNAM, demás universidades o algunos grupos de programadores de manera independiente podrían desarrollar o utilizar los modelos de movilidad que se tienen en la ciudad, me imagino e imploro porque existan.

La cuestión primordial es hacer modelos útiles para movilizar, ahora sí, la movilidad. El transporte se puede mejorar, y no con mucha inversión, pues las bases ya están. Es solo pensar en grande, llevar más allá la situación en la que nos encontramos. Reunirnos con las personas adecuadas, las que de verdad saben, las que son buenas en su área, y para no divagar más quiero concluir con lo importante de aplicar modelos eficientes a la Ciudad de México y a cualquier otra, que lo requiera, claro.

Entonces, si son cómplices en esto de pensar cosas buenas y sobretodo vomitarlas, ¡Bienvenidos! No tome asiento por favor, porque no lo va a necesitar.

*El autor es ganador del Premio Nacional de la Juventud, en la categoría de ciencia. A los 18 años construyó el acelerador de partículas más barato del mundo, y es fundador de la Asociación Ciencia Sin Fronteras. Estudia y trabaja en proyectos de investigación en el Instituto de Física de la UNAM.

Relacionadas

Comentarios