A FondoTurismo

Así se convirtió la Riviera Nayarit en una joya del turismo

La historia de la Riviera Nayarit comenzó con un romance de Hollywood de los años 50, sin embargo, los últimos 10 años han sido clave para posicionarse como una de las favoritas en el gusto del turismo nacional.

05-05-2017, 6:35:47 AM
riviera nayarita

Aunque la Riviera Nayarit llega este 2017 a sus primeros 10 años, su historia pudo haber empezado hace poco más de 50.

A principios de la década de 1960 del siglo pasado, la pareja hollywoodense de moda, conformada por Liz Taylor y Richard Burton, desembarcó en Puerto Vallarta, entonces localidad poco explorada, para la filmación de La Noche de la Iguana.

Mientras el mundo entero ponía los ojos en el affaire del momento, Taylor y Burton habían puesto los suyos en los paisajes vallartenses para crecer su romance. Lo que sigue es historia. Puerto Vallarta se convirtió, desde ese momento, en el detonante del turismo en la región.

A medida que creció Puerto Vallarta, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) encontró que el norte de la bahía permitía un desarrollo adecuado: Bahía de Banderas, en Nayarit, era la respuesta a la alta demanda de Puerto Vallarta. Así surgió un nuevo desarrollo, bautizado en ese momento –década de los 90’s—como Nuevo Vallarta.

La historia la evoca Richard Zarkin, gerente de Relaciones Públicas de la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) de la Riviera Nayarit.

“Inversionistas y turistas empiezan a ver a otras partes, y es entonces cuando pueblos costeros de la Bahía de Banderas, como La Cruz de Huanacaxtle, Sayulita, San Francisco y, sin duda, Punta de Mita –en donde abre sus puertas el Four Seasons en 1998–, se convierten en detonantes muy importantes a futuro”, dice Zarkin en entrevista con Alto Nivel.

Sin embargo, es hasta 2007 que los 169 kilómetros de litoral de la Riviera Nayarit declaran su “independencia” de Puerto Vallarta. El conjunto nayarita deja de ser visto como un satélite de la playa jalisciense y se le otorga, al fin, una identidad propia.

A 10 años de su inauguración, la Riviera Nayarit ya suma importantes logros, como el posicionamiento y reconocimiento de la marca que engloba una extensa región y que recibe turismo de toda nacionalidad.

“Tenemos hospedaje para todos, desde lugares para acampar hasta hoteles de muy alto nivel. En cuanto al turismo, más del 50% es mexicano; le sigue Estados Unidos con un 22%; Canadá con cerca del 19%; Inglaterra con el 3%, y un pequeño porcentaje restante que proviene principalmente de Sudamérica, Australia y España”, detalla Zarkin.

Punta Mita marcó el modelo a seguir para el resto de los poblados que se han ido integrando al concepto de la Riviera Nayarit: hoteles pequeños y medianos enfocados a un mercado de clase media alta para arriba.

“Los hoteleros mantienen una filosofía en la que impulsan el comercio local, le compran a los agricultores de aquí o a los artesanos, con la finalidad de impulsar la economía de los nayaritas”, explica Zarkin.

Así, localidades como Compostela ya presumen o están muy cerca de terminar hoteles de gran impacto, como el One & Only y el Rosewood; en Costa Kanuba, se construye el Fairmont, y el año pasado se abrió el Hotel W, en Punta Mita.

De acuerdo con Zarkin, la Riviera Nayarit se ha levantado de crisis complejas, como la provocada por el brote de influenza H1N1, que afectó la imagen de todo el país cuando la Riviera apenas contaba con un año de vida.

A pesar de ello, el destino se ha levantado y hoy presume ocupaciones que oscilan entre el 70 y 80% de ocupación como un promedio sostenido a lo largo del año.

“En noviembre pasado habíamos superado las cifras de 2015 y tuvimos un cierre mucho mejor que cualquier año, y este pasado periodo vacacional de Semana Santa vimos un repunte con una mezcla de norteamericanos y mexicanos que no habíamos visto en mucho tiempo”, abundó el vocero de la OVC.

En los próximos años, la Riviera seguirá dando de qué hablar a nivel turismo, con nuevos desarrollos y más localidades que se sumarán o crecerán en relevancia para el conjunto. Para Zarkin, una historia de 10 años sólo significa el comienzo.

Relacionadas

Comentarios