Blogs + OpiniónTecnología

Así es como la tecnología cambia los alimentos que llegan a tu mesa

El Internet de las cosas está modificando la producción de alimentos, desde las granjas hasta que los consumes en tu mesa.

16-05-2017, 1:00:42 PM
Combine harvester harvesting wheat on sunny summer day.

Cada mañana después de despertar y al empezar la rutina diaria, que incluye contestar los primeros correos electrónicos del día y revisar los principales periódicos de México y el mundo desde nuestro smartphone, podemos ver las implicaciones de un mundo cada vez más cercano a la tecnología, digital e interconectado.

Al preparar el desayuno, que incluye fruta fresca y yogurt, pienso en los componentes que tuvieron que ser puestos en marcha para permitir que los ingredientes llegaran a mi mesa. Además de la conveniencia de pedir que el súper sea enviado directamente a mi casa desde una aplicación móvil. El proceso de producción, transporte y comercialización de los alimentos es cada vez  más eficiente y dependiente de las innovaciones tecnológicas.

Tomemos como ejemplo, la fruta que consumimos todos los días. La agricultura siempre ha dependido de tres variables básicas: temperatura, sol y agua.

Gracias a la aplicación de tecnologías que cuentan con Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), los agricultores pueden monitorear, en tiempo real, las condiciones del suelo y así mandar alertas notificando el momento ideal para regar las cosechas. Situación que permite ahorrar costos y recursos naturales valiosos, como lo es el agua.

De la misma manera, mediante herramientas de monitoreo climatológico con IoT, los productores pueden dar seguimiento a sus cosechas desde ubicaciones remotas y tomar decisiones claves desde prácticamente cualquier lugar en el mundo.

Lee: Cómo México puede beneficiarse de la cuarta revolución industrial.

El uso de herramientas digitales permite que los procesos se vuelven más eficientes y la calidad de las cosechas puede mejorar drásticamente.

Por otro lado, el yogurt de mi desayuno,  claramente requiere de un proceso totalmente diferente al que se llevó a cabo para las frutas, pero de la misma manera, la aplicación de herramientas digitales y de IoT permiten la elaboración de un producto de mejor calidad y de una manera más eficaz.

En la mayoría de las granjas, las vacas son ordeñadas a mano dos veces al día. Con la introducción de robots de ordeña, las vacas mismas eligen cuándo ser ordeñadas y este proceso se puede realizar en múltiples ocasiones, reduciendo el estrés en las vacas y aumentando significativamente la producción.

En este caso, la innovación no se detiene ahí. Para mantener la productividad, es necesario aumentar el número de vacas y es ahí donde otra herramienta con IoT entra en acción. En las granjas modernas, las vacas cuentan con un collar con IoT que monitorea la actividad de cada animal y es capaz de identificar cuando están en celo. Una vez que esta información es detectada por la computadora, se notifica al ganadero sobre el mejor momento para realizar la inseminación artificial.

Gracias a estas tecnologías, cada granja puede tener más vacas, menos estrés y más producción.  

Te recomendamos: 7 áreas que pueden aprovechar el Internet de las Cosas.

Pero mejorar la producción de cosechas y ganado solo es una parte de la aportación tecnológica. Para traer el desayuno hasta mi mesa, hace falta recorrer un largo camino, y es en ese traslado donde la conectividad y la digitalización resultan cruciales.

La transportación de productos perecederos, representa un importante reto económico y logístico. No solo se tienen que trasladar los productos a través de montañas, ríos y mares, si no que tienen que llegar en perfectas condiciones para poder ser consumidos todos los días por millones de personas.

Con el uso de sensores habilitados con IoT, se puede dar seguimiento puntual a los productos transportados, en cualquier punto de la ruta y con base en eso, se pueden hacer cambios en el itinerario. Esto nos permite evitar la pérdida de calidad del producto, que es un objetivo importante para todas las partes implicadas.

Usando tecnologías de Internet de las Cosas, se puede obtener mejor control sobre activos y calidad, incrementar el rendimiento operativo y fortalecer la posición competitiva. Y a nosotros… nos permite tener un desayuno saludable en casa todos los días.

*La autora es Vicepresidenta Adjunta de Asuntos Externos de AT&T, México.

Relacionadas

Comentarios