HistoriasNegocios

Así es como Kodak quiere sobrevivir en tu smartphone

Kodak no sólo apuesta a la venta de equipos físicos para digitalizar imágenes, sino que quiere meterse a los smartphones a través de un software que permite escanear documentos y fotografías.

25-01-2017, 6:56:30 AM

La palabra innovación ronda la mente de Vanilda Grando durante las 24 horas del día. La ejecutiva brasileña sabe que esa misma palabra se convirtió en la pesadilla de la marca Kodak y de la bancarrota que ensombreció a la empresa de cámaras fotográficas. Vanilda está al frente del negocio de Kodak Alaris en Latinoamérica, división de negocio que se encarga de comercializar tecnología para la digitalización de imágenes.

En 2012, la escasa innovación al interior de Kodak trajo consigo una crisis que llevó a la firma a declarar a varias de sus filiales en quiebra; al año siguiente; Kodak Alaris se constituyó como una empresa nueva que quería cambiar la historia de números rojos con la venta de escáner y software.

Hace 4 años, Vanilda Grando ingresó a Kodak Alaris, con la misión de incrementar las ventas de la filial en Latinoamérica.  La primera mujer con un puesto directivo en la flamante división estrenada baja el sello emblemático de cámaras.

“Llegué a una compañía que era centenaria, con desafíos fuertes. Además, yo era la única mujer en la región que manejaba un equipo de ventas”, dice en entrevista Vanilda Grando, directora de Negocios de Kodak Alaris para América Latina.

La misión de Vanilda era transformar el área de Negocios enfocada a digitalización para la firma que fuera famosa por sus soluciones de fotografía. En 2015, la empresa es líder en el mercado latinoamericano contaban con 38.4 por ciento del mercado en términos de equipos de escáner vendidos, y en 2016 iniciaron con una posición de 42 por ciento.

En la actualidad, la operación de mayor importancia para Kodak Alaris se encuentra en Brasil, con 40% de las ventas totales de Latinoamérica, y México representa 25% del total, aunque la idea es que el país aporte un 30% en 2017.

Kodak Alaris es una empresa de 3,600 empleados alrededor del mundo, con una facturación de 1,200 millones de dólares al año, la cual cuenta con operación en Asia, Europa, África, Estados Unidos y Canadá.

La gran apuesta no sólo es la venta de equipos físicos para digitalizar imágenes, sino meterse a los smartphones a través de un software que permite escanear documentos y fotografías. Esta es la pelea que quiere dar la división de Kodak como una revancha con los dispositivos que sacaron al corporativo del juego hace 4 años.

La pelea por la imagen

El martes 3 de septiembre de 2013, el corporativo de Kodak salió de la bancarrota al terminar con la suspensión de pagos que había iniciado en enero de 2012. El entorno de negocio había cambiado para la marca de fotografía.

De un mundo que era gobernado por el papel, ahora pasa a un universo digital, en donde Kodak Alaris quiere estar presente.

La idea es continuar con el desarrollo de innovaciones que permitan que un documento sea digitalizado a través de un teléfono móvil.

Hoy, 15.4% del mercado mexicano es ocupado por Kodak Alaris, aunque, la firma pelea para obtener el liderazgo en el mercado mexicano.

El mercado de México puede obtener la madurez en el mercado de soluciones de digitalización en escáner y software de captura.

“Yo hice una transformación bastante importante en el equipo de Ventas y, a mediados de 2015, asumió la responsabilidad de toda la división de Information, que incluye el manejo del área de servicios, área de productos y marketing”, dice la ejecutiva.

El reto ahora es hacer una segunda transformación al interior de Kodak Alaris en el país. “El gran desafío es México, porque el país tiene una historia afortunada en la transición de la marca.”

Jeff Goodman, director ejecutivo de Kodak Alaris, tiene el objetivo de llevar a la empresa a la excelencia en el servicio al cliente. Vanilda trabaja en sintonía de la estrategia internacional que el grupo mantiene.

El principal reto de Kodak Alaris es restablecer la credibilidad de la marca en término de políticas y de canales de venta.

“El servicio y la atención al cliente son parte de los pilares que quiere fortalecer la división de Kodak en México”, dice Grando.

El objetivo es pasar de una compañía que ofertaba hardware a ser reconocida como una compañía de soluciones.

La división de Kodak también oferta productos de Big Data, optimización, transformación, información, escalabilidad, automatización, por mencionar algunos.

El regreso a la innovación

El 12 de septiembre de 1922, el corporativo de Kodak se estableció en México para atender las necesidades de los fotógrafos aficionadas y profesionales, además de presentar la película de Rayos X para fines médicos. Para 1940 introdujo al mercado el sistema de microfilmación y, en 1947, la película para las artes gráficas.

Vanilda Grando quiere retomar las glorias del pasado desde Kodak Alaris y crecer el negocio en el país.

“La ventaja es que somos mucho más ágiles y tenemos la posibilidad de estar mucho más cerca de los clientes”, dice la ejecutiva.

La firma se enfrenta a competidores como Canon, Panasonic, HP en el mercado de equipos escáner; sin embargo, en el mercado de software se enfrenta a gigantes tecnológicos como Google.

Tienen un contrato firmado para digitalizar el acervo de la Fototeca de México. “Es un paso importante para mostrar la historia de México y las soluciones de Kodak.”

Vanilda Grando está lista para dar la batalla en el nuevo entorno de negocios que es gobernado por la tecnología. Sabe que la innovación es la forma de no quedarse fuera de la foto.  “Kodak Alaris es una compañía renovada y mucho más fuerte, la cual está preocupada por mantener el cariño por la marca sin perder la oportunidad de innovar todos los días.”

Relacionadas

Comentarios