Opinión

Así fue en redes el debate más compartido de la historia

Hillary Clinton y Donald Trump utilizaron a los líderes de opinión que los apoyan para trasladar su lucha a Twitter y Facebook. En total alcanzaron más de 35 millones de comentarios.

11-10-2016, 12:09:47 PM
Así fue en redes el debate más compartido de la historia
Carlos Gutiérrez*

El domingo 9 de octubre se llevó a cabo el segundo debate presidencial rumbo a las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos. Las redes sociales comenzaron a especular sobre lo que podría acontecer debido a las declaraciones e información revelada en días anteriores, por lo que el evento realizado desde la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri, fue el centro de atención a nivel internacional. Ambos candidatos comenzaron con publicaciones en sus redes sociales desde tempranas horas, preparando el camino a lo que sería el debate más compartido en redes sociales.

Desde tempranas horas del domingo, Hillary Clinton comenzó con publicaciones haciendo referencia a su lema “I´m with her” colgando una imagen en Twitter, además de agregar el enlace para hacer donaciones a su campaña. Durante el transcurso del día, antes de iniciar el debate, mostró a través de retuits el apoyo de otras personalidades de Estados Unidos, tanto del sector empresarial, como del deportivo, además de mostrar el apoyo de sus seguidores y de su compañero de fórmula, Tim Kaine. Tendencia que continuó hasta postear una fotografía, en su tradicional estilo a blanco y negro, en la cual se decía lista para empezar con el debate. Una vez empezado el evento, la cuenta de Clinton comenzó con la publicación de diferentes contenidos, de acuerdo a los temas que se trataban, sin embargo, a diferencia de eventos anteriores, esta vez la cuenta de Hillary Clinton tuvo mayor actividad gracias a retweets de sus cuentas de campaña como “The Briefing”, de cuentas de ataque a Trump, como “Literally Trump”, la cuenta de su compañero de fórmula, quien opinaba respecto al debate. Su cuenta de Twitter en español manejó los mismos temas a lo largo del día y del debate, solamente sin dar RT a las cuentas externas mencionadas, pero sustituyéndolas por otras, por ejemplo, con gente de su equipo de campaña o la cuenta de política de Univisión.  

En Facebook, las publicaciones fueron más limitadas, pero bajo la misma línea, mostrar el apoyo que tiene de diferentes personalidades, como fue el caso de Joe Biden, actual vicepresidente de Estados Unidos, o el apoyo que tiene por parte de la sociedad en general. El material visual fue similar al de Twitter. Las fotos en blanco y negro se utilizaron al inicio del día y al momento de mostrar que ella estaba lista para el debate. Al momento del debate, la actividad fue mucho más constante a través de Twitter y al finalizar el mismo, se publicó en su página de Facebook que ella fue quien ganó el debate y otra publicación referente a que Trump no quiso disculparse por sus comentarios misóginos.

Instagram también formó parte de la táctica digital de Hillary rumbo al segundo debate. Fueron seis publicaciones las que la candidata demócrata colgó en su cuenta, cada una de ellas con un mensaje específico. La primera buscaba que sus seguidores mostraran el apoyo que tienen hacia ella, siguió un video en el que se mostraba Hillary a través de los años y cómo siempre ha buscado ayudar a la gente, colgó una fotografía en blanco y negro, en la cual se dice lista para el debate. Durante el debate, colocó un pequeño video donde se aprecia una de sus intervenciones, señalando las declaraciones de Trump en contra de las mujeres; al finalizar el evento publica una imagen con el lema “I´m with her” al mismo tiempo que invita a darle like si estás orgulloso de ser parte del equipo de Hillary, alimentando el sentimiento de pertenencia y acompañándolo de un enlace para que donaran a la campaña. Termina el día con una imagen que la muestra como ganadora del debate con una amplia ventaja.

En Snapchat, sus publicaciones fueron variadas y bien segmentadas. Publicó una imagen graciosa, la cual tuvo su origen en el debate anterior, en la que señalaba que estaba lista para el debate. Otra en la que mostraba a personaje público que le apoya. También una dinámica en la que aclara que no tiene que ver con filtors, ampliando el segmento poblacional al que se dirige y tratando de conseguir más datos de las personas que siguen la cuenta de Hillary en Snapchat. Después compartieron los snaps con mensajes y microsegmentos: inmigración, igualdad, equidad de género, estudiantes, que Hillary tiene grandes ideas, porque es la más cualificada y confiable. Una táctica diferente en la que seguramente consiguió buena interacción y llegar a un público más amplio.

En todas las redes sociales, el objetivo era el mismo, mostrar a Hillary como una persona calificada para la presidencia de Estados Unidos, al mismo tiempo que descalificaba a su oponente, señalando sus puntos negativos. La diferencia estuvo en la forma de emitir el mensaje, aprovechando las diferentes dinámicas de cada red social, el sector social al que se dirigían y el perfil sociodemográfico que se encuentra en cada una de ellas.

En el caso del candidato republicano, sus cuentas de Twitter se vieron con una gran actividad el día del debate. Durante las primeras horas del domingo, Donald Trump se dedicó a contestar algunos mensajes en su cuenta de Twitter, en los cuales se apreciaba el apoyo de sus adeptos. A lo largo del día, publicó mensajes en contra de las políticas de Barack Obama, de las posturas que ha tomado Hillary Clinton y a mostrar el apoyo que tiene por parte de algunos sectores de la sociedad de Estados Unidos. Momentos antes de empezar el debate, Trump señaló que su equipo de “deplorables”, como los había llamado Clinton anteriormente, serían los que tendrían el control de la cuenta. Durante el debate, además de señalar las posturas de Trump, en relación a los temas tratados en el debate, el contenido seguía dirigido a la crítica hacia el gobierno de Obama y las acciones de Hillary. Al terminar el debate, se declaró ganador y la última publicación desde su cuenta personal fue una fotografía donde se apreciaba en compaña de su familia. La cuenta de Team Trump siguió la misma línea de acción de la cuenta personal de Trump, sin embargo, en esta última, los mensajes eran más constantes.

Además, se combinaba con diferentes RT´s de personas a favor de Donald Trump o de parte de su equipo de campaña, como se había dado anteriormente. Durante el debate, los mensajes fueron igual que en su cuenta personal. Utilizó infografías para señalar datos negativos de la candidata demócrata, además de videos e imágenes en las que se hacía referencia a ella como corrupta o mentirosa. Sin embargo, en la cuenta de su equipo, no solamente se publicaban declaraciones de Donald Trump sobre Hillary Clinton, también declaraciones de Mike Pence, compañero de fórmula de Trump, a través de imágenes.

Las publicaciones en Facebook fueron en la misma línea que las de Twitter, donde se mencionaban diferentes razones para demostrar por qué el gobierno de Obama no ha sido bueno, las razones para decir que Clinton es una mentirosa y corrupta y porqué Trump hará grande a América de nuevo. Mostraba notas en la que señalaba cómo Hillary, junto con su esposo, habían agredido a diferentes mujeres. También a través de fotografías fue narrando sus momentos previos al debate, como por ejemplo cuando llegó a la sede o durante la junta con su equipo de campaña para prepararse. Compartió videos de personas que apoyan su campaña. Al dar inicio el debate, colocó una imagen que decía que estaba listo para pelear por América, otra donde señalaba el lema de Hillary: “I´m with her” mientras él señalaba que su lema era “I´m with you” refiriéndose a toda la gente estadounidense. En cuanto al primer tema del debate, colgó una imagen donde señalaba que su plan comenzaba con dar seguridad a su país. Durante el resto de este segundo debate, en cada tema que se hablaba, daba sus propuestas, al mismo tiempo que descalificaba el gobierno de Obama y la campaña de Hillary, llegando a mencionar que la metería a la cárcel, cuando él llegue a la presidencia. Terminando el debate, colocó una fotografía, misma que utilizó en sus otras redes sociales, declarándose ganador.

Instagram también fue otra red donde tuvo presencia el candidato republicano. Al igual que Hillary, realizó seis publicaciones en esta red el día del debate. Estas fotografías fueron las mismas que fueron publicadas ya sea en Facebook o Twitter, como por ejemplo la llegada a la sede del debate o la fotografía con su familia, la cual fue la última publicación del día. Por su parte, Snapchat no tuvo actividad, contrario a lo que ocurrió el primer día del debate, donde esta red inclusive tuvo su propio geofiltro.

Al terminar el debate, las cuentas oficiales de Facebook y Twitter informaron que éste había sido el debate más compartido en la historia, con 20 millones de comentarios la primera red social y  Twitter indicó que se habían lanzado cerca de 17 millones de tuits referentes al debate. Sin embargo, los primeros datos de Nielsen afirmaron que la audiencia televisiva fue entre un 19% y 20% menor al primer debate del debate del 26 de septiembre.

*El autor es consultor especializado en la definición e implementación de estrategias digitales en Comunicación Política.

Relacionadas

Comentarios