Economía y FinanzasPara Entender

Así fue como Banxico salvó las finanzas otra vez y logró el superávit

El superávit que alcanzó el sector público fue de 416,691 mdp y fue logrado gracias a los ingresos tributarios y los remanentes del Banxico.

03-08-2017, 6:37:25 AM
Banxico apoya las finanzas públicas y logra el superávit.
Especial. Banxico apoya las finanzas públicas y logra el superávit.

Después de casi una década, el sector público registró más ingresos que gastos en la primera mitad del año. El superávit que alcanzó el sector público fue de 416,691 millones de pesos (mdp) y fue logrado gracias a los ingresos tributarios y los remanentes del Banco de México (Banxico).

Así se dio a conocer a finales de julio pasado en el Informe Trimestral de las Finanzas Públicas y la Deuda Pública. “Las finanzas públicas han mostrado un mejor panorama este año, sobre todo, después de que las calificadoras alertaran sobre el crecimiento de la deuda y la importancia de la consolidación fiscal fue mucho mayor”, dice Mariana Ramírez Montes, analista económico de Ve por Más.

El superávit fue conseguido por el gobierno federal gracias a la reducción de los gastos y el incremento en los ingresos petroleros y los no recurrentes, que es en donde se encuentra el remanente del Banxico.

El remanente de Banxico representa recursos que son entregados a la autoridad hacendaria por ley y que un 70% son destinados para pagar obligaciones gubernamentales federales, es decir, la deuda gubernamental, mientras que el 30% por ciento restantes se envía al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

“Lo que vimos fue un apoyo en la parte de los ingresos del gobierno federal y también al pago de la deuda”, dice la analista de Ve por Más.

Los remanentes de Banxico se han convertido en una bocanada de aire fresco que el organismo dirigido por Agustín Carstens da a las finanzas gubernamentales en tiempos álgidos.

En marzo pasado, el Banxico entregó a la dependencia que encabeza José Antonio Meade un monto histórico de 321,653 mdp, como parte de un remanente de operación total en 2016 de 535,311 mdp.

El remanente del banco central se obtiene como parte de las ganancias que el Banxico tiene de sus operaciones, las cuales se constituyen por reservas internacionales, que se traducen en oro y dólares. La pérdida del peso frente al dólar genera una ganancia para el organismo.

En 2016, el peso tuvo una depreciación frente al billete verde de casi 20% por la incertidumbre generada por las declaraciones de Donald Trump, la salida de Reino Unido de la Unión Europea y la desaceleración de China.

“Como ya estamos viendo una recuperación de la divisa probablemente el remanente del Banxico sea mucho menor al que vimos este año y, en este sentido, el gobierno no tendría este ingreso adicional”, asegura Ramírez Montes.

 

 

Ingresos del gobierno crecen 33% gracias a Banxico

Mayor actividad económica

Sin embargo, el superávit que ha logrado el país podría ir más allá de los recursos entregados por Banxico. Durante el primer semestre del año, México ha observado un crecimiento de 5.2% en sus ingresos tributarios, en comparación con el mismo periodo del año pasado, mientras que la actividad económica tiene un mayor ascenso y los ingresos no tributarios crecieron 59.9%.

En el primer semestre del año, México ha mostrado un superávit primario de 1,518.8 mdp.

Si eliminamos el efecto del remanente de Banxico, los ingresos no tributarios de cualquier forma mostrarían un crecimiento de 39.3%, gracias a una expansión principalmente del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, así como del rubro de aprovechamientos. Es importante señalar que el superávit primario también se debe a una reducción de 4.8% en el gasto programable del primer semestre en comparación con el mismo periodo del año pasado”, explica Gabriela Siller Pagaza, directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base.

Siller Pagaza explica que Cabe que el 70% del remanente de operaciones de Banco de México fue usado principalmente para la recompra de deuda (40,000 mdp), para una reducción del programa de colocación correspondiente al tercer trimestre de 2017 (5,620 mdp) y para reducir el endeudamiento externo de mercado en 2017 (74,480 mdp). Con esto quedarían pendientes de utilizar 105,057 mdp para reducir el endeudamiento este año.

El otro 30% del remanente, se destinará al incremento de activos, 79,978 mdp para el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, 13,629 mdp para el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos y 2,889 mdp para pagar aportaciones a organismos internacionales.

En abril pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya había previsto que México logaría un superávit fiscal primario equivalente a 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 y de 1.3% hacia 2018.

El FMI proyecto que, al revertir el déficit hacia el superávit, el gobierno mantendrá una trayectoria favorable que podría extenderse hasta 2022.

El Banxico ha contribuido a impulsar las finanzas públicas y, ahora, el gobierno federal tiene el reto de aumentar sus ingresos tributarios, que representan casi un 55% de los recursos obtenidos, mientras que el ingreso petrolero oscila en un 16%.

Relacionadas

Comentarios