A FondoTelecomunicaciones

Así es como AT&T quiere tumbar los planes de Slim

AT&T tiene un plan para endurecer las medidas regulatorias a América Móvil, de Carlos Slim, y retrasar sus planes de dar televisión de paga. ¿Quién ganará esta batalla?

17-03-2017, 6:40:02 AM

Por Genaro Mejía y Darinka Rodríguez

A casi tres años de que América Móvil fuera declarada Agente Preponderante en telecomunicaciones, AT&T tiene un plan para endurecer las medidas regulatorias y retrasar los planes de Carlos Slim para dar TV de paga.

Pese a las medidas implementadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para remediar los efectos de la preponderancia en la competencia y la libre concurrencia, desde marzo de 2014, hoy América Móvil (AMX) tiene una participación de mercado, por suscriptores, de 62.3 por ciento del sector en México, con niveles de participación de mercado de hasta 68 por ciento en servicios de telefonía móvil y 70.7 por ciento en servicios de banda ancha móvil, lo que está muy por arriba del límite de 50 por ciento impuesto por la ley y la Constitución Mexicana.

Esta semana, el Instituto Federal de Telecomunicaciones endureció las medidas impuestas en 2014, que incluyen alginas de las peticiones de AT&T para mejorar la competencia, como la publicación de las ubicaciones de su infraestrucura pasiva (es decir, torres, postes y ductos) para que todos los competidores puedan instalar bases de radio en las torres de Telmex y tener acceso al espacio para instalar equipo electrónico para brindar el servicio.

“Hasta ahora, AT&T no ha sido capaz de usar una sola torre de Telmex porque no cuenta con su inventario. Por lo tanto, esta medida asimétrica aún no ha sido totalmente implementada”, dice la empresa en su informe: “Preponderancia y competencia efectiva en el sector de telecomunicaciones en México”.

Pero no todas las medidas que presento el IFT son suficiente para AT&T, quien pide también que el IFT declare a la empresa DLA y sus filiales, que proveen los servicios de Clarovideo, como parte de la preponderancia de América Móvil, con la consecuente imposición de medidas asimétricas, como la prohibición de adoptar acuerdos de exclusividad y realizar subsidios cruzados.

Lee: Televisa y América Móvil, los dominantes que nadie vence

Durante una reunión con columnistas y líderes de opinión, el nuevo director de AT&T México, Kelly King, dijo que la firma mantiene su compromiso de inversión en el país, pese al complicado contexto internacional, provocado por las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y dijo que la empresa confía en que la autoridad regulatoria realizará una resolución para fortalecer la competencia en el sector.

“AMX ha expresado públicamente su intención de solicitar la eliminación de las restricciones que le impiden ofrecer servicios de televisión. Sin embargo, permitir la entrada de AMX al mercado de televisión sería contrario a la ley aplicable, entre otros motivos, porque AMX no ha reducido su participación abrumadora en el sector y ello le permitiría aprovechar su dominancia en otros mercados del sector de telecomunicaciones en perjuicio de la competencia y los consumidores, en contra de lo que dictaminan las normas legales mexicanas”, recalca AT&T en su estudio.

Apenas el 22 de octubre del año pasado, AT&T anunció la compra de Time Warner, uno de los principales grupos de medios del mundo, por 85,400 millones de dólares, con lo que sumó el negocio de contenidos a su cartera de servicios de telecomunicaciones.

“Definitivamente no se puede decir que en México ya se tiene una competencia sana en el mercado, pues a dos años (sic) de la reforma al sector todavía hay mucho que resolver”, dijo Troy Hatch, vicepresidente jurídico y abogado general de AT&T México.

Tres años de preponderancia

El 6 de marzo de 2014, como parte de la reforma en telecomunicaciones aprobada en 2013, se declaró a América Móvil como preponderante en el sector, por lo que se le impusieron una serie de medidas asimétricas para disminuir su presencia en el mercado, siendo algunas de las más importantes: tarifas de interconexión cero con sus competidores, eliminación de roaming o larga distancia nacional, la obligación de compartir su infraestructura con los demás operadores y establecimiento de una tarifa máxima para todos los servicios que brinda la empresa (telefonía fija, móvil, banda ancha fija y móvil, entre otros).

En marzo de 2016, a dos años de implementadas estas medidas, el IFT inició la evaluación de su cumplimiento. Sin embargo, el organismo pospuso el fallo de esta resolución de noviembre de 2016 a febrero de 2017, por lo que estamos a pocos días de conocer la decisión del regulador.

Pero no sólo AT&T considera que las medidas asimétricas deben de permanecer. El Instituto del Derecho en Telecomunicaciones (IDET) destaca que “la regulación ha sido escasamente eficaz para reducir la desproporcionada participación de mercado del operador incumbente, hoy denominado preponderante”.

Sin embargo, para el propio Carlos Slim, estas medidas resultan “absurdas” en un mercado donde ya existe una competencia intensa, justamente desde la llegada de AT&T. Además, ha dicho Slim, estas disposiciones no permiten que haga mayores inversiones en las zonas más alejadas.

“La mejor muestra son los precios, y que la empresa nacional esté subsidiando a las empresas extranjeras, que además no les hace falta: estás dando 800 millones de pesos al mes, mientras que andan comprando empresas por allá (en Estados Unidos)”, dijo el empresario en conferencia de prensa el pasado 27 de enero.

Lee también: Así es como Slim busca saltarse la regulación para ir por TV

¿Quién ganará?

Mientras que AT&T solicita endurecer las medidas de preponderancia, 68 por ciento de los especialistas que manifestaron su opinión en la consulta pública del IFT sobre las medidas aplicadas a América Móvil, citados por el IDET, se pronuncia a favor de continuar con la regulación asimétrica de preponderancia en telecomunicaciones tal como está hoy.

Para Miguel Flores Bernés, abogado experto en competencia y excomisionado de la Comisión de Competencia Económica, no es viable un escenario donde se suprima la preponderancia, pero las medidas deberán de analizarse caso por caso para ver si se han cumplido.

“Las medidas deben de irse acoplando a los mercados donde haya mayores problemas. En mercados donde ya no hay problemas, probablemente sí podrían relajarse, pero pienso que el IFT debe hacer un análisis en cada mercado para tomar medidas especiales en cada uno de ellos, lo que esté funcionando mantenerlo y lo que no sirve, deshacerse de ellas”, dice en entrevista.

Pero a muy pocos días de que el IFT emita una postura al respecto, el experto considera que debe de haber mano dura en donde se requiere, pero evitar caer en la tentación de sobrerregular, sobre todo cuando se habla de empresas como DLA.

“Habrá que ver en los mercados donde tenga incidencia esa empresa y ver si es necesario incorporarla en los temas de preponderancia, pero en todo caso también existe la figura de la dominancia. No es conveniente abusar del camino de la preponderancia cuando con esta figura se pueden atender problemas desde el punto de vista de competencia. Hay que analizarlo con cuidado”, expone.

En una hoja informativa sobre su postura respecto a la preponderancia de América Móvil entregado a algunos periodistas, AT&T advierte del grave riesgo para la competencia en el sector de las telecomunicaciones, si las autoridades no hacen lo que deben:

“Los objetivos de la Reforma de Telecomunicaciones de 2013 aún no han sido cumplidos –y se corre el riesgo de que sean aplazados por mucho tiempo. La incertidumbre sobre la plena aplicación de las medidas asimétricas se traduce en una importante barrera a la inversión, lo cual significaría una derrota a la competencia y garantizaría que la preponderancia continúe.”

Te recomendamos: ¿La TV de paga es la solución a los problemas América Móvil?

 

Relacionadas

Comentarios