A FondoMarketing

Así es como el e-commerce pone en jaque a la mensajería tradicional

El auge de las ventas en línea impulsa la modernización del sector logístico tradicional, mientras nuevas alternativas buscan revolucionar el mercado.

11-04-2017, 6:35:11 AM
e-commerce-mesajeria

Por Sharay Angulo

Diana Ojeda tiene siete años de experiencia en comercio electrónico y se ha especializado en el mercadeo digital de moda. En plena época navideña 2016, se incorporó como gerente senior de Digital & E-commerce de la cadena de tiendas de ropa para mujer, Julio. Su tarea: reforzar la incursión de la marca mexicana en el comercio en línea. “Hace cuatro años, la empresa comenzó a hacer pruebas piloto en una plataforma muy pequeña, con la ayuda de un programador. Pero hace un año se decidió a retomar bien esta área del negocio”, nos cuenta en entrevista.

Uno de los grandes retos de las compañías que incursionan en el comercio en línea es pasar de una logística tradicional a otra de uno a uno. “Es muy diferente entregar a tus tiendas propias, que entregar tus productos a cada persona. Es otro nivel de complejidad”.

Hace apenas siete años, las empresas de paquetería no estaban familiarizadas con el comercio electrónico, pero debido a los crecientes volúmenes, han evolucionado hasta tener equipos dedicados exclusivamente al e-commerce. Ya hablan de web services, de hacer guías procesadas y no manuales, y de dar un servicio al cliente lo más personalizado posible.

La Asociación de Internet.mx (Amipci) estima que en 2016 el comercio electrónico se incrementó en más de 30% y prevé crecimientos futuros en el número de transacciones –de 35% en 2017–, especialmente por la incursión de empresas tradicionales y nuevos emprendimientos, según señala su director general, Julio César Vega. En su estudio Comercio electrónico en México 2016, la asociación publicó que este mercado movilizó más de 257,000 millones de pesos (mdp) en 2015, un alza de 59% en valor.

Alguien debe encargarse de trasladar y entregar los nuevos productos que se venden en línea. Era solo cuestión de tiempo para que el auge del e-commerce generara una disrupción entre las empresas mexicanas de mensajería y paquetería. México es el segundo mercado para el comercio electrónico en la región, solo superado por Brasil.

La mayoría de las asociaciones y empresas del sector, consultadas por Alto Nivel, coinciden en que existe capacidad –en infraestructura, sobre todo– para atender el aumento de ventas en línea propiciado por la demanda, aunque son varios los retos que esto implica.

Evolución obligada

“Desde hace algunos años se ha observado un cambio en la relación entre paquetes y mensajería. Actualmente son más los paquetes, debido a la mayor digitalización de documentos y al crecimiento sostenido de las compras por internet, que en México ha superado el 30% anual por más de tres años”, confirma Adriana Valadez, presidenta de la Asociación Mexicana de Mensajería y Paquetería (AMMPAC) y directora de Mercadotecnia de Estafeta.

Las empresas mexicanas del ramo han estado realizando inversiones para afrontar la demanda, asegura Valadez. Ojeda añade que “ahora hay un abanico interesante de posibilidades, gracias también a la llegada de empresas jóvenes que –con sus plataformas tecnológicas– vienen a revolucionar el servicio con opciones de entrega el mismo día, en moto o en bicicleta, como Thunder Delivery o Mail Boxes”.

Julio César Vega considera que la oferta actual de servicios cubre la demanda, y se tiene capacidad para ampliarla; sin embargo, hay dos áreas de oportunidad: Correos de México debe profesionalizar sus servicios para convertirse en una opción competitiva y, a la vez, las empresas tradicionales y las pequeñas que surjan tienen que incorporarse al e-commerce. Deben profesionalizarse a nivel humano y tecnológico, particularmente para hacer más envíos foráneos y poder rastrearlos.

Estar preparadas para el auge del comercio en internet no es una opción para las empresas de servicios de paquetería, de acuerdo con el socio líder de Industria Retail de KPMG, José Manuel González. “Si no son capaces de entregar los productos en el momento y cantidades que se requieran, las tiendas cambiarán de proveedores, haciéndolas desaparecer”.

¿Quién marca el paso?

La AMMPAC reúne a las empresas mexicanas del sector, por lo que no maneja cifras totales de este mercado, en el que firmas transnacionales mantienen cuotas de participación importantes.

Estafeta es uno de sus socios. Su director, Ingo Babrikowski, dice que tiene el liderazgo en México, con una penetración de 30% en número de envíos. Con base en una encuesta realizada entre sus clientes, calcula que su empresa, junto con DHL y Fedex, lograron el 76% del mercado en 2016.

Babrikowski coincide en que el sector está preparado para afrontar el auge de la demanda. El año pasado, Estafeta reportó un crecimiento de 15%, para un alza de tres puntos porcentuales versus 2015 y un total de 30.7 millones de envíos. De esas ventas, 7.8% correspondieron a despachos de e-commerce, 41% más que el año previo. No obstante, reconoce que hay problemas por resolver con los picos de ventas en temporadas como el Buen Fin, Hot Sale y Navidad, así como con los precios, que en México son más altos que en países desarrollados por los volúmenes relativamente bajos que todavía se manejan.

“Estábamos acostumbrados a crecimientos de 20% en Navidad y en 2016 fue de 38%. Amortiguar esa subida no es fácil, porque implica aumentar la capacidad por unas semanas y luego desinflarla. En mercados desarrollados estos picos no son tan pronunciados”, comenta Babrikowski. González, de KPMG, refiere que es fundamental el conocimiento de los hábitos de consumo de los clientes, para adelantarse a la demanda en fechas importantes.

Para poder anticipar los volúmenes, las tiendas deben trabajar en conjunto con las empresas de paquetería. El Hot Sale tuvo un éxito de casi 70% de aumento en ventas y nadie lo supo antes. El inconveniente con los precios es que si la tienda vende productos de bajo valor en internet, el costo del envío se hace demasiado alto por los bajos volúmenes.

La profesionalización del Servicio Postal Mexicano puede ayudar a mejorar los costos, en opinión del director de la Asociación de Internet.mx. “Correos de México es parte de la asociación y están ocupados en el tema. Nos gustaría ver que pronto se convierta en un jugador importante que nos ayude a bajar los costos”, dice.

Potencial a la espera

En la Asociación Mexicana de Logística y Cadena de Suministro (AML) consideran que no hay capacidad para responder al crecimiento de la demanda. Si bien el sector puede tener suficiente infraestructura, no hay coordinación con la autoridades ni regulación para su mejor aprovechamiento, según su presidente, Gastón Cedillo.

“Hemos expuesto la necesidad de integrar el enfoque logístico con la planeación de la ciudad. Ver la logística como ‘transporte de carga’ limita el potencial de organización y eficiencia que podemos aportar al conjunto de operaciones urbanas”, dice.

El auge del comercio en línea es tanto una oportunidad para la logística, como un reto para las ciudades, debido a la movilidad. La Ciudad de México es una de las urbes con mayor congestión vehicular.

Este es un extracto del texto que el autor escribió para Alto Nivel y que podrás consultar completo en la edición impresa de abril. Busca tu revista en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la revista digital. Sigue nuestra conversación en Twitter y Facebook.

 

Relacionadas

Comentarios