A Fondo

Así deben ser los nuevos maestros del México del futuro

Más allá de la politización de la educación, los maestros son la parte central de la solución al grave rezago educativo que vive nuestro país. Estos son los cuatro pilares que deben formar a los profesores del futuro.

24-10-2016, 2:33:16 PM
Así deben ser los nuevos maestros del México del futuro
Xóchitl Austria

Entre la entrada en vigor de la reforma educativa y la puesta en marcha del nuevo modelo educativo, los maestros mexicanos han quedado atrapados. Con la politización de la educación y la participación de grupos de poder en las discusiones sobre cómo evaluar su labor, los profesores de nuestro país se han quedado sin las herramientas necesarias para hacer su trabajo: formar a los mexicanos del futuro.

La reforma educativa que entró en vigor en febrero de 2013 en México ha generado grandes discusiones sobre si se trata de una reforma laboral o si realmente conducirá a la mejorara de la calidad educativa. Los primeros tres años han girado entorno a la evaluación de los maestros (el despido masivo) y el conflicto magisterial.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) puso a discusión (del 20 de julio al 30 de septiembre) el modelo educativo y la propuesta curricular de educación obligatoria, que contempla la autonomía currícular a partir de la cual se elaborarán los nuevos planes y programas de estudio y los libros de texto.

En el modelo educativo propuesto por la SEP se contempla que cada escuela pueda definir su plan de estudios de acuerdo a su contexto. La propuesta del modelo educativo aborda temas como: ¿qué estudiantes se quiere formar?, ¿a través de que contenidos?, ¿cuáles son los aprendizajes claves?, ¿cuáles los relacionados al desarrollo personal y social?

En este marco, esta semana se realiza la Cumbre de Líderes en Acción por la Educación 2016 (CLASE), organizada por el Instituto de Fomento e Investigación Educativa (IFIE) y Compromiso Social por la Calidad de la Educación (CSC).

En entrevista con Alto Nivel, Marinela Sertvije, presidenta de IFIE, señala que la primera etapa de la reforma educativa fue estructural, pues había que cambiar las reglas del juego en la selección y promoción de los maestros y también en la profesionalización de los docentes.

“Era necesario seleccionar a los maestros, y que estén los que realmente tiene vocación y están motivados. Que sean los mejores. Los niños de México merecen tener a los mejores profesores”, explica.

La segunda parte, señala, tiene que ver con el modelo educativo y las oportunidades que deben tener los maestros para capacitarse y tener una mejor remuneración con base a su talento, capacidad y desempeño.

Milagros Fernández, presidenta ejecutiva del IFIE,  agrega que la educación en México ha crecido en cobertura, pero la calidad sigue siendo muy baja, sobre todo, en comunidades indígenas o en poblaciones que tienen un nivel socioeconómico bajo.

“Necesitamos transformar el aprendizaje. Las competencias para las exigencias del mercado del siglo XXI son nuevas y no hemos logrado enseñarlas en las escuelas. Los maestros necesitan que los acompañen para que puedan formar alumnos integrales que contemplen lo cognitivo y socioemocional”, explica Fernández.

En este sentido, ambas promotoras de la educación en México nos dicen cómo deberían ser los nuevos maestros para conseguir formar a los nuevos estudiantes de esta era.

¿Cómo es el perfil del nuevo maestro?

1. Ser ejemplar

Marinela Servitje, quien es sociológa de formación y empresaria, señala que los maestros tendrán que ser ejemplares, porque la mejor enseñanza es el ejemplo.

“Muchas de las habilidades que queremos tener en los estudiantes, el maestro las tiene que tener primero, si quieres que las aprendan los alumnos. Los profesores deben apropiarse primero de esas habilidades, competencias y tener un buen comportamiento”, explica.

2. Capacidad para seguir aprendiendo

La reforma educativa contempla cursos de capacitación y formación para los maestros.

“Los maestros deben tener la capacidad de seguir aprendiendo, aunque tengan 20 o 30 años de servicio, pueden cambiar su rol a ser más que instructores, guías y mediadores. No pueden quedarse en su zona de confort”, dice Servitje.

3. Trabajo en equipo

A veces, los maestros trabajan de manera muy solitaria y eso no ayuda a que mejoren.

Milagros Fernández asegura que la manera más importante de cambiar es a través de la retroalimentación colectiva entre maestros: si discuten y dialogan entre ellos podrán encontrar mejores estrategias.

4. Mantener la esperanza

La educación es una tarea que implica esperanza. “Un educador sin esperanza es una tragedia porque está trabajando en poner las condiciones de posibilidades para que el estudiante quiera cambiar, y ese cambio forzosamente implica esperanza”, explica Isabel Diez Uriarte, maestra en Arte y Educación por la Universidad de Harvard e investigadora del IFIE.

¿Qué ciudadano queremos formar?

Las promotoras de CLASE aseguran que la aspiración de cualquier país es formar estudiantes que no solo estén calificados para el trabajo, sino para ser buenos ciudadanos, sabios y felices.

Algunas de las características que deben cumplir son:

1. Un alumno con conocimientos básicos, que sepa en dónde y cómo encontrar información.

2. Un alumno que sepa dialogar y convivir armónicamente, y sepa resolver conflictos.

3. Un alumno que reconozca las diferencias, que sea tolerante y respetuoso.

4. Un ciudadano con pensamiento crítico.

5. Un alumno que participe en sociedad.

La Cumbre de Líderes en Acción por la Educación 2016 (CLASE) se realizará del 26 al 27 de octubre y se compartirán. En en el evento se compartirán 14 prácticas exitosa en la educación a partir de tres ejes: aprende construyendo, aprende con otros y aprende con el corazón.

Si quieres saber más puedes consultar CLASE o seguir la transmisión vía streaming por Televisón Educativa 

Relacionadas

Comentarios