Blogs + OpiniónLo ÚltimoNegocios

Así cambió el sector inmobiliario en la CDMX en 2016

La madurez alcanzada por el mercado inmobiliario a través del uso mixto y la vivienda vertical en la CDMX permite proyectar un crecimiento sostenido hasta 2020. Así avanzó este año el sector.

15-11-2016, 12:53:40 PM
Así cambió el sector inmobiliario en la CDMX en 2016
Jaume Molet

Por Jaume Molet

Con más de 8 millones de habitantes, hoy en día, la Ciudad de México es 10 veces más grande de lo que era en 1940. Epicentro político, económico y cultural del país desde su fundación bajo el nombre de Tenochtitlán ha sido un espacio urbano innovador y en constante transformación.

En 1325 los antiguos habitantes del Valle de México concibieron las chinampas, islas artificiales que marcaron una manera única de trazar y construir una ciudad que privilegiaba el equilibrio entre naturaleza y hombre; en 2016 la vanguardia de la Ciudad de México está en la creación de espacios interiores habitables y en los usos mixtos, concepto que busca volverse un destino social que marque un nuevo estilo de vida.

Y es que, si bien el uso mixto y la vivienda vertical no son ideas concebidas en la capital mexicana, la realidad es que el desarrollo que han tenido aquí estos dos conceptos es muy grande, empezando por la arquitectura funcional, aquella que prioriza la personalización de la vivienda, que deja atrás el estilo masificado e indiferente y que busca responder a las necesidades de sus habitantes.

La madurez alcanzada por el mercado inmobiliario capitalino permite proyectar un crecimiento sostenido al menos hasta 2020, de hecho, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) afirma que el mercado capitalino continuará al alza, circunstancia que lo llevaría a consolidarse como el mercado más grande y activo no sólo a nivel nacional sino en toda América Latina.

2016 ha sido un buen año en especial para los subsectores residencial y comercial y no sólo por la estabilidad en números, también por que la novedad continúa haciéndose presente pues, por primera vez, este año el subsector comercial, impulsado por la apropiación de los usos mixtos como tendencia líder, reemplazó a la vivienda como principal motor de la industria de la construcción.

Con 5 mil 500 millones de pesos invertidos fueron edificados 15 centros comerciales en una superficie de 450 mil metros cuadrados y en la mayoría de los casos estas construcciones siguieron la lógica de uso mixto sustentable y es que, en una ciudad donde la movilidad es un problema grave su potencial y atractivo parece ser infinito.

Así, el paisaje urbano capitalino muta dejando atrás la horizontalidad pues cada vez son más los ciudadanos que buscan encontrar todo en el área en que viven: trabajo, comercios, lugares de esparcimiento y áreas verdes.

Otra faceta propositiva de la capital mexicana durante este año es la recuperación de zonas abandonadas y la rehabilitación de áreas subutilizadas, ejemplo de ello es la recuperación del área industrial de Vallejo ahora bajo una concepción habitacional o el antiguo y céntrico barrio de San Pablo, sitios que cuentan con buena conectividad, accesibilidad y servicios que hasta ahora habían sido ignorados tanto por el gobierno como por la inversión pero que en 2016 fueron volteados a ver por todas las ventajas que ofrecen.

Los precios de CDMX durante 2016

Según datos de Lamudi el costo promedio de un departamento en la capital mexicana fue de poco más de 3 millones 500 mil pesos, siendo la delegación Tláhuac la más barata pues sus departamentos se vendieron en menos de 600 mil pesos promedio, la delegación con los precios más elevados es Miguel Hidalgo donde este tipo de propiedad superó los 9 millones de pesos promedio.

En cuanto a casas el precio promedio a la venta fue de 7 millones de pesos, Milpa Alta registró el precio promedio más bajo con residencias de un millón 300 mil pesos, mientras que nuevamente Miguel Hidalgo tuvo el precio promedio más elevado: 17 millones 500 mil pesos.

Mirando el subsector comercial encontramos que el precio promedio a la venta fue de 9 millones 800 mil pesos, mientras que la renta de una propiedad comercial se colocó en 85 mil 700 pesos promedio.

Los negritos en el arroz

Si bien la balanza del 2016 en CDMX arroja resultados muy positivos, existen dos focos que deben ser atendidos bajo una nueva mirada. Estoy hablando del subsector de Oficinas y la vivienda en renta.

En el primero de los casos la sobreoferta en la ciudad ha provocado que las rentas registren una baja en sus precios, con 10 corredores principales de oficinas, a la mayoría de las construcciones de este tipo les falta integrar las ideas de sustentabilidad que hoy en día, son un eje indispensable de las grandes ciudades.

En cuanto a la vivienda en renta lo que hace falta es el desarrollo de esquemas que permitan su regulación pues la mayoría de las veces esta operación se realiza de manera informal.

*El autor estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Cataluña, la vida y su espíritu inquieto lo llevaron a desarrollarse como Consultor de Estrategias y Operaciones en grandes empresas internacionales como AT Kearney y Efficio. Socio fundador, se convirtió en Director General de Lamudi México en el mes de abril de este año. Con una visión que privilegia la transparencia, la honestidad y el trato humano, Jaume dirige a un grupo de mexicanos que trabajan diariamente para mantener a Lamudi como el portal de crecimiento más acelerado del país.

 

Relacionadas

Comentarios