HistoriasNegocios

Aquí nacen los gigantes petroleros del Golfo de México

McDermott International, firma constructora de plataformas petroleras en México, espera la consolidación de la reforma energética en el mediano plazo para crecer en el país. Sin embargo, los precios del petróleo tienen contra las cuerdas al sector energético.

14-12-2016, 6:30:51 AM

Video: Arturo Luna

 

TAMAULIPAS.- Todo inicia con una lámina de acero. Un entramado de tubos se suma poco a poco a lo que será una estructura con un peso mayor a 7,000 toneladas de acero. Un grupo de hombres forja, en un patio industrial de Altamira, Tamaulipas, las plataformas petroleras de Petróleos Mexicanos (Pemex). Los gigantes de acero que extraerán el oro negro del Golfo de México.

McDermott International es la encargada de dar vida a las plataformas que extraerán el petróleo de las aguas profundas en el país, una tarea que comienza en las instalaciones de la estadounidense en México.

“Estamos desarrollando todas las capacidades de ingeniería para ser completamente autónomos y que México se convierta en el hub de las Américas”, dice Alfredo Carvallo, director general de la firma en México.

McDermott es una empresa de ingeniería que cuenta con más de 93 años de historia y 10 años de presencia directa en México, aunque ya había tenido una asociación con una empresa en México en el pasado.

Gran parte de la infraestructura presente en las plataformas petroleras del país cuenta con la tecnología que la estadounidense ha desarrollado.

En agosto pasado, Pemex Exploración adjudicó la construcción de la plataforma ABkatún-A2, proyecto cuyo valor asciende a 454 millones de dólares (mdd) y que pone a prueba la capacidad de la firma. El gigante de acero debe entregarse antes de 2018, mientras que duplica el peso de otras entregas que han realizado en el pasado, con 7,000 toneladas.

El Golfo de México es una zona con potencial para su explotación por parte de México y de jugadores estadounidenses. Este es un blanco que visualizó la firma constructora de plataformas desde 2006.

Las esperanzas de la empresa se basan en la consolidación de la reforma energética en el mediano plazo, como es el caso de aguas profundas. Sin embargo, los precios del petróleo tienen contra las cuerdas al sector energético.

Apuesta contra el tiempo

Alfredo Carvallo llegó a México, en 2006, proveniente de Venezuela, y lleva un par de meses laborando con la firma que construye las plataformas. La trayectoria del ejecutivo se encuentra marcada por su paso por empresas internacionales, como Emerson, en donde fungió en la vicepresidencia y dirección general de México y Centroamérica.

Una de las fortalezas de McDermott es la planeación a largo plazo que ha permitido generar empleos, entrenamientos y certificaciones operativas.

“No hemos tenido accidentes en tres años”, dice orgulloso el directivo.

Los proyectos desarrollados con Pemex han permitido que el corporativo estadounidense obtenga la confianza en el mercado nacional. “Es la confianza que hemos logrado al hacer entregas en tiempo y forma.”

El mayor reto de la firma es lograr que los tiempos de entrega de las plataformas se cumplan y que se apeguen al presupuesto de los compradores.

Operar la ingeniería, realizar la compra de materiales, construir e instalar las plataformas es parte de las ventajas que tiene McDermott, puesto que la realización de los proyectos se encuentra a su cargo de principio a fin.

“La ventaja que ofrece este modelo son áreas de optimización muy buenas”, dice el directivo de origen venezolano.

Cimbran a los gigantes

El patio en donde labora McDermott tiene una capacidad para construir tres plataformas de forma simultánea, lo que muestra el margen de crecimiento que tiene el corporativo en el país.

La inversión realizada por McDemott en el patio es de 150,000 mdd y podría incrementarse en el mediano plazo si las expectativas favorables de la firma se cumplen, aunque, hoy, no parece halagador el panorama.

Ayer, el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) se cotizó en 45.70 dólares, mientras que en la misma fecha de 2012, el precio del hidrocarburo era de 94.21 dólares, lo que representa una caída en el precio de 106%.

La caída de los precios del petróleo se ha convertido en el principal freno de los proyectos petroleros en el Golfo de México, explica el directivo.

“Pero hay áreas de crecimiento, como África o América Latina y México también”, dice el ejecutivo.

Hoy, Alfredo Carvallo mira los inicios de lo que será la plataforma ABkatún-A2 y sabe que los 900 días para entregar el proyecto serán intensos como su carrera en México. “Las oportunidades están aquí y sólo es necesario esperar.”

Relacionadas

Comentarios