Estilo de VidaHistorias

Aprende a rasurarte con estilo

Toma nota de lo que debes hacer para tener una cara bien rasurada y reflejar una imagen de diez.

26-03-2009, 5:00:00 PM
Aprende a rasurarte con estilo
Estilo Hoy

Para un rasurado perfecto, lo ideal es mojar la piel con agua caliente y abundante jabón, espuma o gel para que la dermis se ablande y se levante el pelo sin agredirla. La espuma debe de ser un colchón entre la navaja y el pelo.


Primero, enjuaga la navaja y quita cualquier residuo de vellos o cremas de sesiones pasadas. Esto te libra de cualquier obstrucción o infección en caso de que te cortes. La dirección hacia donde necesitas mover la rasuradora debe corresponder a la dirección hacia donde crece tu vello. De lo contrario puede ocasionarte irritación, enrojecimiento y rasguños. Recuerda que la dirección hacia donde crece el vello depende de la parte del cuerpo que rasures


Es imprescindible utilizar las dos manos. Con una se debe estirar la piel y con la otra pasar el rastrillo con firmeza y suavidad en la dirección en la que nace el pelo. De lo contrario, puede cerrarse el poro y enterrarse el pelo.


Presiona la navaja en el área deseada y utiliza movimientos cortos y lentos hacia la dirección donde crece tu vello. No presiones muy fuerte pero tampoco tan suavemente. Encuentra por ti mismo la fuerza exacta tomando el criterio de que la navaja corte tu vello pero en ningún momento tu piel. Si sólo ves que remueves la crema de afeitar, es porque lo estás haciendo muy suave.


Los expertos recomiendan utilizar la máquina eléctrica exclusivamente para quitar volumen. Es preferible afeitarse con rastrillo o navaja, ya que poseen más precisión en el trazado.


La zona del cuello y la garganta es especialmente sensible y requiere su propia forma de afeitar. Cuando lo hagas, levanta la cara y rasura de abajo hacia arriba para prevenir irritaciones y poca efectividad.


Cuando rasures la parte contigua de tus labios superior e inferior, trata de ocultarlos para estirar la piel y prevenir que te pases de la raya. Para lograrlo, puedes utilizar tus dientes superiores o inferiores según sea el caso.


Lava tu rostro con agua tibia y observa el producto final de tu trabajo. Si hay zonas en las que queden algunos vellitos, moja el rastrillo y vuelve a pasarlo por ahí para terminar por completo.


Finalmente, aplica un bálsamo o after-shave.


Productos indicados:


Lubricantes
• Hay aceites y cremas que se untan antes de iniciar el proceso de rasurado. Aplícalos y déjalos un rato en tu cara antes de hacerlo, facilita que las navajas pasen por tu rostro de forma más sutil y menos dañina.


Exfoliantes
• Usa estas crema aplicando un ligero masaje, ayuda a abrir los poros y los folículos, además de remover las células muertas e impurezas que causan acné e infecciones.


Navajas afiladas
• Aunque pueda sonar exagerado, trata de cambiar las navajas de tu rastrillo cada cinco veces de ser usadas.


Evita irritantes
• Pueden dañar tu piel y crear hinchazón microscópica. Evita cualquier elemento que raspe, pique o moleste después de afeitarte, justo cuando tu piel es más vulnerable. Permanece alejado del alcohol o los extractos fuertes de plantas como el mentol, la hierbabuena o fruta cítrica.


 

Relacionadas

Comentarios