'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Apagón analógico: Las empresas que el gobierno benefició

La entrega de televisores digitales para hacer frente al llamado “apagón analógico” estuvo llena de irregularidades y benefició a dos empresas, quienes ganaron más de 21 mil millones de pesos.

29-09-2016, 3:07:02 PM
Apagón analógico: Las empresas que el gobierno benefició

El “apagón analógico” salió mucho más caro de lo que se pensaba para las arcas del país. Para que los hogares más pobres de México no se quedaran sin televisión abierta, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) gastó 28 mil millones 446 mil pesos para entregar 10 millones 112 mil televisores, con un gasto de 2 mil 813 pesos por cada pantalla.

Esto, de acuerdo con el cuarto reporte trimestral de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre el Programa de Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) citado en un informe del comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Adolfo Cuevas.

Este gasto habría estado plagado de irregularidades y corrupción, según dio a conocer una investigación del diario The Wall Street Journal, donde indica que se habría exigido un pago de entre 12 y 18 dólares por cada pantalla para hacerle frente a la depreciación del peso frente a la moneda americana.

“Personas con conocimiento de la compra masiva del gobierno de televisores digitales de 24 pulgadas en 2014 y 2015 dicen que el proceso estuvo plagado de corrupción en sus últimas etapas, haciéndose eco de una serie de acusaciones, malversación y el conflicto de intereses que han sacudido a la administración del presidente Enrique Peña Nieto en los últimos dos años”, indica.

Millonarios contratos a dos empresas

Dos empresas fueron las principales beneficiadas de los tres procesos de licitación para la adquisición de televisores digitales entregadas entre 2014 y 2015 para hacerle frente al “apagón analógico”.

Las tres actas de fallo de los procesos de licitación para la compra de televisores disponibles en el portal de Compranet de la Secretaría de la Función Pública indican que Diamond Electronics con base en Estados Unidos a través de su subsidiaria Comercializadora Milenio y Grupo HTCJ, propiedad de la compañía taiwanesa Foxconn acapararon casi el 75 por ciento de las adquisiciones de esta licitación.

Diamond Electronics a través de Comercializadora Milenio llegó a México a principios de la década pasada y es propietaria de una planta de manufactura en Tijuana, lo que la hizo merecedora de los requisitos para suministrar decodificadores cuando se inició el proceso de transición a la TDT en 2013 entre las familias de escasos recursos.

Por su parte, Grupo HTCJ, propiedad de Foxconn, llegó a México en 2003 cuando adquirió una planta de manufactura de Motorola, y se dedica al ensamblaje de televisores mientras que sus filiales a nivel internacional manufacturan partes del iPhone. La empresa fue ubicada en el número 139 de la lista Forbes 500 de las empresas más ricas del mundo en 2014.

Sin embargo, la entrega de decodificadores se volvió en 2014 en entrega de televisores digitales ante el cuestionamiento de la industria electrónica,  y de radio y televisión por el gasto que representó gastar en televisores y no en decodificadores para las televisores analógicas ya existente.

Fragmento de una de las licitaciones que benefició a estas empresas.

Según el análisis de Adolfo Cueva, el 54.4 por ciento de las entregas realizadas por la SCT fueron ineficaces, ya que se entregó televisores a personas que no tenían televisión anteriormente y sin embargo, se hicieron de una y en segundo lugar porque se repartieron a hogares que ya contaban con servicio de TV de paga sin verificar con anterioridad.

Opacidad en adquisiciones, pauta del gobierno de EPN 

No es el primer caso en que la adquisición de bienes en esta administración despierta sospechas en la opinión pública, desde la Casa Blanca o el inmueble adquirido por el anterior Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en Malinalco.

Salomón Padilla, abogado experto en telecomunicaciones, indica que a falta de información por parte del WSJ y del Gobierno Federal, debe haber una intervención de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que las multas podrían ser de cárcel para los responsables.

“Le haría muy bien al proceso general transparentar todo, desde el costeo, las razones para escoger proveedores. Falta un tema de comunicación que le ayudaría a la SCT para evitar suspicacias, uno de los grandes problemas que ha tenido el gobierno federal es falta de transparencia”, comenta.

Jorge Fernando Negrete, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) indica que se debe aclarar de inicio por qué se tomó la decisión de entregar televisores digitales y no decodificadores, con el gasto que conllevó.

“Preocupa que no haya fuentes fidedignas que citen quiénes fueron los beneficiados, además de que no hay una transición que no haya tenido problemas, sobre todo porque México es el primer país de América Latina (en tener un apagón analógico)”, señala.

Hasta el momento de cierre de esta nota, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no ha respondido a las solicitudes de información realizadas por Alto Nivel

Relacionadas

Comentarios