HistoriasNegocios

Alsea tiene la receta para cocinar su primera marca internacional

Alsea ha lanzado la nueva imagen de su marca El Portón y no niega su interés en convertirla en una marca internacional. Esta es la receta para cocinar su nuevo objetivo.

19-05-2017, 6:30:50 AM
el-porton
Cortesía Alsea.

El Portón, cadena de restaurantes de comida mexicana, tiene el potencial para replicarse afuera de México. Con 39 años de historia en el país, la marca renueva su imagen y menú de la mano de Alsea.

“Lo más importante es que es una marca con potencial de desarrollarse de una manera mucho más acelerada dentro de la empresa y, en un futuro, ir más allá de las fronteras de Alsea, que ya tiene presencia en Chile, Argentina, Colombia, Brasil y España”, asegura en entrevista con Alto Nivel Christian Gurría, director de Casual Dining de Alsea México.

Alsea es el grupo propietario de la marca mexicana desde 2014, cuando adquirió por 8,200 millones de pesos (mdp) a Vips (con 263 sucursales), Ragazzi (6 sucursales), La Finca (2 ubicaciones) y El Portón (con 90 sucursales), que eran propiedad de Walmart de México.

Es importante mencionar que la empresa fundada por los hermanos Torrado Martínez es operadora de las franquicias de Starbucks y Burger King en otras latitudes de América Latina, pero solo es dueña de las marcas adquiridas a la cadena minorista.

El Portón representa apenas de 2% del total de marcas que componen al operador mexicano, pero dentro de las firmas que integran su división de Casual Dinning, que incluye marcas como Italiannis, California Pizza Kitchen, P.F. Chang’s y The Cheesecake Factory, aporta poco más de 30% de los ingresos. Una razón de peso para prestarle atención a la cadena de restaurantes.

Sobre el primer país al que llegarían en una posible internacionalización de El Portón, Gurría prefiere ir por partes y sin ninguna prisa. “Obviamente voltearemos primero a ver los países donde ya está Alsea, pero no podría decir ni fechas ni dónde, porque apenas estamos empezando en México”.

Vips es otra de las marcas que podría tener oportunidad de llegar a latitudes fuera de México.

No es un secreto que Alsea siempre ha querido exportar una marca propia a otras latitudes y parece que la receta para la internacionalización ya se está cocinando.

La transformación

Durante 18 meses, Alsea trabajó en la transformación de la imagen, el menú y la arquitectura de El Portón, lo cual se verá reflejado de manera gradual en los otros 67 restaurantes (que son menos de los que tenían la cadena cuando la adquirieron) localizados en 21 estados del país.

La inversión total de este proceso de transformación, que durará 36 meses y que también incluye gestión del cambio en el personal que labora en los restaurantes, será de unos 350 mdp, y los trabajos iniciaron en el centro del país para continuar después con el resto de las zonas geográficas.

Alsea.

La transformación de El Portón, de ser una cafetería a un restaurante casual de comida mexicana, contó con la colaboración de diversas empresas y personas, como Gloria López, fundadora y presidenta del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, quien fue una de las responsables de que la cocina del país fuera reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio de la Humanidad.

“Ella y sus colaboradores nos mantuvieron en línea con lo que verdaderamente representa la genuina cocina mexicana”, describe Gurría.

También trabajaron con el arquitecto Ignacio Cadena –creador de conceptos como Cielito Querido Café– para diseñar espacios que hicieran referencia a México.

“El mayor reto fue migrar del concepto percibido como una cafetería con platillos de comida mexicana a un restaurante de servicio completo”, admite Gurría, quien lleva trabajando 21 años en Alsea, donde forma parte del equipo directivo desde 2001.

Uno de los nuevos detalles que pueden resultar más significativos para comprender el cambio de concepto es que los comensales ya no pagarán su consumo en la caja, sino en la mesa.

Alsea.

A la conquista de comensales

El nuevo concepto incluirá 150 platillos mexicanos en su menú, aunque respetó algunos de los platillos tradicionales de El Portón (como el chamorro o el caldo tlalpeño), contará con 75% de opciones nuevas.

“Queremos seguir teniendo a los clientes fieles de El Portón, pero también atraer a nuevas generaciones”, afirma.

Sobre el monto que pagarán los nuevos clientes de este restaurante, Alsea dice que habrá comidas de menos de 100 pesos, pero también habrá opciones para quienes deseen y puedan gastar más. “La cocina mexicana es sumamente democrática e incluyente, no es discriminatoria”.

El nuevo Portón tendrá servicio de bar, el cual servirá bebidas con tequila y otros productos nacionales. Además, todos los insumos del restaurante serán 100% mexicanos y se buscará promover la sustentabilidad trabajando de cerca con productores locales.

Además de la nueva sucursal de Vallejo, en los próximos meses, El Portón abrirá otras ubicaciones en la Ciudad de México: Taxqueña, Eduardo Molina, San Jerónimo y Universidad. La receta de Alsea comienza a tomar forma y el plato fuerte de la internacionalización está en el horno.

Alsea.

Relacionadas

Comentarios