mb5-705 og0-093 640-875 300-075 70-413 300-070 pmi-rmp 98-349 dev-401 70-483 hp0-s42 jn0-102 hp2-z31 642-437 1z0-053 70-341 400-201 e05-001 itilfnd c4040-252 400-101 70-467 200-310 hp5-b04d 70-533 1z0-803 1z0-434 mb2-708 1z0-051 9l0-422 n10-005 350-018 ns0-101 70-466 og0-091 070-487 70-346 300-206 1y0-201 hp0-j73 hp2-z12 98-364 hp2-h35 iia-cia-part3 c2090-610 101-400 pegacsa71v1 c4090-971 98-367 ex0-005 300-101 70-410 412-79 646-365 adm-201 300-135 70-465 2v0-620 lx0-103 640-911 pmp 1z0-052 ccd-410 70-463 sy0-401 hp0-d31 300-208 070-246 pmi-sp hp0-s41 70-534 1z0-047 70-480 70-414 010-111 312-49v8 ns0-157 700-260 3002 tb0-123 cissp 70-448 070-347 100-101 jn0-660 e20-690 210-060 70-347 70-532 1z0-808 icbb 500-260 e10-001 mb6-703 sk0-003 642-889 mb6-702 350-080 70-412 300-209 102-400 icgb vmce_v8 hp2-z34 070-411 4a0-m01 70-411 070-488 210-260 mb2-704 070-465 70-685 c_tadm51_731 aws-sysops 070-486 200-120 642-997 cbap hp0-y51 cas-002 2v0-621 70-462 98-365 070-642 70-980 640-722 300-115 70-533 70-331 070-412 mb6-704 hp2-b115 70-687 1y0-301 640-692 c_tfin52_66 400-051 220-801 1z0-133 70-417 70-487 070-480 070-483 a00-211 prince2-foundation hp0-a116 pr000041 tk0-201 070-410 1z0-067 c_tscm62_66 cisa 220-802 cism iia-cia-part1 jn0-360 70-662 74-678 c2180-401 700-501 1z0-060 cwna-106 642-999 n10-006 101 642-980 640-554 ex200 810-403 1z0-804 70-461 70-243 070-461 c4040-251 c4040-250 640-864 642-874 1z0-061 1v0-601 70-486 352-001 cca-500 1y0-400 mb2-707 640-916 642-737 642-998 300-320 1z0-062 itil 70-488 810-401 ax0-100 hp2-z33 700-280 700-701 mb2-701 2v0-621d 9l0-012 p2080-099 700-039 Alimentación para el sistema nervioso
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

Alimentación para el sistema nervioso

Sigue una dieta propicia que beneficie y estimule las millones de células que conforman algo tan vital en el organismo como es el sistema nervioso.

Alimentación para el sistema nervioso
Estilo de Vida
Alto Nivel 31-12-1969

Estilo Hoy

El sistema nervioso está constituido por millones de células nerviosas individuales que realizan muchas actividades.
 
El cerebro no sólo piensa, aprende y recuerda cosas, también, sin que lo notemos, controla el latido del corazón, la digestión de los alimentos e incluso la cantidad de estrés que experimentamos.
 
Por ello, estemos todo el día sentados de forma cómoda o realizando mucho esfuerzo físico, nuestro sistema nervioso requiere energía. De hecho, el sistema nervioso consume un 20% de la energía que obtenemos de los alimentos.
 
Se alimenta principalmente de glucosa y oxígeno, de ahí la importancia del consumo suficiente de carbohidratos, ya que éstos se convierten en glucosa.
 
Además, necesita nutrientes básicos como vitaminas del grupo A y B; vitamina E, oligoelementos (litio, silicio, selenio y cromo), minerales (potasio, magnesio y zinc) y ácidos grasos (linoléico y linolénico).

· Vitaminas
La A, C y E combaten directamente la formación de radicales libres. La A se obtiene de las zanahorias, melón, brócoli, coles de bruselas y espinacas.

La C está presente en los cítricos y el brócoli, pimientos, melón y tomate. Para obtener vitamina E hay que consumir frutos secos y aceites vegetales.

Las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante. Se encuentran en la levadura de cerveza, lácteos, carne, cereales, aguacate, repollo y judías verdes.

· Minerales

Potasio, magnesio y calcio son imprescindibles porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés. Por otro lado, tienen propiedades relajantes y mantienen a raya el ritmo cardíaco.

Las frutas, verduras, cereales enteros y carne son alimentos ricos en potasio. El magnesio se encuentra en las verduras, frutos secos, cereales y semillas.

El calcio en tanto, es conocido como “el tranquilizante natural” y desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.

Alimentos relajantes

Es cierto que hay alimentos que estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas y ayudan al organismo a mantenerse relajado mientras que otros favorecen la irritabilidad.

Entre los que te “relajan” están el plátano, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol.
 
Una mala alimentación
Si tienes una mala alimentación que no beneficie tu sistema nervioso te expones a una serie de trastornos de salud. Chécalos:

· Deficiencia de hierro: afecta la memoria y la capacidad de concentración.
· Deficiencia de magnesio: te pones más susceptible al estrés.
· Deficiencia de tiamina: te vuelve irritable, deprimido y también afecta tu memoria y concentración.
· Deficiencia de niacina: causa depresión.
· Deficiencia de piridoxina: causa irritabilidad y depresión.
· Deficiencia de vitamina B12: altera el sistema nervioso.

COMENTARIOS
Siguiente Health trackers, el lado saludable de la tecnología

Health trackers, el lado saludable de la tecnología

¿Podrías decirme la hora?… ¿Y tu ritmo cardíaco? ¿Y la velocidad con la que caminas cada mañana? Con estos dispositivos la respuesta es más que sencilla.