md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 02:00 23/10/2014
Síguenos:

Alimentación para el sistema nervioso

Sigue una dieta propicia que beneficie y estimule las millones de células que conforman algo tan vital en el organismo como es el sistema nervioso.

Alimentación para el sistema nervioso

Alimentación para el sistema nervioso

POR: Estilo Hoy

El sistema nervioso está constituido por millones de células nerviosas individuales que realizan muchas actividades.
 
El cerebro no sólo piensa, aprende y recuerda cosas, también, sin que lo notemos, controla el latido del corazón, la digestión de los alimentos e incluso la cantidad de estrés que experimentamos.
 
Por ello, estemos todo el día sentados de forma cómoda o realizando mucho esfuerzo físico, nuestro sistema nervioso requiere energía. De hecho, el sistema nervioso consume un 20% de la energía que obtenemos de los alimentos.
 
Se alimenta principalmente de glucosa y oxígeno, de ahí la importancia del consumo suficiente de carbohidratos, ya que éstos se convierten en glucosa.
 
Además, necesita nutrientes básicos como vitaminas del grupo A y B; vitamina E, oligoelementos (litio, silicio, selenio y cromo), minerales (potasio, magnesio y zinc) y ácidos grasos (linoléico y linolénico).

· Vitaminas
La A, C y E combaten directamente la formación de radicales libres. La A se obtiene de las zanahorias, melón, brócoli, coles de bruselas y espinacas.

La C está presente en los cítricos y el brócoli, pimientos, melón y tomate. Para obtener vitamina E hay que consumir frutos secos y aceites vegetales.

Las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante. Se encuentran en la levadura de cerveza, lácteos, carne, cereales, aguacate, repollo y judías verdes.

· Minerales

Potasio, magnesio y calcio son imprescindibles porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés. Por otro lado, tienen propiedades relajantes y mantienen a raya el ritmo cardíaco.

Las frutas, verduras, cereales enteros y carne son alimentos ricos en potasio. El magnesio se encuentra en las verduras, frutos secos, cereales y semillas.

El calcio en tanto, es conocido como “el tranquilizante natural” y desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.

Alimentos relajantes

Es cierto que hay alimentos que estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas y ayudan al organismo a mantenerse relajado mientras que otros favorecen la irritabilidad.

Entre los que te “relajan” están el plátano, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol.
 
Una mala alimentación
Si tienes una mala alimentación que no beneficie tu sistema nervioso te expones a una serie de trastornos de salud. Chécalos:

· Deficiencia de hierro: afecta la memoria y la capacidad de concentración.
· Deficiencia de magnesio: te pones más susceptible al estrés.
· Deficiencia de tiamina: te vuelve irritable, deprimido y también afecta tu memoria y concentración.
· Deficiencia de niacina: causa depresión.
· Deficiencia de piridoxina: causa irritabilidad y depresión.
· Deficiencia de vitamina B12: altera el sistema nervioso.

comentarios