Estilo de VidaHistorias

Alimentación para dormir bien

Conoce qué alimentos debes eliminar o consumir antes de ir a la cama si lo que buscas es tener un sueño realmente reparador.

26-10-2010, 5:00:00 PM
Alimentación para dormir bien
Estilo Hoy

Solemos pensar cuando despertamos cansados que la culpa es de la cama o simplemente de nuestros niveles de estrés; sin embargo, la respuesta puede estar muchas veces por lo que comes o dejas de comer.
 
Conoce a continuación qué alimentos favorecen o perjudican tu descanso cuando lo único que quieres es dormir:
 
DI Sí A:


Pavo: es rico en el aminoácido triptófano, que ayuda a promover un sueño reparador y profundo. El triptófano en sí no da sueño, sino que ayuda al cerebro a producir serotonina, un neurotransmisor que es necesario para el sueño y la relajación, y la melatonina, una neurohormona que recientemente ha llegado a ser popular como ayuda para dormir.
 
Plátanos: otro excelente aliado para conciliar el sueño al tener melatonina y triptófano (que convierte a la serotonina) para ayudarte a dormir. La melatonina es  indica al cerebro que es hora de que el cuerpo descanse. Además, estas frutas de pulpa cremosa también contienen magnesio, que es un relajante muscular conocido por ayudar a aliviar la tensión física y el estrés.
 
Leche: desde chicos nuestras madres nos daban un vaso de leche tibia antes de ir a la cama. ¿Por qué? la leche es otra rica fuente de triptófano, que es calmante y ayudará a que tu cuerpo se relaje.
 
Pan de trigo entero: si lo tuestas ligeramente y agregas un poco de miel contribuye a liberar insulina que ayuda a que el triptófano llegue a la parte del cerebro donde se aprovecha más.
 
Semillas de linaza: si se añaden a nuestro plato de cereales por la noche ayudan a relajarnos debido a sus ácidos grasos omega tres.
 
Puré de papa: sin abusar en la cantidad ayuda a combatir la acidez estomacal, y si éste es hecho con un poco de leche contribuye a que el triptófano actúe mejor.
 
Te de manzanilla: esta infusión ayuda a una relajación general de cuerpo y mente.
 
Miel: disminuye la producción de orexina, hormona neuropéptida excitante que nos ayuda a mantenernos alerta.
 


DI NO A:


Bebidas energéticas: te mantienen en estado de alerta y algunos estudios han demostrado que incluso si las bebe temprano en el día, su efecto puede ser tan fuerte que dure hasta la noche.
 
Cafeína: no tomes café en la noche. La cafeína es un estimulante que eleva la actividad del cerebro, lo que no debe suceder cuando vamos a dormir. También hay otros alimentos que contienen esta sustancia como el chocolate, los refrescos, el té, e incluso algunos medicamentos.
 
Carnes ahumadas y embutidos: los sándwiches que incluyan jamón, tocino, salchichas, chorizos y carnes ahumadas no son recomendables porque contienen altos niveles del aminoácido llamado Tyramine, que genera que el cerebro suelte una sustancia que lo pone en estado de alerta.
 
Líquidos: Si tomas mucho liquido antes de dormir lo más probable es que tendrás que ir al baño a mitad de la noche y luego quizás te cueste volver a conciliar el sueño.
 
La idea es no beber al menos 90 minutos antes de dormir.
 
Ácidos y picantes: comidas ácidas y picantes, como la salsa de tomate, la pizza y el chile, entre otras, pueden causar ardor e inflamación del abdomen y como consecuencia, interrumpir tu sueño. En el caso específico de los alimentos picantes, sus efectos empeoran al acostarte pues el sistema digestivo trabaja más lento mientras se duerme.

Relacionadas

Comentarios