Estilo de VidaHistorias

Actores y estilos que no pasan de moda

Recordemos el estilo de los galanes de la época cinematográfica clásica; íconos que inspiraron a generaciones completas.

16-08-2010, 5:00:00 PM
Actores y estilos que no pasan de moda
Estilo Hoy

Galanes que ya partieron o que ya son muy maduros. Sabios del séptimo arte que no podemos dejar de mencionar si hablamos del cine y de su historia. Estos son los hombres cuyos trabajos inspiraron a generaciones enteras y cuyas cintas son verdaderos objetos de culto.


Clark Gable



Galán de galanes. No hay quien no haya querido ser como Clark Gable en los años 40 y 50. Es un icono de la masculinidad y del séptimo arte. ¿Quién no tiene grabada la imagen del famoso beso en “Lo que el viento se llevó” entre Rhett Butlery Scarlett O’Hara?


Su look, imitado hasta la saciedad, sigue inspirando a hombres y diseñadores de todo el mundo. Su vestuario se conjugaba con una actitud viril y algo egocéntrica…no en vano fue bautizado como “El Rey”.


Además, el porte, la voz y la mirada le daban el plus necesario. Trajes de tres piezas, frac, pañuelos y anillos en el dedo meñique eran sus principales características. También potenciaba la actitud de gentleman con una flor en el hojal. En cuanto a materiales, siempre Gable vestía cachemires, lanas y sedas.



En el peinado, infaltable era el bigote y el peinado con raya. En ese entonces, el look más sexy del momento. Algo que se complementó en el año 1934, cuando filmó la cinta “Sucedió una noche”. En una escena Clark Gable tenía que quitarse la camisa y el director Frank Capra sugirió mostrar entonces el pecho desnudo del actor.


La escena fue tan recordada que desde ese momento muchos hombres dejaron de comprar camisetas interiores. De hecho, corrían rumores de que los fabricantes de esas prendas demandaron a Columbia Pictures por los daños causados.


Hoy, el look de Gable sigue vivo. Hace poco, Prada y Armani mostraron un desfile de prendas en seda y lurex-tweed con detalles juveniles y modernos inspirados en el hombre de los años 40, donde se apreció mucha influencia de este galán.


 


Marlon Brando





Ok, muchos recuerdan a Marlon Brando como un hombre de edad en ese monumental papel de Vito Corleone en “El padrino” o como el coronel Kurtz, en “Apocalipsis now”; sin embargo, años antes -en los 50- Brando ya era uno de los iconos del cine más influyentes para hombres y mujeres.


Fue “el mejor actor de cine de todos los tiempos, y el más rebelde de Hollywood” dijo el director Francis Ford Coppola cuando falleció Marlon en 2004.


Pero su esencia sigue viva. Quien no lo recuerda en “Un tranvía llamado deseo” con pantalones y camiseta ajustada, un look que el chico más punk de hoy quisiera.


O En “El salvaje”, filme con el que impuso el look de motociclista. Chaqueta de cuero, pantalón oscuro y boina.



Y si volvemos a Vito Corleone entonces hablamos de la elegancia y el glamour personificados. La seda y el buen gusto italiano siguen siendo hasta hoy el referente de cualquiera que quiera parecerse al mítico “Padrino”.


 


James Dean




El rebelde sin causa de la historia; un look que todos probamos en algún momento.


Partamos por su peinado, inconfundible. Ese cabello corto y hacia atrás, con una gran frente, es un verdadero clásico. Este look cobró fuerza a fines de la década del 50 y continua siendo utilizado en su forma clásica o con variaciones.


James Dean puso de moda el look juvenil, rebelde y osado de una época. Jeans vaqueros, camisetas, botas ya gastadas; prendas que hasta están en tu armario.



Por la actitud mucha gente solía compararlo con Marlon Brando, incluso antes de que Dean supiese quién era Brando. Su figura continúa representando al joven que va contra el “establishment”, al interpretar a un personaje inconforme que se rebelaba ante un mundo en el que no tiene cabida.


 


Paul Newman



Paul Newman nunca faltaría en un listado de los hombres más elegantes que Hollywood ha conocido. Con un estilo casual y muy propio, lucía con la misma estampa camisas vaqueras, tejanos desgastados, cazadoras y abrigos de corte sport, pantalones sastre y camisa blanca.


Fue uno de los que mejor vistió las camisas Denim. Sí, esas camisas celestes y masculinas. Tan celestes como sus ojos, por algo será recordado como la “leyenda de los ojos azules”.



Apostamos lo que sea que tu madre enloqueció con Paul. Pregúntaselo.


 


Sean Connery




Fue el primero en interpretar al mítico agente secreto James Bond y desde entonces se caracteriza por su elegancia, estilo y glamour dentro y fuera de la pantalla.


Durante los sesenta, fue el referente obligado para los hombres de Inglaterra que veían en Sean un icono de la masculinidad y un maestro a seguir en el arte de la seducción con las chicas.


Ni siquiera su voz pasa desapercibida, para muchos es una de las voces más sexys sobre el planeta. Así, por ejemplo, lo revela una reciente encuesta realizada en Reino Unido donde la mayoría de los varones contestó que esa es la voz que hubiese deseado tener.



Hoy, sigue tan vigente como siempre. Sir Sean Connery posa para Louis Vuitton con sombreros panameños y atuendos casuales, inspirando el vestuario de muchos en todo el mundo, sin importar la edad.


 


Gary Cooper




Un primer plano al rostro de Gary Cooper con el cigarrillo en la boca. El humo envuelve todo. La mirada de Cooper es casi felina, atrevida y demasiado viril. Algo que hasta el galán más consagrado de Hollywood desearía hoy.


Así era el escenario que rodeaba a Cooper durante los 50. El vaquero del Oeste que conquistó a las mujeres del mundo y que incentivó a los jóvenes a cambiar su estilo de vestir y también de actitud.


Resulta curioso pensar que un accidente marcó su inicio en la fama. Un accidente que  le hizo pasar días enteros montando a caballo, lo cual le serviría para ser extra en películas mudas. Más curioso resulta saber que ese no es su verdadero nombre. El real era Frank Cooper, pero tuvo que cambiarlo por coincidir con el de un famoso delincuente condenado a la silla eléctrica.



Y si hablamos de estilo, Cooper es uno de los grandes señores de la elegancia. Con casi dos metros de altura y una forma señorial de montar, el cowboy romántico y justiciero impuso los jeans, la camisa escocesa y las botas. Pero también era un gentleman; trajes cruzados, tirantes y el nudo simple en la corbata como en la magistral cinta “Bluebeard’s Eighth Wife”.


 


Robert Taylor




El bigote de Robert Taylor fue un look que no pasó desapercibido. El protagonista de cintas como “Camilla”  y “Senda prohibida” siempre vistió como caballero.


Si no usaba corbata, usaba pañuelos de seda en el cuello. Trajes de dos piezas, impecables camisas y una flor en el bolsillo del saco para conquistar con una sonrisa, casi dibujada a mano a las divas de esa época: Liz Taylor, Jean Harlow, Greta Garbo y Ava Gardner.


 


Alain Delon




Alain Delon era la sensualidad y seducción del cine europeo. El actor es una de las leyendas vivas del cine francés, con más de 80 títulos a sus espaldas, entre los que están “Plein soleil” (1960); “Rocco e i suoi fratelli” (1960); “La piscine” (1969); “Borsalino” (1970) o “Scorpio” (1973).



Paso por muchos estilos. Desde el elegante caballero de traje y sombrero, hasta un look casual y casi deportivo, que se aprecia en “El gatopardo” o “La Piscina”.


Hoy, con 74 años de edad sigue con esa aura de galán que cautiva a las mujeres y que los hombres le admiran.

Relacionadas

Comentarios