'; Alto Nivel
A Fondo

A quién culpar de los malos resultados de México en Río 2016

México ha obtenido sólo dos medallas, y ha sido su peor actuación después de Barcelona 1996. ¿Quiénes son los responsables de la baja cuota de triunfos?

16-08-2016, 2:30:36 PM
A quién culpar de los malos resultados de México en Río 2016
Darinka Rodríguez

Ni con el premio de tres millones de pesos anunciado por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) para los atletas que consiguieran una medalla de oro en las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016, otros dos millones por plata y un millón para bronce han llegado los laureles para México.

El medallero sigue vacío y el himno nacional no ha sonado en Brasil en lo que va de las competencias. Este resultado no se veía desde las olimpiadas de Atlanta 1996, cuando sólo consiguió una medalla de bronce en marcha. Para Río de Janeiro, el Comité Olímpico Mexicano (COM) llevó a la delegación más numerosa desde Barcelona 1992, con 126 atletas compitiendo en 24 deportes y tres disciplinas y hasta ahora, sólo se tienen una medalla de bronce en boxeo y una de plata en marcha. 

Sin embargo, ¿quiénes son los responsables de que la delegación mexicana regrese en su mayoría con las manos vacías? “Las victorias tienen muchos padres y las derrotas son huérfanas”, menciona Jorge Camacho, exsubdirector general de calidad para el deporte de la Conade, en entrevista.

De acuerdo con los expertos, los resultados obtenidos son una mezcla de varios responsables que convergen sobre el deporte mexicano: la receta perfecta para el fracaso olímpico. 

1. La Conade

“La Conade es una agencia de viajes que propiamente lo único que hace es dar el dinero a las Federaciones”, dijo en una entrevista radiofónica Alfredo Castillo, titular de este organismo.

Esta agencia de viajes, sin embargo, no es para todos, ni siquiera para los entrenadores de los atletas.

Esta dependencia no cuenta con un plan a largo plazo para el entrenamiento en diversas disciplinas, sino con un plan sexenal que no da seguimiento a temas de ciencia del deporte y educación física más allá de 2018.

Óscar Mendiola, jefe de entrenadores de Tae Kwon Do en Atenas 2004 y coordinador de Deportes de la Universidad Iberoamericana, considera que la Conade debería apoyar a los atletas no para la siguiente olimpiada, sino para 2024. 

“No les importa, no les interesa a directivos la investigación, no es algo importante y se guían más por la práctica hacia el chico y si no se tiene ciencia deportiva nada fluye”, comenta en entrevista.

2. La Secretaría de Educación Pública

El presupuesto para el deporte, dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha ido a la baja en los últimos años. Según el Presupuesto de Egresos de la Federación, en 2015 se destinaron 3,588 millones de pesos (mdp) para este rubro, mientras que en 2016 se redujo a 2,825 mdp.

En 2012, cuando se obtuvieron 7 medallas en Londres se otorgaron 7 mil millones de pesos sólo para la Conade, esto equivale a 0.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

En otros países como Francia, quien ya obtuvo 27 medallas en Río de Janeiro, destina 0.7 por ciento del PIB a fomentar actividades deportivas. “Si se hacen recortes al presupuesto se frena el desarrollo de los atletas”, considera Mendiola.

3. Federaciones nacionales vs. Federaciones internacionales

En deportes como Clavados o Tae Kwon Do, donde también hay posibilidades de triunfo, existe una ruptura entre las federaciones nacionales e internacionales que han llevado a una guerra de declaraciones, sobre todo entre la Federación Internacional de Natación (FINA) y la Conade, que considera que han habido “represalias” contra México. 

“No se trata de comprar medallas, sino de que México tenga buenas relaciones, pues se trata de deportes de interpretación”, dice Camacho. Óscar Mendiola asegura que los atletas son los más comprometidos con sus disciplinas, “no hay ninguno que vaya diciendo que va a dar el 80 o el 60, todos van a dar el 100 por ciento”.

4. La falta de cultura deportiva 

Los deportistas no se dan en maceta y menos cuando se gasta más en tratar padecimientos derivados de la obesidad que en promover el deporte. Tan sólo en 2012, México gastó 40 mil millones de pesos en complicaciones derivadas la obesidad; esto representa el 14 por ciento de todo el gasto que se hace en salud y el 0.4 por ciento del PIB.

“Por más presupuesto que quieras poner, no hay objetivos a largo plazo, por desgracia el deporte en México no tiene ni pies ni cabeza”, asegura Camacho. 

México ocupa actualmente el lugar 40 del medallero olímpico de la historia con 62 medallas, 13 de oro, 21 de plata y 28 de bronce. 

Relacionadas

Comentarios