Blogs + OpiniónEmprendedor

A México le urgen más emprendedores como Paco y sus empanadas

Estamos tan hartos de tantas malas noticias que nos urgen buenas noticias y buenos ejemplos, como los de Paco y sus empanadas.

28-12-2016, 2:37:16 PM

En semanas pasadas, un video donde un joven de 15 años intenta vender empanadas en las playas de Acapulco a unos turistas se volvió viral. Los argumentos que utiliza, su seguridad a la hora de expresarse, el desparpajo para contraargumentar y la simpatía natural del muchacho han causado admiración desde diversos sectores.

A quien le llamó la atención fue a uno de los directivos que colabora con uno de los hombres más ricos del mundo, Carlos Slim. Esta persona contactó a Paco y a sus papás, les ofreció una beca y ellos contestaron agradeciendo el ofrecimiento, pues por el momento no la necesitaban. Sin embargo, el muchacho –siguiendo su espíritu emprendedor– comentó entre en broma y en serio que sí aceptaría a inversionistas.

Como decía uno de los entrevistadores al “mercadólogo del futuro”, el video se hizo viral, entre otras razones porque en la sociedad estamos hartos de malas noticias, de tantos “lords”, de tantas “ladies”, de tanta corrupción, de tantos “Duartes”, de tantos “Padrés”, de tantas “casas blancas”.

Estamos tan hartos de tantas malas noticias que nos urgen buenas noticias y buenos ejemplos, como los de Paco. Nos dan una bocanada de satisfacción y de credibilidad social, demostrando que todavía existen liderazgos honestos, transparentes y admirables.

Pero Paco no solo se debe a Paco. Seguramente, el entorno más cercano, el familiar, ha hecho que este muchacho sea lo que es. El ejemplo de sus padres; la congruencia de ellos al decir sin soberbia “no necesitamos ayuda” y agradecerla sinceramente es muy respetable y admirable (saber decir no, porque seguramente existen otros más necesitados que yo).

Lee también: La estrategia de Paco para ser millonario, sin ayuda de Slim.

No es gratuito que el joven sea como es con los papás que tiene. No lo sé, pero muy probablemente la escuela a la que asiste y los amigos con los que convive a diario también han formado a Paco; pero sobre todo el ejemplo familiar es lo que ha hecho lo que Paco es.

Recientemente, leía que en un país centroamericano se realizó una encuesta cuyo resultado sorprendió a mucha gente: la mayor aspiración de los jóvenes, terminando sus estudios de licenciatura, era conseguir un empleo en el sector público. Si eso es lo que piensan los jóvenes, ese país está condenado a no generar riqueza.

Los únicos que pueden generarla son los empresarios. El sector público, en todo caso, está para bien administrarla, pero nunca para generarla.

Un país donde los empresarios y el espíritu emprendedor no son reconocidos, es un país pobre. No está mal educar para tener cada vez mejores directivos y empleados con las mejores capacidades técnicas, pero aún mejor es tener a muchos más emprendedores y empresarios. Entonces, generemos riqueza, pues, y no administremos pobreza.

Lo que Paco nos dice es la multicitada frase de que “sí se puede”, pero además nos pone el ejemplo con alegría y con una visión de futuro, que no es un costo ni para su familia ni para la sociedad.

Él es un generador nato de riqueza. Ayudemos a generar más Pacos que a este país le urgen. No más costos sociales, no más programas sociales sin visión, asistencialistas, que no generan riqueza ni desarrollo, y que son utilizados como botín político; generemos valor social desde cualquier ámbito y ello contribuirá a un mejor país, y a multiplicar Pacos.

Te recomendamos: El giro que dará Paco a su fama tras reunión con Elías Ayub.

Relacionadas

Comentarios