Lo ÚltimoNegocios

A GM le costará 100 mdd abandonar Venezuela

Aunque la empresa ha cesado operaciones, los ejecutivos han manifestado la voluntad de conversar con representantes del gobierno y con líderes sindicales de Venezuela.

02-05-2017, 2:19:32 PM
general-motors
Reuters.

Con información de Reuters.

Los conflictos políticos y sociales en Venezuela le pasaron factura a General Motors. La salida del país sudamericano le significará a la automotriz un cargo cercano a los 100 millones de dólares.

A partir del 1 de mayo, GM hará una desconsolidación de su negocio en Venezuela, informó el martes la empresa en un comunicado, tras la confiscación de una de sus plantas en el país.

GM indicó hace dos semanas que las autoridades venezolanas confiscaron ilegalmente su planta en el centro industrial de Valencia. Según medios locales, la confiscación es resultado de una disputa civil con un concesionario venezolano que se remonta al año 2000.

“Si bien la empresa ha cesado operaciones, los ejecutivos de GM han manifestado la voluntad de conversar con representantes del gobierno y con líderes sindicales sobre las circunstancias bajo las cuales sería posible iniciar producción y emplear a un número de empleados con un modelo de negocios nuevo y viable”, precisó la empresa en el documento.

La automotriz dijo también que la semana pasada presentó un recurso de apelación ante el máximo tribunal venezolano que, de tener éxito, desestimaría la querella que llevó a la incautación de la planta.

Despidos por mensaje de texto

Hace unas semanas, la filial de GM en el país despidió por vía telefónica, a través de mensaje de texto, a casi 2,700 trabajadores en el país.

“GMV informa que se realizó a su cuenta la transferencia de sus prestaciones sociales por la finalización de la relación de trabajo”, indica el mensaje de texto que le llegó a los trabajadores desde un número en Estados Unidos, según lo que contaron dos ex empleados de la automotriz a Reuters.

Durante 2016 y 2017 General Motors no ensambló ningún vehículo en la planta que por 35 años operaba en el país, y sólo continuaba fabricando repuestos con menos de un tercio del personal puesto que más de 2.000 empleados permanecían de permiso por la falta de materia prima, indicaron a Reuters los trabajadores.

“A todos nos llegó un pago y un mensaje de texto el viernes”, dijo bajo condición de anonimato una persona que trabajó por casi dos décadas en la automotriz estadounidense. El fin de semana su correo electrónico corporativo fue desactivado.

Otro empleado, que tenía cinco años trabajando en la empresa y que contó que recibió el mismo mensaje en su móvil personal y un pago a su cuenta, comentó por su parte:

“Nuestros ex jefes nos dijeron que los directivos se fueron y todos fuimos despedidos. Ya no hay nadie en el país”.

No es la primera vez que una empresa despide vía telefónica a sus empleados en Venezuela. La estadounidense Clorox hizo lo mismo hace dos años al anunciar su retiro del país petrolero tras considerar inviable sus operaciones bajo la recesión económica que arrancó en 2014.

El fin de la fiesta automotriz

Además de las presiones a las que GM se enfrenta en Venezuela, se le ha sumado un declive en las ventas de nuevos vehículos en Estados Unidos en abril, una nueva señal de que el largo ciclo de auge que llevó a la industria a despachos récord el año pasado pierde impulso, lo que provocó una caída de las acciones de las compañías, incluida General Motors.

El retroceso en la comparación con abril del año pasado se conoce después de un decepcionante resultado en marzo, cuando los fabricantes dijeron que sólo se trataba de un mal mes.

Este martes, las acciones de GM caían en la bolsa de Nueva York (NYSE) un 3.2 por ciento.

El fabricante de autos reportó una caída del 6 por ciento en sus ventas en abril, a 244,406 vehículos, pero dijo que en el mes había seguido creciendo el sector de híbridos y camiones.

La industria automotriz está enfrentando múltiples desafíos. Las ventas están descendiendo y los niveles de inventarios han aumentado pese a que presentan grandes descuentos para atraer a los clientes. Una gran cantidad de vehículos usados están compitiendo cada vez más con los nuevos.

Relacionadas

Comentarios