HistoriasNegocios

Coca Cola y el secreto industrial

¿Se ha revelado la fórmula de Coca Cola? La empresa asegura que no. Conoce las ventajas competitivas de tener un secreto industrial.

21-02-2011, 1:31:50 PM
Coca Cola y el secreto industrial
Altonivel

Aunque a los pocos días de haber salido a la prensa mundial fue desmentido por la propia Coca-Cola, la noticia llamó la atención de todo el mundo. Supuestamente, la receta secreta de la compañía norteamericana, la .más popular del mundo y guardada celosamente por sus propietarios durante 125 años, fue revelada en el sitio Web de los productores de radio This American Life.

Según el programa, la fórmula del refresco se encontraba en la fotografía que ilustraba un artículo sobre la historia de la .Coca-Cola, publicada en el periódico “Atlanta Journal Constitution” en 1979.

La imagen muestra una lista de ingredientes escrita a mano en 1886 por un amigo del creador de la bebida, John Pemberton, en un libro de boticario pasado de generación en generación, y entre cuyos ingredientes se encuentran el cilantro, alcohol, cafeína y la sustancia llamada 7X, que representa sólo el 1% de la bebida, pero que es crucial para darle su característico sabor.

Uno de los mayores secretos en la historia del marketing mundial, sino el más importante gracias a lo que ha significado en términos de posicionamiento de la marca y su diferenciación con el resto de la competencia, el supuesto “desconocimiento” de esta fórmula, llegaba a su fin.

Ante tal confesión, la compañía respondió asegurando que la receta de Coca-Cola sigue siendo secreta e indicó que los ingredientes están guardados en la cámara de un banco de Atlanta y sólo la conocen dos personas.

Sin embargo, el objetivo no es dilucidar la validez o no de esta noticia, sino verificar la importancia que ha tenido para la empresa ser dueño absoluto de una simple mezcla de jarabes, cuya atribución le permite mantenerla en secreto.

Secreto industrial, símbolo de poder

Lo cierto es que, desde su nacimiento en 1886, cuando fue formulada por el farmacéutico John Pemberton como un medicamento para el cerebro y los nervios, y más tarde llevada al mercado por Frank Mason Robinson quien introdujo la marca e ideó el logotipo en 1893, la fórmula secreta ha sido tema de libros, especulaciones y leyendas de marketing.

En primer lugar se dice que la bullada mezcla es un secreto comercial, guardado en un banco en Atlanta, al que sólo tienen acceso dos directivos, y que por cierto nunca viajan juntos para evitar que sufran un accidente que los pueda llevar a la muerte a ambos.

Este mito, y otros tantos que se le atribuyen a la marca, no son producto de la casualidad, sino de la enorme ventaja que detectó la empresa en la posibilidad de tener, por un lado, un concepto incógnito, y por otro, ser dueño de una mezcla a la que nadie más puede llegar.

Basta con decir que Coca-Cola se distribuye a más de 200 países en todo el mundo y sólo en Perú no ha logrado ser la más vendida, superada por el gran éxito que tiene allí la gaseosa “Inca Cola”, de elaboración nacional.

Es en América donde más se consume Coca-Cola. Al respecto, cabe destacar el récord mundial en consumo lo tiene México, con 135.8 litros per cápita anuales, seguido por Estados Unidos, con 96 litros per cápita anual, y España, con 95.4 litros.

Dichas cifras representan una huella tangible del valor y las ventajas que puede llegar a significar contar con un secreto industrial tan poderoso..

Los beneficios de tener un secreto industrial o comercial, radican, principalmente en la duración de la exclusividad. A diferencia de las patentes, que duran aproximadamente 20 años, los secretos industriales pueden no ser revelados nunca, con lo cual se llega a ser el único productor.

Además, los costos disminuyen de manera considerable, pues un secreto industrial no requiere pagar un registro. Sin embargo, indica el portal español siappii.planavanza.es, los costes de mantenerlo en secreto, pueden llegar a ser muy altos.

La principal crítica que los secretos industriales han recibido de parte de la comunidad de economistas, radica en que el valor sólo lo obtiene la empresa que detenta el secreto, pues no llega a motivar el desarrollo de fórmulas parecidas, con lo cual no se fomenta la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D).

Algo queda claro: invertir en innovar puede darle a una empresa el dominio de mercado por diferenciación. En el caso de Coca Cola fue algo fortuito, dado su origen, pero cada vez más compañías lo hacen de manera premeditada.

¿Quieres diferenciarte en el mercado e incrementar tus ganancias? La inversión en I+D puede ser la clave.

Relacionadas

Comentarios