md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 09:00 20/08/2014
Síguenos:

¿Cómo liderar equipos difíciles?

Conoce algunas estrategias que te ayudarán a sobrellevar la carga de trabajar con un "equipo problema" y a sacarle el mayor provecho.

equipos_difíciles

Investigar el problema, ayudar al más conflictivo y mostrar preocupación son algunas de la claves.

20-02-2011
POR: Altonivel

Las personas complicadas no representan mayor problema si te la cruzas en la calle, en una tienda o en un estadio. Pero cuando se trata de trabajar y relacionarte a diario con este tipo de gente, sobre todo en un mismo equipo, sí se transforma en algo problemático.

Cuando no estamos a gusto con algún compañero o subordinado no nos concentramos, baja la productividad, tu ánimo decae y termina afectando al resto de los integrantes de un grupo.

Desde luego que nadie quiere trabajar con empleados así, pero lamentablemente, sobre todo en el terreno laboral, no siempre podemos elegir la gente que está a nuestro alrededor. ¿Qué hacer en ese caso? Debes buscar estrategias que te ayuden a liderar y sacar lo mejor de cada uno, por el bien de todos.

Ve las potencialidades

Busca arregla la situación si el empleado aporta algo valioso a la empresa y que posee ciertas cualidades que te ayudarán a encaminar al grupo. 

No es difícil toparse con jefes que simplemente optan por ignorar a los colaboradores difíciles y esperan que el problema desaparezca solo, es decir, que la persona dé media vuelta y se vaya por iniciativa propia. Eso es un error.

Influye en ellos

Según los especialistas, una de las mejores tácticas para convencer a otros es la empatía, es decir, la capacidad de ponernos en lugar del otro. La empatía es un término proveniente de Alemania y es entendido como la sensación de pertenecer a algo haciéndolo sentir en nosotros mismos. En las organizaciones se aplica a la identificación con la empresa y el puesto de trabajo, buscando la motivación.

Para ser empático y así poder influir por sobre los demás, será necesario que te preguntes: qué es importante para ellos? ¿Qué es lo que ellos valoran? ¿Cuáles son sus objetivos?

Investiga los problemas
Lleva a la persona conflictiva a una sala de juntas o a tu oficina -lejos de los otros- y aborda el asunto con calma. Comienza por preguntarle si está enterado de algún problema que haya ocurrido en la empresa, con el objetivo de confirmar si está consciente de sus actos.

Ayuda al más problemático a corregir el rumbo
Una vez que el colaborador empieza a entender que su comportamiento es negativo y que esta situación afecta al resto de la organización, debes orientarlo para que inicie un cambio de actitud. Este proceso requiere de tiempo.

Comunicación

Una de las principales razones por la que los equipos de trabajo fracasan es por la falta de comunicación entre sus integrantes. Si no existe este elemento, ninguna meta se cumplirá.

Recuerda que para conseguir éxito trabajando en equipo, necesitamos tener una buena comunicación con tus pares y superiores; pero, previo a ello no debes dejar de lado que no sólo hay que saber hablar sino también saber escuchar.

Fomenta la creatividad
“En épocas de crisis, solamente la creatividad es más importante que el conocimiento”, fue una de las citas más célebres del físico y genio Albert Einstein acerca de la creatividad. Pero ¿cómo fomentas el talento creativo en las empresas? Para lograr este objetivo, deberás basarte en tres actitudes básicas: concentración, confianza y entusiasmo.

comentarios