HistoriasTecnología

Vivir en 3D, ¿tiene riesgos?

Grandes compañías como Nintendo hablan de un aumento en la fatiga ocular al utilizar este tipo de tecnología.

01-02-2011, 2:19:33 PM
Vivir en 3D, ¿tiene riesgos?
Altonivel

La tecnología tridimensional, conocida como 3D, es uno de los avances tecnológicos más llamativos de los últimos años, aunque su verdadero boom en la sociedad se comenzó a experimentar tras el estreno de .la película Avatar, que gracias a su histórica recaudación impulsó el interés de otros directores a basar el .desarrollo de sus obras en esa gráfica.

El séptimo arte da así la bienvenida a la tecnología definida como una visión que tiene tres dimensiones: largo, ancho y profundidad, atribuyéndole un volumen a nuestra visión. De este modo, y gracias a unas gafas especiales, los espectadores creen que .los personajes salen de la pantalla como si se tratase de algo que ocurre frente a nuestros ojos.

El efecto producido por estos films es diferente, asombroso y entretenido, pero lamentablemente cuenta con un problema: puede causar problemas visuales. ¿Por qué?

Las películas en 3D funcionan de esta manera: las escenas son filmadas con dos cámaras diferentes para obtener así dos ángulos distintos, conocidos también como “visión estereoscópica”.

Con la ayuda de unas gafas, que en un principio se valían de un trozo de cartón con un lente de color rojo y un lente de color azul, se logra un efecto parpadeante que permite el ingreso de grandes cantidades de luz a los ojos.

Aunque existen varios tipos, todas ellas funcionan gracias al mismo principio: hacer posible que cada uno de los ojos perciba una imagen ligeramente distinta a la del otro, imitando lo que sucede en la visión real, de forma que el cerebro interpreta en tres dimensiones lo que en realidad son imágenes bidimensionales (2D).

Como resultado, la visión de una película en 3D puede provocar graves efectos a la salud visual de las personas, ya sea de manera transitoria o a largo plazo.

Peligros comprobados

Según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los principales males que pueden aparecer durante o tras ver una película en tercera dimensión son dolor de cabeza, visión borrosa y mareos, este último debido a las dificultades de los mecanismos fisiológicos de la vista para adaptarse a la tecnología tridimensional.

La compañía japonesa de videojuegos, Nintendo, pronta a lanzar su consola 3DS en Estados Unidos y Europa, ya ha advertido a los consumidores sobre los riesgos que implica el uso de .la tecnología 3D.

Ante ello, la firma decidió aumentar la edad mínima recomendada para usar su dispositivo hasta los seis años y recomendar la realización de pausas frecuentes durante los periodos de juego, mismas realizadas por el Ministerio de Sanidad de Italia, primer país donde se ha aconsejado su uso por debajo de esa edad.

Lo anterior parece estar en línea con los planteamientos de OCU, quienes advierten que los niños menores de seis años todavía no tienen maduros sus mecanismos de visión binocular, y en todo caso, todos los espectadores están expuestos a ese riesgo, sobre todo si se trata de una exposición larga.

Asimismo, las personas que padecen un problema visual que dificulta la visión en relieve (un sólo ojo funcionando, ojo vago o estrabismo), probablemente no puedan disfrutar de la misma.

Por otro lado, existe también el riesgo de trasmitir enfermedades en los ojos o en la piel, como conjuntivitis u hongos cuando las gafas son utilizadas por varias personas, sin ser desinfectadas entre una y otra.

¿Qué hacer?

Si eres un fiel amante de esta tecnología no te aflijas, puesto que existen algunos hábitos que minimizan la posibilidad de verse afectado por alguno de estos males.

Para quienes frecuentas este tipo de películas en los cines, la OCU aconseja:

  • Evitar las gafas ya usadas por otros espectadores, si no existe una garantía previa de desinfección. En este caso, el simple lavado con agua y jabón evita el riesgo.
  • Los niños pequeños (menores de seis años) no deben asistir a este tipo de películas.
  • Si durante la película notas mareos, dolor de cabeza, o visión borrosa, quítate las gafas y relaja tu visión.

En el caso de aquellas personas que pretenden adquirir consolas basadas en la tecnología tridimensional, como la Nintendo 3DS, la compañía recomienda:

  • Realizar pausas cada 30 minutos. Esta frecuencia temporal es inferior a la habitual en las consolas tradicionales, cuya recomendación suele ser de una pausa cada hora.
  • Dejar de jugar inmediatamente si los usuarios detectan cualquier signo de fatiga.
  • La salud ocular de los menores es más frágil, por lo que el fabricante japonés recomienda que los padres limiten el consumo de sus hijos mediante la desactivación de la función 3D cuando lo consideren oportuno.
  • No recomendado para menores de seis años.

Relacionadas

Comentarios