1Z0-001 HP0-634 1Z0-854 JN0-331 ST0-130 HP2-T31 1Z0-507 P_SD_64 GB0-180 A2010-564 C2090-913 HP2-K18 C2180-270 000-433 351-018 920-345 000-745 000-191 070-545-VB 70-346 ITIL-F-CHS SD0-302 920-232 642-426 HP2-B100 LOT-917 000-210 MB4-641 920-252 000-995 310-810 1Z0-517 920-807 50-632 TB0-105 310-045 000-235 000-992 350-040 270-551 920-344 E20-011 C2090-735 350-024 074-325J 1Y0-A25 070-225 HP2-H25 1Z0-204 000-268 000-M23 000-M220 E20-016 000-386 HP2-B27 920-533 JK0-U11 CUR-011 1Y0-A20 70-515 ¿Eres beneficiario de un seguro de vida? | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 18:00 04/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

¿Eres beneficiario de un seguro de vida?

¿No sabes si eres beneficiario de un seguro de vida? La Condusef, a través del SIAB-VIDA, puede responder esta incógnita.

seguro_vida

Para saber si eres beneficiario de un seguro de vida consulta al SIAB-VIDA.

05-01-2011
POR: Paul Sánchez Aguilar

Ante el fallecimiento del sostén económico del hogar, suele ocurrir que la familia requiere conocer si dejó un testamento y qué bienes le corresponden. Pero es probable que en menor medida se cuestionen si contaba con un seguro de vida y si uno o varios miembros figuran como beneficiarios.

Esta falta de comunicación ocasiona que un importante número de seguros de vida no sean cobrados por los beneficiarios. Sin embargo, en la actualidad ya es posible saciar estas dudas a través de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Ya sea que se desconozca que existe un seguro o no se cuenta con la póliza, mediante el Sistema de Información sobre Asegurados y Beneficiarios de Seguros de Vida (SIAB-VIDA), los beneficiarios de un contrato de seguro de vida podrán conocer, en forma gratuita, en qué aseguradora se suscribió la póliza y cómo reclamar los beneficios.

La puesta en marcha del SIAB-VIDA fue en 2006. Las cifras más recientes precisan que a través de su operación el organismo ha recibido un total de 873 consultas, de las cuales en 467 no existe ningún seguro contratado y en 365 sí. De los casos afirmativos, en 128 el beneficiario del seguro ha coincidido con la persona que solicita la información; mientras que en los 237 restantes, el beneficiario del seguro no coincide con el solicitante.

La Condusef revisará la viabilidad de la búsqueda, para evitar un mal uso del sistema y dejar asentado el legítimo interés del solicitante, mediante la aplicación de diversos filtros, sobre todo deberá comprobar que el suscriptor de la póliza realmente haya fallecido.

Entre los documentos que serán solicitados para la búsqueda, se encuentran:

  • El acta de defunción del asegurado.
  • Comprobante de domicilio del solicitante.
  • Acta de nacimiento, para que, en su momento, se logre demostrar que es la persona designada como beneficiario.
  • Copia de identificación oficial que coincida con los datos que figuran en el acta de nacimiento.

Le corresponderá a la Condusef consultar a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la que, por su parte, buscará si existe entre las compañías de seguros autorizadas una póliza contratada por el fallecido.

De ser así, la Condusef, podrá informar al solicitante quién o quiénes son beneficiarios, el número de póliza y el porcentaje de la suma asegurada que les corresponderá reclamar ante la aseguradora.

Para tomar en cuenta

 

Será necesario que tomes en cuenta que estarás en tu derecho legal de solicitar la indemnización; sin embargo, no pierdas de vista que la aseguradora analizará la procedencia del siniestro para descartar que no se haya incumplido con lo establecido en la Ley Sobre el Contrato de Seguro (LSCS).

Por ejemplo, si la causa de muerte del asegurado es suicidio, sólo se pagará si éste ocurrió dos años después de celebrado el contrato de seguro, sin importar cual haya sido el estado mental del asegurado o el móvil.

comentarios