ActualidadHistorias

Evita comer en exceso: IMSS

El IMSS advirtió riesgo de sufrir indigestiones a causa de un fuerte consumo de alimentos y bebidas en Año Nuevo.

30-12-2010, 10:52:31 AM
Evita comer en exceso: IMSS
Agencias

La fiesta de Año Nuevo puede estar acompañada de un gran banquete, con una amplia variedad de comidas y bebidas, por lo que el consumo de alimentos en exceso puede ser una costosa consecuencia, advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.

Nutriólogos del instituto señalaron que en estas fiestas de fin de año generalmente se consumen alimentos preparados con un alto contenido de proteínas y grasas que el cuerpo no puede asimilar de manera normal.

A ello se suma una cena abundante y bebidas alcohólicas, que en consecuencia puede ser una fuerte indigestión, con el evitable aumento de peso.

Detallaron que la indigestión es un padecimiento producido de manera repentina durante el proceso de digestión y es causada por diferentes factores, entre ellos comer en exceso, sobre todo alimentos fritos, empanizados o capeados ya que contienen grandes cantidades de grasa.

Aunque la indigestión no es un trastorno grave, los síntomas son muy molestos como dolor estomacal, eructos, ruidos intestinales, gases, agruras, náuseas y malestar general.

Los especialistas sugirieron que al preparar la cena de fin de año sea sólo la cantidad necesaria para las personas que asistan y así evitar el famoso “recalentado” del día siguiente.

También señalaron no agregar de más aderezos o crema a los platillos, en caso contrario hay que sustituirlos por alimentos descremados.

En cuanto a las bebidas alcohólicas refirieron que éstas representan un aporte importante de calorías. Así por ejemplo, tomarse un par o tres de whiskys o dos copas de coñac después de la cena, aporta igual número de calorías que haber hecho una cena extra.

En caso de consumir pollo, pavo o cualquier otra especie de ave, se debe retirar la piel pues contiene mucha grasa lo que eleva los índices de colesterol en la sangre.

Si se prepara bacalao, es recomendable lavarlo bien para retirar el exceso de sal, pues de lo contrario podría ocasionar problemas a nivel cardiovascular o renal.

Finalmente, recomendaron servirse porciones pequeñas de cada uno de los platillos preparados y no comer hasta sentirse “lleno” o con malestar estomacal, advirtiendo que los platillos condimentados provocan que el metabolismo los asimile de manera más lenta.

Relacionadas

Comentarios