HistoriasNegocios

Carlos Slim y su lado humanista

Además de estar comprometido con el crecimiento de sus empresas, Carlos Slim lo esta con el desarrollo humnano. Conoce sus valores.

28-12-2010, 1:21:53 PM
Carlos Slim y su lado humanista
Altonivel
28 de diciembre de 2010

Carlos Slim es el hombre más rico del planeta con una fortuna valuada en más de 53,500 millones de dólares, según el ranking de Forbes 2009, es también el mayor inversionista en el sector de telecomunicaciones en América Latina.

Las empresas del magnate encabezan la lista de los principales generadores de empleo gracias a Telmex, Inbursa y Carso donde da trabajo a más de 250 mil personas. Precisamente, ésta última, está asociada con más de 200 empresas en México y todo el mundo.

 

La pregunta que todos se plantean es ¿cómo logró obtener una fortuna tan grande? ¿cuál es el camino que debe seguir una persona para convertirse en el hombre más rico del planeta?

En las más reciente entrevista, que ofreció al periodista Larry King, Carlos Slim declaró que su meta en la vida “no es hacer dinero, sino hacer crecer las empresas” en las que invierte.

“Mi meta es hacer crecer a las compañías, hacerlas eficientes, ver el desarrollo humano de la gente. La meta es que la riqueza sea invertida para generar más riqueza”, dijo el empresario mexicano.

La entrevista realizada en los primeros días dejo ver a un Carlos Slim humano, aseguró que “es una locura” pensar que la felicidad viene de las cosas materiales o la acumulación de objetos.

“Eso no es felicidad, cuando crees eso es que tienes problemas. Te vuelves como un niño al que le dan todos los juguetes que quiere. Siempre vas a querer más”, aseguró en un momento de la entrevista.

Carlos Slim reafirmó el valor que para él tiene su familia y la importancia de la convivencia cotidiana. “La familia es un apoyo, no es un obstáculo para los negocios. No son incompatibles, sino complementarios. Se apoyan mutuamente”, declaró.

El inicio del emporio

La historia de éxito del empresario mexicano comenzó en 1991 cuando aparece por primera vez en el ranking Forbes, con una fortuna de mil 600 millones de dólares y habiendo comprado Teléfonos de México (Telmex) un año antes.

Durante ese mismo año Carlos Slim adquiere la cadena de hoteles Calinda, actualmente conocida como Grupo Ostar y seis años más tarde compra la firma Sears en México.

En 2000 se asocia con el que, hasta ese momento, era el hombre más rico del mundo, Bill Gates, para lanzar el portal T1msn (hoy Prodigy MSN). Y hace cinco años ingresa al mercado aeronáutico y turístico con el nacimiento de Volaris.

 

El hoy y futuro de Slim

Slim aprovechó uno de los peores años (2009) para la economía mundial incrementando su fortuna en 70 por ciento.

En la actualidad, suma alrededor de 53,500 millones de dólares provenientes de las ventas de seis compañías: América Móvil (395 mil millones de pesos), Telmex (119 mil millones de pesos), Telmex Internacional (93 mil millones de pesos), Grupo Carso (66 mil millones de pesos), Inbursa (26 mil 500 millones de pesos) e Ideal (siete mil millones de pesos).

Sin embargo, la experiencia del mexicano le ha permitido visualizar la madurez de su negocio de telecomunicaciones, por lo cual comenzó a invertir en sectores que se vislumbran como los de mayor potencial para los años venideros.

En enero pasado, por ejemplo, Slim anunció una inversión de 65 millones de dólares con el objetivo de investigar el origen y tratamiento de enfermedades como el cáncer, la diabetes y la insuficiencia renal en alianza con el Broad Institute y el Instituto Nacional de Medicina Genómica de México.

La falta de nuevas fuentes de energía le impulsó a crear Óptima Energía, una firma especializada en el ahorro de energía que recibió financiamiento de Enesa para impulsar los negocios en infraestructura energética y salud

Además, en septiembre de 2009 Slim compró 60% de las acciones de Bronco Driling MX, especializada en equipos de perforación y reparación de pozos de petróleo y gas para atender la demanda del sector.

También en septiembre, Carlos Slim, junto con Muhammad Yunus, lanzó el programa Grameen Carso, que espera emitir más de 100 mil microcréditos en cinco años, con el objetivo de mejorar el acceso de las pequeñas empresas al financiamiento.

Al parecer, el emporio de Slim mantendrá su crecimiento por muchos años más. Y es probable que muchos empresarios mexicanos, que ven en él un ejemplo, ayuden a mejorar la inversión de empresas internacionales en nuestro país.

 

Relacionadas

Comentarios