HistoriasNegocios

El vino en México: retos y oportunidades

Las empresas vitivinícolas extranjeras ponen sus ojos en México, vislumbrando un gran mercado donde invertir dentro de los próximos años.

27-12-2010, 2:48:36 PM
El vino en México: retos y oportunidades
Altonivel

El .vino mexicano está experimentado un fuerte auge a pesar de que su consumo per capita sigue siendo muy bajo.

¿Cómo? En comparación con países como España, Italia o Francia, donde el consumo se estima en 50 litros per cápita, aproximadamente, en México alcanza apenas los 550 ml. por persona, situación que no ha variado mucho durante los últimos años.

Pero, contrario a lo que muchos pueden pensar, dicha situación no es tan negativa.

Que los índices de consumo no hayan cambiado durante una recesión mundial tan profunda como la reciente es un verdadero signo de crecimiento, especialmente cuando la mayoría de los países redujo dicho porcentaje.

Dicho de otra forma: obviando la crisis, se puede decir que el consumo aumentó.

En 2009, por ejemplo, se alcanzaron ventas de 66 millones de litros, incrementándose en 2% con respecto al año anterior.

Incluso un estudio de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en el país, llamado “El Mercado del Vino en México”, estimó una tasa de crecimiento anual de consumo aproximada de 12% para los próximos años.

Oportunidad para extranjeras

Según los expertos del sector, se puede considerar la venta de vino en México como “un mercado en pleno ascenso”, donde cada año aumenta tanto la producción de vino nacional e importaciones de vino extranjero, como su consumo.

En el país existe una cantidad importante de marcas (más de dos mil etiquetas) aunque muchas son nuevas. De hecho, se estima que 33% de las etiquetas vendidas son recién incorporadas al mercado, es decir, se sustituyen rápidamente unas a otras.

Situación que termina por generar una verdadera “saturación de mercado para nuevas marcas”.

Estas empresas suelen operar a nivel regional, ya que pocos tienen la capacidad operativa para ofrecer una cobertura a nivel nacional, dadas las dimensiones de México.

Como paréntesis, se puede decir que el consumo de vino se encuentra fuertemente concentrado en el área de la Ciudad de México, en algunas ciudades importantes como Monterrey y Guadalajara y en las .zonas costeras más turísticas.

Sin embargo, no son las empresas nacionales las que dominan este mercado. La baja potencia que poseen éstas ha sido tomada como una “oportunidad para las empresas extranjeras”, quienes son generadoras del 65% del vino que se consume en México.

De este modo, el vino importado está experimentando una mayor presencia en el mercado.

Según la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en el país, “el mercado mexicano se presenta como un mercado con alto potencial de crecimiento para las bodegas extranjeras que buscan nuevos mercados en Latino América”.

A pesar de que el consumo sea bajo, se estima que el crecimiento sea constante a medio y largo plazo, indican en su estudio.

Por otro lado, han surgido además nuevos nichos enfocados a .consumidores más jóvenes y con una percepción del vino más económica que la actual.

 

Trámites

Para aquellas empresas que quieran tomar esta oportunidad, los trámites que debe seguir el importador son:

  • Mostrar los documentos pertinentes a la importación. A continuación se procede a la revisión por parte de la autoridad aduanera en los almacenes fiscales, botella por botella para añadir los marbetes19, una vez se ha pagado el Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS).
  • Posteriormente, el importador transporta el producto a sus bodegas (almacenes).
  • Cabe destacar que la mayoría de importadores contratan seguros para la mercancía y custodian los camiones que la transportan.
  • Finalmente, es cuando se inicia el proceso de comercialización directa a los clientes, se realiza la venta a través de la fuerza de distribución propia, aunque algunos subcontratan este servicio.

Relacionadas

Comentarios