HistoriasTecnología

Las tecnologías verdes en 2010

Conoce cuáles fueron los avances en la batalla que mantienen la industria tecnológica contra el calentamiento global.

21-12-2010, 2:02:03 PM
Las tecnologías verdes en 2010
Altonivel

Se cree que para los próximos 15 años la población mundial crecerá en 2.9 billones de personas, por lo que se requerirá poco más de 50% más de energía que la utilizada en la actualidad.

Para ser capaces de responder a este desafío energético, pero sin incrementar por ello la contaminación mundial y el avance de los gases de efecto invernadero que están provocando un serio cambio en nuestro clima, será clave la aplicación de las denominadas “.tecnologías verdes“.

Hacer más limpios los procesos industriales, generar nuevas formas de energía y avanzar en tecnologías de reciclaje son algunos de sus máximos desafíos. ¿Cuánto se avanzó durante 2010?

Primer auto 100% eléctrico
La entrega del primer .automóvil 100% eléctrico a un cliente marcó un verdadero hito dentro de la industria automotriz verde. Por primera vez se hacía tangible una posibilidad que se estaba trabajando hace ya varios años y que se vuelve realidad con el Chevy Volt.

El auto opera completamente como un carro eléctrico por las primeras 40 millas después de una carga completa. No quema gasolina durante éstas, gracias a que posee una batería de litio. Tampoco posee un tubo de escape.

Además, Chevrolet entrega la posibilidad de cargar el automóvil a través de un simple enchufe casero.

Biocombustibles
Los .biocombustibles son combustibles de origen biológico obtenidos de manera renovable a partir de restos orgánicos. Todos ellos reducen el volumen de CO2 que se emite en la atmósfera.

La compañía aérea British Airways instalará la primera planta europea destinada a producir combustible para la aviación a partir de basura. Según los directores de la iniciativa, se utilizarán cerca de medio millón de toneladas de residuos para generar 16 millones de galones de combustible.

En la misma línea, científicos de 10 países de América Latina y Europa unieron sus fuerzas a mediados de año con el objetivo de comenzar a aprovechar los residuos como el olote del maíz, los huesos de las aceitunas, los tallos de la avena y el trigo o el bagazo del tequila para producir una nueva generación de etanol, útil como biocombustible.

La vivienda verde
Este tipo de construcciones, también llamadas sustentables, parten de la premisa de cuidar el medio ambiente mediante la reducción sustancial del consumo de energías tradicionales en y por los .hogares.

Durante este año fuimos testigos de varios avances en la materia, los que hablaban ahorro en electricidad, conservación de la temperatura en su interior para evitar el malgasto de aparatos calefactores e incluso materiales de construcción menos contaminantes.

Respecto de lo último, el Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue capaz de fabricar cerámicos cuya función podría ser la captura y retención de gases de efecto invernadero.

Además, el novedoso material puede ser perfectamente reciclado una vez culminada su vida útil, para que su desecho sea menos dañino o tóxico.

Biocidas
La utilización de plaguicidas en el sector agro es un fuerte problema que se enfrentó durante este año. Cada año, un tercio de la producción de alimentos básicos y de hortalizas se destruye debido a las plagas o al uso de agroquímicos, para lo cual se utilizan sustancias que muchas veces pueden resultar dañinas para el crecimiento de los productos o incluso para los consumidores.

Ante ello, investigadoras de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrollaron durante 2010 “bioplaguicidas” a partir de extractos de plantas medicinales, para controlar insectos sin la necesidad de introducir pesticidas tóxicos.

El té de limón, las plantas arvenses y la mala hierba se encuentran entre las materias primas de producción.

Renovación de CO2
La búsqueda de energías alternativas dio un giro radical e importante para la lucha contra el calentamiento global. A partir de este año, no sólo se investigan fórmulas para contaminar menos, sino que derechamente eliminar la cantidad de CO2 que hay en la atmósfera, tal como lo hacen las plantas.

Un grupo de trabajo conjunto entre las universidades de Cádiz, Sevilla y el CSIC, (todas de España) estudia la creación de métodos y dispositivos capaces de eliminar el CO2 ya existente en la atmósfera, mediante reacciones de carbonatación minera. Es decir, imitar algunos de los procesos de eliminación de CO2 que ocurren en la naturaleza.

Otro proyecto similar se realiza entre científicos de Corea del Sur y Estados Unidos, quienes mejoraron el diseño de unos cristales llamados “marcos de metal orgánico” (MOF) que pueden absorber y comprimir gases en espacios muy pequeños.

Científicos esperan que materiales como éstos puedan impulsar una energía más limpia y ayuden a capturar emisiones de dióxido de carbono antes de que alcancen la atmósfera, elevando los niveles del mar y la acidez del océano.

Relacionadas

Comentarios