HistoriasNegocios

Cobre: “No todo lo que brilla es oro”

Mientras que el precio del oro ha aumentado 13% durante la segunda mitad del año, el precio del cobre lo ha hecho en 35%.

08-12-2010, 11:40:51 AM
Cobre: “No todo lo que brilla es oro”
Altonivel

Bien lo dice el dicho, “no todo lo que brilla es oro”, y tiene mucha razón. De acuerdo con un artículo publicado en The Economist, el precio del cobre ha aumentado 35% durante la segunda mitad del año, en tanto que el precio del oro –que la semana pasada se ubicó por arriba de los 1,400 dólares- se ha incrementado en 13 por ciento.

El lunes la mina de cobre chilena, .Collahuasi, anunció el fin de la huelga que mantenían sus trabajadores sindicalizados. Esta mina produce 3.3% del metal rojizo que se consume a nivel mundial.

El 3 de diciembre circularon rumores sobre la adquisición por parte de JP Morgan de más de 50% de las órdenes de las reservas de cobre de la London Exchange Money, esto con el objetivo de tener un respaldo de metales, distintos al .oro, en un entorno donde sus precios se elevan de manera muy veloz.

Además, el cobre es uno de los metales que más está escaseando. Las minas chinas, que abastecen 40% de la demanda mundial, están encontrando mayores dificultades para extraer el metal; han tenido que realizar excavaciones más profundas y destinan pocos recursos para la infraestructura, debido a lo cual la oferta ha crecido muy poco.

De hecho, en China se ha buscado el desarrollo de metales que sustituyan las aplicaciones del cobre, como el aluminio. Sin embargo, todavía existen productos que no pueden estar sujetos a esta sustitución y, con base en ello, se espera que la demanda –y por ende, los precios- suban de manera exponencial en los próximos dos años.

Con base en lo anterior, muchos inversionistas han fijado su atención en el cobre. Lo cual, indica The Economist, acrecentará más su precio; podría pasar de 8,750 dólares la tonelada a más de 10 mil.

Asimismo, el cobre podría estar sujeto al acaparamiento, en tanto que algunos inversionistas preferirán hacer incrementar su precio por encima de regularizar su demanda. Con base en lo anterior, hasta que no se desarrollen nuevas tecnologías para extraer cobre, el precio de este metal seguirá subiendo como la espuma, con lo cual peligra generar una burbuja financiera.

Relacionadas

Comentarios