Estilo de VidaHistorias

Mitos y realidades de la dieta ‘Atkins’

¿Haz oído hablar de ella?, ¿funciona?, ¿qué dicen los especialistas al respecto? Conoce las respuestas a éstas y otras preguntas sobre Atkins.

01-12-2010, 2:36:44 PM
Mitos y realidades de la dieta ‘Atkins’
Altonivel

El método nutricional conocido como “Dieta Atkins” es uno de los más conocidos y utilizados durante los últimos años en el mundo, no sólo por sus resultados en las personas, sino porque permite el consumo ilimitado de alimentos como huevos, mantequilla y carne, reducidos en las dietas tradicionales.

Este cronograma alimenticio, creado por el cardiólogo estadounidense Robert Atkins durante los años 70, trata, básicamente, de eliminar por completo el consumo de hidratos de carbono, dulces y salados (almidón).

Atkins publicó un libro titulado “La revolución dietética del Dr. Atkins” en el que celebraba la pérdida de peso a través de una dieta caracterizada por el consumo de alimentos de bajo contenido de glúcidos.

Sin embargo, cabe que señalar que la idea base de esta dieta no es originariamente suya, puesto que ya se usaba en 1863 bajo el nombre de “Dieta de Banting”, publicada por William Banting a través de un panfleto en el que relataba su propia pérdida de peso siguiendo un régimen alimentario en  el que predominaban los productos cárnicos.

La dieta sólo permite ingerir cantidades reducidas de verdura y, especialmente, de fruta que pueda contener un alto contenido de azúcares.

La promesa es: cualquier persona que cumpla las tres etapas que se describen a continuación bajará en un 10% de su peso en un mes y no volverá a recuperarlo si mantiene una preferencia por las proteínas sobre los carbohidratos refinados.

Preparación

Lo primero será someterse a un examen de colesterol y perfil Bio Químico para así repetirlo al término de la última etapa, con el objetivo de comprobar si los niveles de colesterol y otros valores del examen mejoraron con la dieta.

Durante las primeras dos etapas de la dieta (un mes) se recomienda consumir un multivitamínico, entre los que cuentan MegaMen de GNC, Supradyn, Centrum y cualquiera que se le asimile.

  • Primera etapa: Es la más difícil. Durante dos semanas no se pueden consumir más de 20 gramos de carbohidratos al día.

Éste es el cambio de paradigma más difícil, ya no es tan importante fijarse en la cantidad de calorías o si tiene grasa, lo importante ahora es leer en cada envase la cantidad de carbohidratos (o hidratos de carbono) y, en esta etapa al menos, tratar de evitarlos

En cambio, sí puedes comer: carnes, quesos, jamón, verduras verdes, medio tomate al día, mayonesa e incluso maní y almendras.

  • Segunda etapa: Esta etapa también dura dos semanas, en ella puedes añadir una cantidad moderada de carbohidratos. Verduras crudas o cocidas, medio litro de leche por día, una copa de vino o whisky (no cerveza) y algunas frutas pueden ser consumidos con moderación.
  • Tercera etapa: Al igual que las anteriores dura dos semanas, en las que puedes agregar aun más carbohidratos a tu dieta, entre ellos pastas, arroz, postres y algunas rebanadas de pan integral al día. A estas alturas ya debes haber perdido aproximadamente 10% del peso inicial con el que empezaste la rutina.

Derribando y reafirmando mitos

¿Demasiado bueno para ser verdad?
A pesar de que existen estudios como éste realizado por la Universidad de Stanford que confirman que es “efectiva, sabrosa, fácil y saludable”, la propuesta ha sido sometida a fuertes cuestionamientos por parte de la comunidad científica.

¿Recomienda la dieta seguir con la alimentación que llevabas hasta antes de comenzarla?
Tal como el resto de las dietas, Atkins insiste en una “etapa de manutención” donde resultará importante mantener una mayor preocupación a través de un consumo controlado de carbohidratos. Privilegiando verduras, proteínas y frutas por sobre carbohidratos procesados.

¿Al inicio pierdes grasa?
El tratamiento asegura que durante las primeras etapas de la dieta el objetivo es estar en una zona metabólica denominada ” Cetosis Liposis” en que el cuerpo consume la grasa acumulada en vez de almacenarla.

Sin embargo, hay otra posición. Como, en principio, al cuerpo le llegan muy pocos hidratos de carbono a través de la dieta, éste empieza a utilizar sus reservas internas de carbohidratos, conocidas como glucógeno. Este compuesto está unido al agua en el organismo, pero al consumirlo, dicha agua se elimina.

Esto significa que la drástica pérdida inicial de peso que se produce al comenzar la dieta se debe, en gran medida, a la pérdida de agua y no de grasa.

¿Es mejor que otras?
La dieta de Atkins, baja en carbohidratos, obtuvo mejores resultados que otros regímenes en un amplio estudio realizado en Estados Unidos.

El estudio comparó los efectos de cuatro dietas: tres de ellas populares y sustancialmente diferentes, y la otra basada en las recomendaciones nacionales de nutrición.

Las mujeres que siguieron la controvertida dieta durante un año perdieron más peso y registraron más efectos beneficiosos en sus niveles de colesterol y presión arterial

¿Existen problemas a largo plazo?
Los críticos de las dietas bajas en carbohidratos -como la Atkins- afirman que éstas pueden ocasionar problemas de salud a futuro. Además, también afirman que con una dieta de este tipo es difícil obtener cantidades adecuadas de varias vitaminas y minerales básicos. No obstante, esto no ha sido investigado en profundidad.

Relacionadas

Comentarios