HistoriasNegocios

Ley de Ingresos, “más de lo mismo”

Sin una reforma fiscal integral, la Ley de Ingresos de 2011 sólo demuestra la continuación de una política que no sanea las finanzas públicas.

26-10-2010, 4:02:46 PM
Ley de Ingresos, “más de lo mismo”
Ana Paula Flores

“Más de lo mismo”, así es como calificó la Ley de Ingresos 2011 Irma Manrique Campos, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien destaca la necesidad de una verdadera reforma fiscal integral para sanear las finanzas públicas.

Con una propuesta de disminución de 1% de IVA que finalmente no fue aplicada, la especialista en economía destaca que la aprobación de la Ley de Ingresos estuvo marcada por fuertes intereses partidistas.

Manrique Campos destacó que si bien elevar el impuesto a bebidas energizantes y cigarros aumentará la recaudación, este incremento podría verse revertido por la pérdida de empleos que generarían las tabacaleras al tratar de frenar el impacto de esta alza.

Autorizar un déficit público mayor al decretado por el presidente Felipe Calderón, de 0.3 a 0.75%, también permitió aprobar una Ley de Ingresos más holgada; no obstante, se debe considerar que se pagarán intereses y amortizaciones que disminuirán los recursos destinados al desarrollo social y a proyectos productivos.

De acuerdo con la investigadora del IIE, las áreas prioritarias a las que tendrían que destinarse los impuestos recaudados a fin de generar un beneficio para la economía nacional a largo plazo son el campo, la educación y las telecomunicaciones.

Un juego perverso

Irma Manrique Campos calificó como “un juego perverso” la elevación de impuestos con el objetivo de sanear las finanzas públicas, en que el resto de los países latinoamericanos han realizado políticas fiscales contrarias con el objetivo de incentivar la inversión y elevar la generación de empleos.

“Los países que tenían una situación económica parecida a la nuestra, como Brasil o Costa Rica, ya nos están superando nuestro nivel de crecimiento”, destacó la investigadora.

Ante esta problemática, expuso, es necesario que los sistemas especiales de tributación sean modificados y no por medio de la generalización del IVA, sino por medio del diseño de una recaudación fiscal eficiente que no se recargue en los contribuyentes cautivos, como son los empleados asalariados.

Con respecto a la situación del petróleo, Manrique Campos sostuvo que, al menos en 2011, la situación se vislumbra estable. El precio fijado por los legisladores está en el rango de los 64 dólares por barril, y en el futuro próximo no se observan factores que pudieran alterar esta cifra, concluyó.

Relacionadas

Comentarios