HistoriasManagement

Coaching le gana a la crisis

Cuando comienzan los obstáculos que nos impiden conseguir los objetivos de la empresa, el coaching surge como la mejor alternativa.

21-10-2010, 2:05:03 PM
Coaching le gana a la crisis
Altonivel

Cuando una empresa, un mercado o peor aún, gran parte de la economía mundial se encuentra en crisis aparecen una serie de problemas que solo empeoran la situación.

Por ejemplo, afloran los miedos administrativos, esos que siempre han acompañado a los altos cargos, pero que se manifiestan en mayor grado durante estos periodos.

Uno de estos miedos suele ser la pérdida de una visión empresarial. A juicio de Maite Gómez Checa, coach ejecutivo y socia fundadora ICE Coaching Ejecutivo, ésta es “una de las consecuencias que he observado cuando en un negocio los resultados no resultan satisfactorios”.

De este modo, los empresarios comienzan a tomar decisiones apresuradas sin detenerse a pensar y sólo para intentar salvar una situación momentánea, sin preocuparse por su visión y, en definitiva, por la razón última por la que crearon la empresa.

“¿Se imaginan un barco que navega así, sin rumbo y sujeto a los avatares que van aconteciendo?”, plantea la experta a través del sitio Techweek.

La mayoría de estos empresarios se sienten solos, quieren hacerlo todo y se consideran el protagonista que debe conseguir sacar este proyecto adelante por sí mismos.

Sin embargo, “resulta paradójico cuando les pregunto a estos empresarios por su empresa ideal”, indica la coach. Y prosigue: “la mayoría me responden que les gustaría que su empresa siguiera funcionando bien, aun cuando ellos no estén. Lo que se conoce como síndrome de la navaja suiza”.

Es en este tipo de casos cuando urge la necesidad de recurrir a un coach ejecutivo que encamine a la empresa y les ayude a salir de la crisis.

Recurrir al coaching

Antes de acudir al coaching  es necesario asumir que la empresa necesita ayuda; con este paso los empresarios comienzan a demostrar por qué están allí.

Además, empiezan a pensar de un modo estratégico y toman un rol de negocio más eficiente, para así poder dedicar su tiempo en aquellas áreas que generen un mayor valor a la empresa.

Una vez superada dicha etapa, estarán listos para clarificar su visión y los nuevos objetivos que desean conseguir, para después definir un plan de acción efectivo que les permita conseguirlo; identificando si existen algunas limitaciones u obstáculos que les estén impidiendo conseguir resultados más efectivos; y preguntándose si pueden romper esos paradigmas que pueden estar limitando el crecimiento de su empresa.

Cuando el empresario adopta esta visión se convierte en un gestor más efectivo, logrando que su empresa se desarrolle y sea más rentable sin la necesidad de realizar personalmente todas las funciones que se requieren en el día a día del negocio.

Pensemos en los coachs del mundo deportivo quienes consiguen que los atletas logren sus metas, maximicen su rendimiento y se sientan motivados ante las dificultades.

De la misma manera, los coachs ejecutivos guían a los empresarios para que superen las típicas dificultades que encuentran cuando dirigen un negocio.

Teniendo todo lo anterior claro: ¿puede ser el coaching un elemento prescindible en tiempos de crisis? Juzga tú mismo.

Relacionadas

Comentarios