ActualidadHistorias

Mexicanos no sienten la recuperación

Pese a que los indicadores macroeconómicos demuestran una tímida recuperación, los bolsillos de las personas no sienten mejoría.

21-10-2010, 11:42:34 AM
Mexicanos no sienten la recuperación
Reuters
21 de octubre de 2010

Ana Salazar llegó con su carrito a la caja de uno de los principales supermercados en México, pero casi al final de la cuenta tuvo que pedir al cajero que hiciera un corte: el dinero no le alcanzaba para toda la mercancía.

Y es que pese a meses de campañas cada vez más agresivas en los supermercados de rebajas sobre rebajas, tasas de interés congeladas y pagos fijos a plazos cada vez más largos, el consumo sigue arrastrando el pesado lastre de la peor recesión económica desde la década de 1930.

La economía de México comenzó a expandirse en el segundo trimestre del 2009 tras cuatro trimestres consecutivos de desplome, pero su recuperación ha sido paulatina, sobre todo en el sector servicios, que aporta alrededor de 60% al total de la economía, según cifras oficiales.

Hace unas semanas, el propio presidente Felipe Calderón opinó que los mexicanos aún no se percatan de la salida de su país “técnicamente” de la crisis, contagiada por su socio y vecino Estado Unidos.

“La gente todavía no lo percibe, que es el mayor problema”, reconoció el mandatario en una entrevista radial.

Salazar, una ama de casa de 34 años y madre de un menor, dijo que antes de la crisis destinaba 500 pesos (unos 40 dólares) semanales a las compras en el supermercado.

Ahora trata de arreglárselas con unos 350 pesos, pero la costumbre la lleva a la caja casi con las mismas mercancías que en el pasado, lo que la ha obligado en ocasiones a dejar parte de la compra en el carrito.

“Tuve que recortar un poco el gasto y ahora me enfoco en lo justo para llenar la alacena”, dijo la mujer, tras realizar su compra en la minorista Soriana, uno de los principales supermercados del país.

El viernes pasado, el banco central dejó intacta la tasa referencial de interés por decimocuarta vez, tras reconocer que “el gasto en consumo sigue evolucionando a paso lento”, pese a que el índice de confianza del consumidor ha mejorado.

Lo cierto es que la confianza del consumidor se ubicó en septiembre en 91.6 puntos, muy cerca de los 90.7 puntos de junio del 2008, en la antesala del colapso económico global.

Antes de la crisis, el índice rebasaba los 100 puntos y pese al moderado crecimiento económico, el consumo destacaba sobre todo en electrónicos y telecomunicaciones.

Alto desempleo, salarios no crecen

La recesión de la economía mexicana tuvo su peor momento en el primer trimestre del 2009, pero en todo el año el Producto Interno Bruto (PIB) se desplomó 6.5%, su peor caída en casi 80 años.

El estancamiento trajo consigo una ola de despidos y llevó a la tasa nacional de desempleo a 5.44% en agosto, muy lejos de 3.24% de mayo del 2008.

El Gobierno asegura que ya se recuperaron los empleos perdidos durante la crisis, pero en las calles la gente batalla para emplearse, sobre todo aquellos que están entre los 20 y 30 años, pese a que ahora utilizan las redes sociales que abundan en internet para promocionarse.

“Muchos jóvenes acabamos la universidad y nadie nos hace caso, las empresas te cierran las puertas”, dijo José López, recién egresado de licenciatura de ingeniería en alimentos.

Al menos en el caso de los establecimientos comerciales, la situación salarial y de empleo no es la mejor este año.

El empleo en establecimientos minoristas ha caído 0.3% entre enero y agosto, en tanto que los salarios han bajado 0.6% en ese mismo periodo.

En tanto, la inflación ronda 3.75% y el margen, con el lento crecimiento salarial, es un factor más que está causando estragos en los bolsillos de la población.

Salir de la crisis toma tiempo

Son precisamente los índices de desocupación los que están cobrando la factura al consumo, que ni mediante las campañas de descuentos y precios bajos en los establecimientos comerciales ni de los múltiples esquemas crediticios ofrecidos por la banca se ha podido consolidar.

Y para muestra un botón: el crédito al consumo que otorga la banca -que incluye tarjetas de crédito y préstamos personales- bajó 0.12% en agosto respecto a diciembre (según los datos disponibles de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores), pese a que los bancos aspiraban a que este año creciera sustancialmente el otorgamiento de préstamos.

Adicionalmente, para algunos analistas el horizonte del sector de autoservicios (supermercados) pinta sombrío debido a la ralentización de la expansión económica y del consumo.

“Sentimos que para regresar a los niveles de crecimiento previos a la crisis tomará más tiempo de lo que originalmente esperábamos”, dijo en un informe el área de análisis de la casa de bolsa del banco Banamex, uno de los más grandes de México.

“Reducimos nuestras expectativas para el crecimiento de los ingresos del 2011 para todos los autoservicios”, agregó.

Además de Soriana, en el sector de autoservicios están los gigantes Walmex, Comerci y Chedraui, que se disputan el mercado con lemas como “precios bajos siempre” y “está súper baratísimo”.

Pese a que se espera que la economía mexicana crezca este año al menos 4.5% impulsada mayormente por las exportaciones a Estados Unidos, para el 2011 las autoridades y analistas proyectan un menor ritmo, del 3.8 por ciento, ante el difícil entorno económico mundial.

El secretario mexicano de Hacienda, Ernesto Cordero, dijo hace días que la recuperación económica no sería inmediata.

“Estamos avanzando en la dirección correcta, resolviendo y saliendo de una crisis económica como nunca antes había visto el mundo en las últimas décadas (…) y nos va a llevar tiempo salir de esta crisis”, dijo. “Las recuperaciones económicas no se dan de la noche a la mañana”, reconoció.

Y lo mismo opina Lilia Sánchez, una diseñadora gráfica que cuestiona el optimismo oficial sobre la recuperación, ya que ha visto caer drásticamente sus órdenes de trabajo.

“El presidente claramente no tiene que pagar tarjetas de crédito”, dijo Sánchez. “Ahí está la clave”, agregó.

Relacionadas

Comentarios