ActualidadHistorias

Brasil pide incentivos por ser ecológico

Brasil pidió la formación de un pacto que incentive a los países en desarrollo que tienen procesos de producción sustentable.

20-10-2010, 11:46:53 AM
Brasil pide incentivos por ser ecológico
Altonivel
20 de octubre de 2010

Brasil no suscribirá nuevas metas globales para proteger a la naturaleza sin un acuerdo sobre un pacto de la ONU que le daría a países en desarrollo una mayor proporción de ganancias a partir de sus recursos genéticos, dijo el martes un enviado de alto rango.

Los delegados de cerca de 200 países están reunidos en Nagoya, Japón, para una reunión de dos semanas de la ONU para combatir las rápidas pérdidas en especies animales y vegetales a partir de la destrucción de los bosques, ríos y arrecifes, que son vitales para el sustento y las economías.

La misma reunión también está tratando de poner fin a años de negociaciones para fijar las reglas de cuándo y cómo las compañías, como empresas farmacéuticas, e investigadores pueden usar genes de plantas o animales que se originan principalmente en el mundo en vías de desarrollo.

El pacto, o protocolo para “compartir acceso y beneficios” (ABS, por su sigla en inglés), podría poner a disposición miles de millones de dólares para países en vías de desarrollo, pero los países ricos y pobres están divididos sobre temas como la magnitud del acuerdo y los términos del acceso a los recursos genéticos.

Brasil, hogar de la selva del Amazonas y uno de los países con mayor diversidad biológica del mundo, dijo que las negociaciones para acordar un “plan estratégico” para proteger a la naturaleza depende del protocolo ABS y del financiamiento de países desarrollados para ayudar a salvar ecosistemas.

“Lo más importante es concluir y adoptar un protocolo ABS”, dijo a Reuters Paulino Franco de Carvalho, director de la división de medioambiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, en el marco de la reunión del 18 al 29 de octubre.

“Si adoptamos un protocolo ABS, podemos tener un plan estratégico entendiendo que también tendremos recursos financieros. Estos tres aspectos están interrelacionados”, explicó.

Protocolo efectivo

A los delegados en Nagoya se les está pidiendo que lleguen a acuerdo sobre nuevas metas para el 2020, luego de que los gobiernos fracasaron a la hora de cumplir con la meta del 2010 de lograr una reducción significativa en las pérdidas de diversidad biológica.

Pero los países en desarrollo afirman que se necesita más financiamiento de naciones desarrolladas para compartir el esfuerzo de salvar a la naturaleza. Gran parte de la diversidad biológica remanente en el mundo se encuentra en países en desarrollo, como Brasil, Indonesia y África Central.

Carvalho sostuvo que llegar a acuerdo sobre el protocolo ABS sería difícil, cuando los delegados aún están divididos sobre varios temas, aunque existía la posibilidad de alcanzar compromisos sobre algunos de ellos.

Recursos genéticos de plantas y animales pueden llevar a nuevas drogas o nuevas variedades de cultivos para aumentar la productividad.

Los delegados, a los que se unirán sus ministros de Medio Ambiente la próxima semana, aún esperaban llegar a un acuerdo, también porque quieren enviar un mensaje positivo a una próxima reunión de la ONU para el combate al cambio climático.

La próxima ronda de tensas conversaciones sobre cambio climático tendrá lugar a partir de fines del mes próximo en Cancún, México.

Naciones Unidas ha reducido sus expectativas para el encuentro en México, afirmando que el acuerdo sobre un pacto climático más amplio y legalmente vinculante está fuera de alcance por ahora y que los negociadores deberían buscar un acuerdo sobre aspectos menos polémicos, como la protección de selvas tropicales y un fondo climático.

“Si vamos a Cancún sin haber alcanzado un acuerdo en Nagoya, sería una mala señal para lo que sucederá en Cancún”, sostuvo Carvalho.

(Reporte de Chisa Fujioka; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Relacionadas

Comentarios