HistoriasNegocios

Mujeres se mueven a la cima lentamente

Un estudio de McKinsey demostró que las empresas se encuentran preocupadas por la diversidad de género, pero siguen sin reaccionar.

19-10-2010, 3:14:29 PM
Mujeres se mueven a la cima lentamente
Ana Paula Flores

Aunque las compañías cada vez están más conscientes de los beneficios financieros de fomentar la igualdad de géneros en la alta gerencia, muy pocas son las que llevan esta idea a la acción.

De acuerdo con un estudio de McKinsey Global Survey, denominada “Moving women to the top” (Las mujeres se mueven a la cima) 32% de las empresas indicaron que la igualdad entre hombres y mujeres no es tema en sus agendas. Si bien este número no es tan alto, la importancia que le dan al tema aún es baja: sólo 28% respondió que este punto se encuentra entre los primeros 10.

En las compañías donde la diversidad de género se encuentra entre los tres principales objetivos, 87% respondió que más de 15% de los niveles ejecutivos se encuentran ocupados por mujeres.

Estas diferencias también se encuentran enmarcadas por la posición geográfica: las empresas de Asia-Pacífico que participaron en esta encuesta se mostraron más preocupadas por la diversidad de género (35%) que las de otras regiones. América Latina fue la región que mostró menor interés en el tema de igualdad entre hombres y mujeres: solo 21% expresó considerar este aspecto entre los diez primeros de su agenda. Europa y Norteamérica se encuentran en la media, con 27 y 28% respectivamente.

Las mujeres son más flexibles

Cuando se les preguntó a las empresas que participaron en este estudio cuáles habían las principales aportaciones que las mujeres habían realizado, el 43% respondió que la implementación de condiciones de trabajo más flexibles. A esta medida siguieron la puesta en marcha de programas de apoyo a la conciliación del trabajo y la vida familiar, así como programas para fomentar la creación de redes femeninas y modelos a seguir, ambas respuestas con 29 por ciento.

El estudio mostró que las grandes empresas están más preocupadas que las pequeñas por la igualdad entre hombres y mujeres, con 50 y 15 por ciento.

Con respecto al papel que juega el presidente ejecutivo de la compañía (CEO) en el impulso a la diversidad de género, el estudio detectó que son tres las principales actividades que éstos realizan: control visible, los programas de desarrollo de habilidades dirigidas específicamente a las mujeres y el fomento o la imposición ejecutivos de alto nivel para orientar a las mujeres jóvenes.

Salto de obstáculos

El estudio reveló que el peor obstáculo que atraviesan las empresas para impulsar la igualdad de género consiste en la falta de seguimiento a los programas encaminados en este aspecto por parte de los CEOs. Sólo 18% de los encuestados respondieron que el ápice estratégico y la alta gerencia dan seguimiento visible a estos esfuerzos.

Otra barrera importante a derribar es la falta de compromiso de los directivos con la aplicación de las políticas encaminadas a la igualdad entre hombres y mujeres. Sin embargo, la respuesta que mayor rating tuvo entre los encuestados fue la falta de conocimiento o preocupación por la diversidad de género, como una cuestión crítica.

Sin embargo, los beneficios fueron impactantes para 65% de los encuestados que han implementado medidas para reducir la brecha de géneros, pues han visto cómo su compañía continúa alcanzando metas financieras pese a la crisis.

Relacionadas

Comentarios