HistoriasNegocios

¿Sabes a dónde va el dinero que gastas?

¿Cuánto dinero gastaste la semana pasada? ¿Podrías recordar cada gasto? Lee un estudio de Visa respecto al control monetario de los consumidores.

18-10-2010, 3:32:31 PM
¿Sabes a dónde va el dinero que gastas?
Altonivel

Con el afán de esclarecer en qué sectores tienden a gastar mayor cantidad de dinero los consumidores, la compañía de créditos Visa realizó una encuesta en 12 países de cuatro continentes revelando una preocupante situación: los consumidores latinoamericanos no saben a dónde va 20% del efectivo que gastan cada semana.

Según la investigación efectuada a finales de 2009, los clientes de México, Argentina y Brasil, considerados como muestra representativa de la región,  no son capaces de responder en qué gastan un promedio de 22 dólares semanales en efectivo, lo cual suma más de mil 100 dólares al año.

“A pesar de que los consumidores están muy atentos a controlar sus gastos, no saben a dónde está yendo una suma considerable de dinero cada año, particularmente cuando van de compras o comparten su tiempo libre con amistades y familiares, actividades que son clave en época de fiestas”, señaló José María Ayuso, director de Productos de Visa para América Latina y el Caribe.

¿A dónde va ese dinero entonces? Los participantes aseguraron que la mitad del dinero destinado a compras que realizan en alimentos que consumen a diario y otros víveres, no es controlada.

Al respecto, indican que resulta difícil controlar este tema puesto que no sólo basta con ir al supermercado para tener todo lo que se consume en el mes, sino que existen pequeñas compras diarias que son estrictamente necesarias y de las cuales no se puede tener un control acucioso por su gran cantidad.    

En segundo lugar se establecen los gastos de placer y artículos que no son esenciales para la subsistencia. De ellos, 36% no es controlado con ningún método.

Mismo porcentaje de descontrol es compartido por los gastos relacionados con la vida nocturna. Fiestas, salidas con amistades y familiares, taxis, cenas, salidas al cine, alcohol y una serie de “gastos hormiga” que no son controladas durante las noches de divertimento.

Otro de los consumos que pueden resultar a veces innecesarios tienen relación con la compra de almuerzos diarios fuera de la casa, teniendo todo lo necesario para realizar ellos mismos las comidas. Falta de tiempo y arduas jornadas laborales están en las principales razones para justificar dicho gasto.

El rol de las tarjetas
Otra de las conclusiones obtenidas a partir del sondeo señalaron al manejo de dinero en efectivo como uno de las principales elementos que facilitan las “compras descontroladas”. Al contrario, las tarjetas de crédito permitirían un mayor control de gastos por parte de los consumidores.

Al respecto, más de la mitad de los consumidores de América Latina que usan una tarjeta de débito (56%) están de acuerdo en que las tarjetas proporcionan una forma fácil de llevar un control de sus gastos.

Además, 50% cree que las compras de pequeño valor en efectivo dificultan la tarea de llevar un control de los gastos.

Asimismo, 74% de los clientes encuestados de Corea del Sur y 71 % de los sudafricanos están “totalmente de acuerdo” o “de acuerdo” en que el uso de las tarjetas de débito minimiza estos gastos en efectivo “no identificables”.

“Si bien resulta difícil llevar un control de las compras en efectivo, los consumidores consideran que las tarjetas de débito los pueden ayudar a controlar mejor sus gastos y a mantenerse dentro de su presupuesto”, comentó Ayuso.

A juicio del experto, “aún para la persona más organizada puede resultar difícil llevar la cuenta de cada taza de café, tarjeta de felicitación, obsequio para el maestro o regalito de Navidad que paga en efectivo en una tienda”.

En concordancia con dichas creencias, el informe realizado por Visa mostró que dos terceras partes de los usuarios de tarjetas de débito prefieren usar su tarjeta de débito en lugar del efectivo, siempre que sea posible.

Además 61% de los usuarios de tarjetas de débito en América Latina piensan que llevar un control de sus gastos con la tarjeta de débito los ayuda a mantenerse dentro de su presupuesto.  Mientras que la mitad cree lo mismo si lleva el control de sus gastos con la tarjeta en línea.

“Los consumidores de América Latina están cada vez más concientes de los beneficios que brinda el uso de las tarjetas de débito y comprenden que las mismas les pueden proporcionar un medio fácil, eficaz y seguro de acceder a los fondos que tienen disponibles para sus compras, mejorando el manejo de sus finanzas al darles acceso a su saldo actualizado e historial de transacciones, y, por lo tanto, más control sobre sus gastos”, concluyó José María Ayuso.

Relacionadas

Comentarios