ActualidadHistorias

Pretenden nuevo “Chiquihuitazo”: Nextel

Tras un largo periodo de litigio, Nextel anuncia que Iusacell, empresa perteneciente a Grupo Salinas, planea un nuevo “Chiquihuitazo”.

18-10-2010, 8:02:54 AM
Pretenden nuevo “Chiquihuitazo”: Nextel
Altonivel
18 de octubre de 2010

De acuerdo con la operadora de telefonía móvil, Nextel, Iusacell intenta atacar esta empresa con la misma estrategia de utilizó TV Azteca para obtener Canal 40.

La estrategia de TV Azteca, subsidiaría de Grupo Salinas, para adueñarse de las instalaciones y la señal de Canal 40 en 2003 no es sustancialmente distinta de la que inició en el Juzgado 27 de lo Civil del Distrito Federal, a cargo de Gilberto Ruiz Hernández, en la batalla legal que ha establecido para evitar la entrada de un nuevo jugador, en este caso Nextel, al mercado de la telefonía celular.

En aquel momento, TV Azteca sostuvo que el apoderamiento de bienes de otra empresa era consecuencia del incumplimiento de un convenio que tenía con la compañía propietaria del Canal 40 y se basó en la dudosa interpretación de ciertas decisiones judiciales acerca de los contratos entre las dos televisoras. TV Azteca consideró que los acuerdos de esa corte le daban el derecho a ocupar, con el uso de la fuerza privada, las instalaciones del Canal 40, acción que realizó el 27 de diciembre de 2002.

La empresa de Ricardo Salinas Pliego cometió un asalto delictivo con todas las agravantes, pues aunque las coordenadas legales de ese asunto estuviesen enmarañadas, se trataba de dos infracciones distintas. Una era el litigio de carácter mercantil y la otra el abuso de consecuencias penales que se cometió contra una televisora, a la cual se privó de su derecho a transmitir en ejercicio de una concesión legalmente adjudicada. Para justificar la toma de señal de Canal 40, TV Azteca montó un operativo publicitario impresionante.

Ahora ya se vislumbra la estrategia de choque violento que pretende repetir Grupo Salinas ante su reiterado fracaso en los tribunales federales del país. Por una parte, logró convencer a Gilberto Ruiz Hernández para que, en un sospechoso exceso de sus facultades como Juez Civil, llegara al extremo de nombrar un liquidador de la empresa NII Digital, titular de la concesión de Nextel, en las bandas 1.7/2.1 GHz, y facultarlo para tomar posesión de sus bienes, incluso con el uso de la fuerza pública y rompiendo cerraduras. Todo esto sin siquiera haber agotado las primeras instancias del proceso legal que rige en México.

Es importante señalar que con el ingreso de Nextel y el lanzamiento de su red de servicios 3G se asegurará aumentar la competencia en el mercado de servicios móviles avanzados, lo cual permitirá revertir los altos precios y la baja penetración de estos servicios en México. Además, en los próximos cinco años se invertirán más de 19,000 millones de pesos y se generarán más de 7,000 empleos.

Relacionadas

Comentarios