HistoriasNegocios

Retos para exportar con calidad

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) analizó el estatus de oportunidades y retos de exportación para México. Lee sus recomendaciones.

15-10-2010, 1:11:42 PM
Retos para exportar con calidad
Carla Martínez

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) encontró que hay un camino aun no andado en el tema de exportaciones.

Por ello, el BID recomienda que las agencias evalúen mejor el impacto de sus acciones, lo que les permitiría adaptarse a las necesidades de sus clientes. “Se necesitan evaluaciones sistemáticas y periódicas para obtener el mejor impacto posible de las agencias sobre el potencial exportador de sus países” afirmó Christian Volpe, autor del estudio.

En el caso de México se observó que en promedio, la apertura de una nueva oficina de ProMéxico podría aumentar el número de tales productos vendidos en el exterior en ocho por sector y país de destino.

El estudio muestra también que las agencias de promoción de exportaciones son mucho más eficaces cuando apoyan todo el proceso de exportación, desde la provisión de información y capacitación y el acompañamiento de los empresarios a misiones o ferias comerciales hasta la asistencia en la coordinación de encuentros comerciales con potenciales compradores. Por ejemplo, empresas colombianas que recibieron servicios integrales de Proexport, obtuvieron un crecimiento de sus exportaciones y números de países del 17.7% y 11.7% mayores, respectivamente, que sus pares que sólo recibieron un servicio.

Por otra parte se encontró que los organismos de exportación de América Latina y el Caribe han tenido éxito en apoyar la diversificación y expansión de las exportaciones, pero podrían ser más eficaces.

“La arquitectura institucional de la promoción de exportaciones determina su eficacia”, destaca el estudio.

Los organismos de exportación de Chile, México, Colombia y Costa Rica tienen representaciones propias en el extranjero, mientras que otros países como Argentina, Perú y Uruguay deben recurrir a sus respectivas embajadas y consulados. La apertura de una oficina de promoción de las exportaciones en el extranjero se traduce en un aumento de las exportaciones 5,5 veces mayor que el establecimiento de una nueva embajada o un consulado a cargo de esa tarea, sostiene el libro “Odisea en los mercados internacionales”.

Cabe destacar que, en promedio, los organismos de exportación de la región han generado exportaciones adicionales en 47 sectores económicos. Por el contrario, las misiones diplomáticas han permitido incrementar las exportaciones en tan sólo 12 sectores. Esto es especialmente cierto para productos con valor agregado, tales como zapatos o maquinaria especializada.

“Esto no significa que los países deban inundar al mundo con oficinas de sus organismos de promoción de las exportaciones”, dijo Christian Volpe. “Los responsables de políticas tienen que evaluar cuidadosamente que es lo más adecuado, ya que hay casos en que una misión diplomática puede tener un desempeño tan bueno como una agencia de exportaciones. A veces es mejor fortalecer las competencias comerciales de una misión diplomática. Otras medidas incluyen establecer una mejor coordinación entre las misiones diplomáticas y los respectivos organismos de promoción de las exportaciones del país, impulsar la creación de capacidades o llevar a los potenciales compradores al propio país”

El comercio internacional es un motor vital del desarrollo. En las últimas dos décadas, la competencia se ha vuelto muy ardua, tras el surgimiento de los “gigantes comerciales” de Asia. Los organismos de promoción de las exportaciones se han convertido en agentes clave para ayudar a las empresas a dar un salto hacia adelante en los mercados extranjeros, ayudando a superar la falta de conocimiento de las condiciones para los negocios más allá de sus fronteras. “Las agencias son como un GPS que guía a las empresas en la odisea por rutas desconocidas que implica aventurarse en los mercados internacionales”, afirmó Volpe.

La promoción de las exportaciones ha dado buenos resultados en América Latina y el Caribe. Ha ayudado a las empresas y países a diversificar sus exportaciones, especialmente en la industria manufacturera.

El efecto de las medidas de promoción de las exportaciones es mayor en las pequeñas y medianas empresas y en aquellas con poca exposición previa a los mercados internacionales. En Argentina, las pequeñas empresas que recibieron apoyo por primera vez registraron, en promedio, tasas de crecimiento de sus exportaciones 13,9 por ciento mayores en el período 2002–2006, y las empresas medianas 28,7 por ciento mayores. En términos de mercados de destino, el aumento fue de 18,5 por ciento y 26,4 por ciento, respectivamente.

Esto muestra el potencial para un país como México, donde existen 30,000 micro y pequeñas empresas, que, en promedio, exportan a 1,2 y 2,2 países, respectivamente, esencialmente en este hemisferio, por un valor total de más de 5 mil millones de dólares.

“El diseño de programas de promoción de comercio exterior es un factor determinante para su eficacia. Los resultados del estudio proporcionan recomendaciones generales que ayudarán a las agencias a mejorar sus instrumentos y programas y como resultado su relevancia para el desarrollo exportador de los países de la región”, concluyó Volpe.

 

Relacionadas

Comentarios