Estilo de VidaHistorias

Ayunos provocan aumento de peso

¿Juntas, citas, pendientes y horarios desfasados hacen que no desayunes? Esto lleva a que tu cuerpo consuma una menor cantidad de grasa.

14-10-2010, 11:40:25 AM
Ayunos provocan aumento de peso
Carla Martínez

Es común que escuchemos que el desayuno es la comida más importante del día; sin embargo, pocos son los que siguen los consejos de los expertos.

Pero, si te decimos que el no desayunar provoca que aumentes de peso y que esto causa que un adulto consuma, en promedio, 300 calorías más de las necesarias ¿tomarías nota?

Es importante saber que el desayuno es básico pues saltarlo disminuye la capacidad de alerta en el transcurso del día. Se recomienda ingerir alimento tres veces al día y dos pequeñas colaciones entre ellas, ya que son aproximadamente cinco horas el tiempo que dura la energía de reserva en el hígado, explica el Instituto Carlos Slim de la Salud.

Por otra parte, durante el sueño, muchas funciones cerebrales “se duermen” necesitando del aporte energético que les proveerá el desayuno para reactivarse para el día. Los nutrientes básicos para cumplir con este objetivo son las vitaminas, hierro, zinc y el calcio entre otros minerales.

Además el Instituto detalla que adoptar dietas de ayunos prolongados hace que el cuerpo interprete la falta de alimento como un periodo de escasez, reduciendo la actividad de los órganos y haciendo que éstos consuman energía del músculo, lo que tiene un efecto contraproducente de aumento de peso. El funcionamiento regular de los músculos consume una elevada cantidad de calorías, mientras que las grasa consumen una mínima porción. Si se destruye el músculo se terminarán quemando menos calorías al día y acumulando grasa.

Y es que, no hay que olvidar que una buena alimentación es básica para preservar la salud, lograr una buena apariencia física y retardar el envejecimiento; por ello es importante conocer las aportaciones nutritivas de cada uno de los alimentos, saberlos combinar y adecuarlos a las necesidades de cada persona.

El Instituto Carlos Slim de la Salud explica: “aunque existen normas generales de lo que es una alimentación adecuada, cada organismo puede tener distintos requerimientos alimenticios. En éstos influye la edad, la estatura y el sexo, además de que cada persona tiene una determinada capacidad en cuanto a la cantidad de alimento que su cuerpo está diseñado para procesar”.

En México, el consumo de productos industrializados, grasa y azúcares refinados ha aumentado, lo que ha contribuido a que los adultos ingieran en promedio 300 calorías más de las necesarias. El secreto de una buena alimentación no radica en comer pocas calorías o comer en grandes cantidades, sino en incluir un alimento de cada grupo en cada comida y en determinadas proporciones.

No olvidemos que México es uno de los países con mayor número de personas obesas y si prevenimos a tiempo se podrá evitar la muerte de 47 mil personas cada año, de acuerdo con la OCDE.

 

Relacionadas

Comentarios