ActualidadHistorias

Chávez, ahora por Agroflora

Hugo Chávez anunció el pasado domingo que asumirá el control de 200 mil hectáreas propiedad del grupo británico Vestey Group, tras acuerdo.

11-10-2010, 9:09:10 AM
Chávez, ahora por Agroflora
Agencias
11 de octubre de 2010

De acuerdo con lo estipulado con su compañía controladora, Vestey Group, el gobierno de Hugo Chávez recibirá un grupo de haciendas de la empresa Agropecuaria Flora (Agroflora), ubicadas en los estados Apure, Falcón y Guárico, dedicadas a la cría de ganado en Venezuela, así como miles de cabezas de ganado.

En declaraciones durante su programa dominical de radio y televisión “Aló, presidente”, Chávez indicó que el gobierno asumirá el control de las tierras “el 20 de octubre… es un arreglo amistoso”.

“Yo le agradezco mucho a los dueños de esa empresa, la Compañía Inglesa (refiriéndose a Agroflora), que se instaló hace aquí cien años”, agregó.

El gobernante no dio detalles sobre los términos del arreglo ni mencionó monto alguno a pagar por la expropiación. Los directivos de la empresa no estuvieron disponibles de inmediato para dar comentarios.

En el 2006, la filial de Vestey entregó al Estado las haciendas El Charcote y San Pablo Paeno, de 12,950 y 43,000 hectáreas, respectivamente, valoradas en conjunto en unos 7.1 millones de dólares.

La presidenta de Agroflora, Diana Dos Santos, negó en esa ocasión que la empresa hubiera capitulado ante la presión de gobierno, afirmando que el acuerdo era beneficioso para ambas partes.

Antes de ese trato, la empresa y el gobierno venezolano se enfrascaron en una disputa luego de que el Instituto Nacional de Tierras declaró propiedad pública algunos de sus terrenos, alegando que los documentos de propiedad presentados por Agroflora no eran legítimos.

La disputa se agudizó en septiembre del 2005 cuando un convoy de militares y cooperativistas intervino otra finca de su propiedad en el estado Apure.

Chávez, crítico acérrimo del “capitalismo salvaje” y cercano aliado del líder cubano Fidel Castro, argumenta que la reforma agraria es fundamental para su “revolución” socialista, y repetidamente impulsa a hacendados a cooperar en lugar de desafiar su iniciativa.

La Ley de Tierras aprobada por Chávez en el 2001 autoriza al gobierno a expropiar, ocupar e incautar terrenos agrícolas mientras se desarrolla el proceso de expropiación.

La figura de expropiación usualmente contempla compensaciones, pero según los críticos del gobierno, dada la falta de independencia de los poderes del Estado, los afectados deben esperar que se concrete en un tiempo indeterminado bajo los términos del gobierno y difícilmente pueden esperar una medida favorable en los tribunales. Por lo general algunos recurren a instancias internacionales.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios