HistoriasNegocios

Cambio climático y el turismo

La industria turística debe ayudar a crear conciencia ambiental y combatir los efectos provocados por este problema, estima la OMT.

08-10-2010, 4:52:13 PM
Cambio climático y el turismo
Altonivel

¿Cómo puede ayudar la industria turística a disminuir los graves efectos provocados por el cambio climático en el medio ambiente? Esta fue la interrogante que se propuso responder la Organización Mundial del Turismo (OMT) como órgano responsable de promover responsabilidad medioambiental en el mundo.

La institución realizó un llamado a los líderes en el sector público y sector turístico, y en última instancia los propios viajeros para provocar un cambio de conciencia real ante los efectos de este problema.

Además, llamó a no olvidar los daños provocados a los ingresos del sector, ya que los niveles crecientes del mar, la desertificación, la deforestación o el derretimiento de la nieve y glaciares también significan un daño directo a la economía.

Desde esta perspectiva, la ecuación es simple: Si no hay glaciares, ¿cómo los vamos a visitar?

A juicio de Francesco Frangialli, secretario general de la OMT, “el sector tiene que desempeñar su papel para contribuir a la solución de los retos que plantea”.

No hay que olvidar que existe una relación dual inherente entre turismo y calentamiento global, tanto como su víctima y vector.

Según plantea el funcionario, la necesidad de una respuesta al cambio climático del sector es un mensaje que la OMT ha venido desarrollando en los últimos años.

“Desde el comienzo de la década hemos asumido el reto climático junto a nuestro trabajo más familiar en la pobreza mediante el turismo sostenible”, dijo a través de un comunicado.

Prueba de ello fue la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, también conocida como la “Cumbre de la Tierra”, llevada a cabo el año 1992 en Río de Janeiro, Brasil.

La cita logró una gran trascendencia para la lucha contra el cambio climático puesto que inició las negociaciones que condujeron a la posterior firma del “Protocolo de Kyoto”, que entró en vigor en 2005 y que asigna los límites obligatorios para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero entre los países que lo integran.

El momento clave
Lo cierto es que a juicio de la institución, los países líderes del mundo se encuentran ahora en un momento clave para resguardar la calidad de vida en el planeta. Lo que fue descrito como una “oportunidad”, una verdadera ventana para asegurar el futuro de esta industria.

“Los efectos del cambio climático se están produciendo ahora y deben ser tratados con prontitud. Es por lo tanto vital para los destinos turísticos de anticipar estos cambios que se avecinan y evitar sus consecuencias” exhortó Frangialli.

Una posibilidad debe ser aumentar nuestros esfuerzos hacia la “diversificación sostenible” de este sector.

Asimismo resulta imprescindible abordar las cuestiones en torno a energías y tecnología eficientes, sobre todo en las industrias y el transporte, los mayores focos de contaminación del aire del planeta.

“Es la convicción de la OMT de que el potencial de mitigación es especialmente alto en la industria del turismo, porque los esfuerzos para reducir su consumo de energía están todavía en su infancia y en muchos casos han llevado a cabo sin un mundial visión”, añade el funcionario.

El reto ahora es ofrecer en un plazo muy corto mayores opciones, que prevengan directamente de las empresas turísticas, para la mitigación de sus efectos.

Si bien los esfuerzos de la OMT continuarán, la interconexión con los principales actores será esencial en el futuro.

 

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios