Economía y FinanzasPara Entender

6 respuestas de por qué ganó el ‘No’ en el referéndum en Italia

El “No” sumerge de nuevo a Italia, Europa y a los mercados en un mar de incertidumbre, debido al riesgo de que la inestabilidad política en la cuarta economía más grande de la UE desate otra crisis financiera que vuelva a poner en duda a la moneda única.

05-12-2016, 2:26:33 PM
Reuters Matteo Renzi prometió su renuncia como primer ministro de Italia si ganaba el 'No' en el referéndum.

Italia rechazó ayer en un referéndum los cambios constitucionales propuestos por el todavía primer ministro, Mateo Renzi, quien tal y como había prometido, renunció a su cargo y dejará al país sin líder de gobierno en los próximos días. El “No” sumerge de nuevo a Europa y a los mercados en un mar de incertidumbre, debido al riesgo de que la inestabilidad política en la cuarta economía más grande de la UE desate otra crisis financiera que vuelva a poner en duda a la moneda única.

1. ¿Qué se votaba en Italia?

Una reforma constitucional para, según Renzi, hacer el país más fácil de gobernar. Italia tiene un sistema bicameral perfecto, es decir, la cámara baja y alta tienen el mismo peso legislativo. Esto es algo que no ocurre en prácticamente ninguno de los estados europeos, en los que la cámara baja tiende a tener mayor relevancia legislativa que la alta. Así ocurre en Alemania, España, Francia, Dinamarca, Finlandia y otros países.

En ese aspecto, la iniciativa del Partido Democrático -el de Renzi- buscaba reducir el poder de los gobiernos regionales y del Senado (alta) para darle más a la Cámara de Diputados (baja). Con esta medida, que afecta a casi un tercio del texto constitucional, el ex primer ministro buscaba agilizar los trámites burocráticos y legislativos. También se planeaba reducir el número de senadores de 315 a un máximo de 100. En pocas palabras, aprobar leyes sería más fácil y rápido porque muchas decisiones ni siquiera pasarían por el Senado para su aprobación.

 2. ¿Por qué ha ganado el “No”?

La victoria del “No” ha sido apabullante. Los votantes contrarios a las reformas representaron casi un 60 por ciento.

El ex primer ministro aseguró que de no imponerse el “Sí”, dimitiría. Y así lo hizo.

La decisión de Renzi provocó que los italianos vieran el referéndum más como un plebiscito contra su gobierno en vez de votar sobre los cambios constitucionales propuestos. Y sus rivales han capitalizado este factor, centrando la campaña en torno a las políticas que ha tomado durante sus tres años de gobierno.

La popularidad del joven político de 41 años no pasaba por su mejor momento. La economía italiana registra un débil ritmo de crecimiento en los últimos años, su mercado laboral no termina de recuperarse -miles de jóvenes han emigrado desde 2008- y los bancos están en una situación complicada, después de que en julio las acciones de las principales entidades cayeran cerca de un 20 por ciento debido a la abultada cartera de créditos de dudoso cobro que manejan.

La banca italiana cuenta con alrededor de 360,000 millones de euros de préstamos morosos, aproximadamente un tercio de la eurozona. Para hacerse una idea de la astronómica cantidad, el costo total del Nuevo Aeropuerto de Internacional de la Ciudad de México (NAICM) rondará los 8,500 millones de euros, sólo un 2.3 por ciento de la morosidad que acumulan las entidades de Italia.

Y en medio de todos estos problemas se encuentra la crisis migratoria. En lo que va de año, han llegado cerca de 171,000 inmigrantes a Italia en embarcaciones desde Grecia o desde países del Norte de África. La llegada de africanos y árabes, en su mayoría musulmanes, no ha sido visto con buenos ojos por parte de la población, lo que ha afectado a la figura del primer ministro.

Los rivales de Renzi -especialmente los partidos “anti-establishment”- han exprimido estos puntos para arremeter contra la gestión del dentro de poco ex primer ministro, quien continuará en el cargo durante algunos días más.

3. ¿Quién estaba a favor y en contra?

A favor estaba parte del Partido Democrático, al que pertenece Renzi, y el sector empresarial, quienes consideraban que este cambio constitucional permitirá al gobierno aprobar leyes en materia de impuestos y laborales necesarias para el país.

En contra estaban todos los demás, pero principalmente son: un sector crítico del Partido Democrático, Forza Italia (partido de Berlusconi), los ultraderechistas de la Liga Norte y el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S, en italiano).

4. ¿Quiénes son los ganadores con el resultado?

El ganador sin duda es el populista partido de izquierdas Movimiento 5 Estrellas (M5S, en italiano), liderado por el cómico Beppe Grillo, un movimiento ciudadano de izquierda iniciado en 2010 y que desde entonces no ha parado de crecer. En las elecciones generales de 2013 obtuvo 25.5 % de los votos para la Cámara de Diputados, siendo el segundo partido más popular para dicho organismo.

Otro de los vencedores fue Mateo Salvini, líder del partido xenófobo Liga Norte, una organización política que se muestra abiertamente en contra de la inmigración y de la llegada de musulmanes a Italia. Sin embargo, no cuenta hasta ahora con un número de votantes tan amplio como el M5S.

5. ¿Por qué temen los mercados al M5S?

El M5S es un partido caracterizado por su euroescepticismo. De hecho, lleva tiempo haciendo campaña para que se celebre un referéndum sobre la salida de Italia de la moneda única. Es más, un diputado del partido recientemente dijo que si el M5S alcanzaba el poder, aprobarían también una votación para preguntar sobre la permanencia de Italia dentro de la UE, al estilo Bréxit.

El partido de Beppe Grillo sale reforzado de esté referéndum para las próximas elecciones generales en Italia que deberían celebrarse antes del 23 de mayo de 2018. La popularidad del M5S ha ido en continuo ascenso desde las elecciones de 2013, por lo que tanto los gobiernos europeos como los mercados temen la llegada de este partido al poder.

Hoy, un día después de conocerse los resultados, el euro cayó cerca de un 1.0 por ciento frente al dólar al poco de conocerse los resultados. Sin embargo, las bolsas europeas no han experimentado fuertes caídas en sus principales índices, como ocurrió el día después del Bréxit, y registran resultados mixtos con ligeras subidas y bajadas.

6. ¿Habrá elecciones?

Tras la dimisión de Renzi, no tienen por qué celebrarse elecciones generales. El presidente italiano, Sergio Mattarella, iniciará una ronda de consultas con los líderes políticos y analizará a quien podrían apoyar como reemplazo. Una solución podría ser nombrar a un gabinete de tecnócratas como ya ocurrió entre 2011 y 2013, cuando un equipo de profesionales independientes dirigidos por Mario Monti formó un gobierno interino con el objetivo de salvar a la economía italiana de la crisis de deuda que asoló la eurozona. En aquél momento, el entonces presidente de Italia, Giorgio Napolitano, confió en este equipo de profesionales después de que Silvio Berlusconi  también renunciara como primer ministro.

Relacionadas

Comentarios