'; Alto Nivel
HistoriasManagement

6 pasos para crear líderes en tu equipo de trabajo

El verdadero liderazgo tiene que ver con trascender la obsesión del yo hacia una actitud de servicio que empodere a todo tu equipo de trabajo. ¿Estás listo para ser un líder?

28-04-2016, 10:57:49 AM
6 pasos para crear líderes en tu equipo de trabajo
Eduardo Lan

En mi trabajo como consultor a menudo trato con líderes, algunos mejores que otros. Los mejores logran conectarse con su equipo e involucrar a la gente de manera que ellos, y no el líder, se adueñan de la conversación y la tarea a realizar, es decir, que asuman el liderazgo. Las personalidades, antecedentes, habilidades y género de estos líderes varían y el único rasgo repetible es que su atención está más en empoderar al grupo, que en demostrar su poder personal. 

Sin embargo, cuando pensamos en liderazgo a menudo nos vienen imágenes a la cabeza de un hombre carismático, de carácter fuerte, inteligente, sabio y elocuente. Así las cosas, pensamos que un líder es una persona especial con habilidades particulares que lo destacan del resto, razón por la cual los demás lo siguen.

Este modelo de liderazgo es muy común en cualquier ámbito, y por eso la mayoría de los líderes formales de una organización suelen ser las personas con mayores logros personales, ya sea en ventas, producción, ingeniería o finanzas. Liderazgo, entonces, parece tener todo que ver con sobresalir del monton acumulando habilidades y logros personales.

Yo difiero de esta concepción del liderazgo y propongo un liderazgo basado en facultar al otro, no en enaltecer al líder. Liderazgo, verdadero liderazgo, tiene mucho que ver con invocar, reunir el compromiso, la sabiduría colectiva del grupo y encaminar la acción coordinada de éste hacia una visión común.

Desde hace tiempo utilizo el hashtag #LíderCreaLíder en mi cuenta de Twitter puesto que éste define mi teoría del liderazgo. Creo firmemente que ser líder no es acerca de uno. El verdadero liderazgo, pienso yo, tiene que ver con trascender la obsesión del yo que tenemos, siempre en busca de más logros personales, hacia una obsesión de ellos, facultando sus logros y su liderazgo.

Para esto sugiero los siguientes 6 puntos:  

1. Construye con ellos una visión

Ser líder implica involucrar a la gente en una visión común a la que todos se puedan comprometer porque ella los llama personalmente. El líder que crea líderes construye conjuntamente con los demás una visión del futuro que nos conviene a todos.

2. Enrólalos en una conversación acerca de lo que es posible

Para que dicha visión llame personalmente a cada miembro de la organización, cada individuo tiene que ver la posibilidad que existe para sí mismo, para el grupo y la organización en alcanzarla. Una característica clave para lograr esto yace en el enrolamiento, la comunicación (y conversación continua) de la visión de manera que cada persona se pueda ver personal y continuamente en ella y luche por lograrla.

3. Empodera a cada miembro de tu equipo

Si el liderazgo es acerca de los demás, y no del líder, será necesario empoderar a los demás. Bajo este concepto, liderazgo tiene que ver más con servir que con encabezar al grupo, puesto que empoderarlo implicará darles los recursos, el apoyo y la autoridad para que ellos tomen acción y obtengan los resultados deseados.

4. Crea una arquitectura que fomente y sostenga el esfuerzo

Bajo este mismo orden de ideas, será necesario contar con los sistemas, procedimientos y políticas que permitan al empleado actuar de manera poderosa. En este modelo de liderazgo, el trabajo del líder tiene mucho que ver con crear las estructuras y la arquitectura empresarial que lo permita.

5. Diseña y construye un entorno propicio

Un aspecto invisible, pero inmensamente contundente de este empoderamiento es el entorno: el ambiente cultural de la organización que nos dice qué es aceptado, valorado y reprimido en el grupo. El líder que crea líderes se encarga intencionalmente, mediante sus palabras, acciones y hechos, de crear un entorno que promueva el liderazgo informal en todos los niveles de la organización.

6. Maneja poderosamente todos los contratiempos 

Por último, cuando empoderas a la gente es normal que haya errores, los cuales denomino como contratiempos: resultados inesperados o indeseables. Si queremos que la gente continúe asumiendo el liderazgo es importantísimo que aceptemos, aprendamos e incluso celebremos los contratiempos, en lugar de utilizarlos para señalar culpables y asignar castigos. De lo contrario, las personas no volverán a tomar decisiones importantes por miedo a equivocarse.

Si te gustó esta columna y quieres aprender más acerca de este nuevo estilo de liderazgo, te recomiendo leer “A New Model of Leadership” 

El auto es empresario consultor y coach de negocios, especialista en temas de la condición humana potencializando el desarrollo de las habilidades individuales y colectivas de las personas. Con más de 20 años de experiencia, asesorando en temas de liderazgo, clima laboral y renovación cultural.

 

   

 

Relacionadas

Comentarios