'; Alto Nivel
HistoriasManagement

6 lecciones de negocios de Steve Jobs para Tim Cook

Los últimos resultados financieros de la empresa muestran que la manzana se está pudriendo por falta de innovación y creatividad. Lo que podría salvarla es un liderazgo efectivo que combine la gestión de Tim Cook con la pasión de Steve Jobs.

05-05-2016, 4:26:14 PM
6 lecciones de negocios de Steve Jobs para Tim Cook
Eduardo Lan, empresario consultor y coach de negocios

Las acciones de Apple han estado a la baja durante ocho días seguidos, algo que no había sucedido desde 1998. Y aunque finalmente subieron el 3 de mayo, están 9.58 por ciento más abajo en lo que va del año y 26.19 por ciento en los últimos doce meses. ¿Será esto una señal del declive de Apple? ¿Será que la manzana se está pudriendo bajo el liderazgo de Tim Cook?

Mucho se ha dicho al respecto desde el fallecimiento de su antiguo CEO Steve Jobs, quien murió el 5 de octubre de 2011. Durante su mandato, el visionario y controversial líder lanzó al mercado el IPod, ITunes, el IPhone y el IPad, todos ellos productos (servicios) revolucionarios que no solo dejaron huella, sino que transformaron el mundo.

No cabe duda que Steve Jobs fue un líder extraordinario, cuyo estilo de liderazgo hizo posible tantos logros. Su manera de ser—visionario, perfeccionista, obsesivo, comprometido y exigente—incitaba a los demás a dar su máximo esfuerzo y a pensar fuera de la caja, creando productos sumamente funcionales y bellos.

Sin embargo, su ejercicio no estuvo libre de problemas. Bajo Steve Jobs la gente era literalmente forzada a trabajar (y regresar al trabajo) a todas horas. Steve Jobs es ampliamente conocido por ser un bully que a menudo interrumpía a los demás y hacía comentarios ofensivos.

Por otro lado, Jobs fue criticado severamente por tolerar condiciones deplorables de trabajo en algunas de sus fábricas en China y por ignorar, e incluso abusar, de los proveedores, socios e inversionistas de Apple. Finalmente, antes de la llegada de Tim Cook a Apple en marzo de 1998, la empresa era un poco un desastre en términos financieros y operativos. No obstante todo esto, nadie puede negar la visión, genialidad y el empuje de este gran líder.

Por su parte, Tim Cook, sucesor permanente de Steve Jobs desde el 2011, tiene otro estilo, quizá más basado en una buena gestión que en un liderazgo contundente. Tim parece ser una persona más tranquila y centrada. Está más preocupado por los empleados, proveedores, socios e inversionistas de Apple, y ha tomado varias medidas para acercarse a ellos y apoyarlos. Es más consciente de los derechos humanos y ha hecho declaraciones públicas y cambios significativos en las fábricas de Apple en todo el mundo y en la manera en la que son tratados y trabajan los empleados.

Además, ha mejorado ampliamente la cadena de suministro de los productos de la compañía. A pesar de todo ello, no ha sido capaz de lanzar ningún producto revolucionario, a excepción quizá del Apple Watch; cuyo impacto final, más allá de la novedad actual, está aún por verse.

De todo esto se desprende que lo que Apple ha logrado con Tim Cook en términos de mejoras organizacionales, ha perdido en términos de innovación y creatividad. No hace falta que regrese Steve Jobs, además de que ello es imposible. Lo que hace falta, tal vez, es un liderazgo efectivo, que combine la gran gestión de Tim Cook con la pasión de Steve Jobs. A continuación, enlisto seis puntos que podrían hacer una diferencia:

1. Crear una visión contundente para el futuro

Apple siempre ha sido una empresa muy reservada en cuanto a sus planes para el futuro. Sin embargo, la visión de Steve Jobs de cambiar el mundo era ampliamente conocida y fue un gran impulsor del éxito de la empresa. Aunque Tim Cook ha hablado de la visión de Apple, ésta carece de la contundencia que simbolizaba a Steve Jobs. Para recuperar algo del camino perdido, es recomendable que Apple replanteé su visión en algo que despierte y dé energía a todo el mundo relacionado con Apple: empleados, proveedores, inversionistas, clientes y público en general.  

2. Encontrar nuevamente la pasión

Algo que Steve Jobs tenía a montones era pasión: por el trabajo, por sus productos y por el impacto que éstos tendrían en el mundo. Dicha pasión parece haberse perdido un poco con Tim Cook, y si Apple quiere seguir siendo el ícono revolucionario y transformador que fue bajo Jobs, Cook deberá encontrar de alguna manera ese nivel de pasión.

3. Apalancar la marca de Apple

La gran manzana es sinónimo de pensar diferente, romper paradigmas y crear cosas totalmente nuevas e inesperadas. Para retomar el mercado y momentum perdidos, Tim Cook debería apalancarse de la marca y de todo aquello que ésta representa.

4. Ser intolerante de las ineficiencias y exigirles a las personas su grandeza

Aunque Tim Cook no es ningún pelele, carece del empuje que tenía Steve Jobs. Probablemente el gran reto de cualquier líder es encontrar el equilibrio entre ser sumamente intolerante de las ineficiencias, exigiéndole a las personas su grandeza, e interesarse al mismo tiempo y de manera auténtica por ellas, su desarrollo y su bienestar.

5. Tomar riesgos calculados más atrevidos

Apple cuenta con una cantidad de recursos financieros impresionante (por encima de los 200 mil millones de dólares). A pesar de que Tim Cook ha comprado varias compañías e invertido en algunos proyectos, aún carece del nivel de riesgo requerido para retomar su lugar como el visionario creador de productos y servicios de computación, comunicación y entretenimiento que desafía el status quo.

6. Asumir plenamente el liderazgo

Tim Cook no tiene que imitar o ser Steve Jobs, pero sí tiene que asumir un rol más protagónico e influyente en el futuro de la compañía. Si no lo hace, y permite que su personalidad afable domine su estilo de liderazgo, es muy probable que Apple pase de ser el ícono que fue, a ser otra gran —pero no grandiosa—empresa.

En última instancia, Apple y Tim Cook deberán reinventarse y luchar apasionadamente por una visión contundente si han de mantener y superar sus éxitos pasados. Como dijo en una ocasión Steve Jobs: “Tienes que arder con una idea, o un problema o algo que quieras cambiar. Si no tienes pasión desde el inicio, nunca te empeñarás lo suficiente”.

El autor es empresario consultor y coach de negocios, especialista en temas de la condición humana potencializando el desarrollo de las habilidades individuales y colectivas de las personas. Con más de 20 años de experiencia, asesorando en temas de liderazgo, clima laboral y renovación cultural”.

 

Relacionadas

Comentarios