Blogs + OpiniónNegocios

6 diferencias de Puebla con la CDMX que elevaron su calidad de vida

Puebla es uno de los estados que reporta mayor crecimiento, pero hay seis diferencias con relación a lo que ha hecho la Ciudad de México o Guadalajara, y que han elevado su calidad de vida.

01-06-2017, 1:55:46 PM
puebla
Notimex La ciclovía elevada es una de las recientes obras en la ciudad.

La particular forma poblana de crecer y desarrollarse se ha consolidado como una buena receta que tiende al equilibrio y permite que sus habitantes y visitantes tengan calidad de vida.

La construcción del hábitat urbano de Puebla se ha conducido de manera diferente al crecimiento de otras ciudades de la República, estoy pensando en las ciudades del Bajío, Morelia, Guadalajara, varias ciudades del norte y por supuesto CDMX y la entidad mexiquense.

Cuando uno mira el ritmo y forma en que se ha comportado Puebla en las últimas décadas encuentra que sus características distintivas lograron una madurez que hoy logra posicionarla como un ejemplo. En tanto, su mercado y sector inmobiliario se han dibujado como uno de los más interesantes y propositivos a nivel nacional.

Primera diferencia: Presencia industrial temprana

Ciudad puntera desde sus inicios, la vertiente industrial de Puebla es de las de mayor tradición y fuerza. Siendo la automotriz la principal, lo cierto es que la industria química, textil y confección, agroalimentaria, de tecnologías de la información, servicios médicos y más han ido incrementando su presencia.

Datos de la Secretaría de Economía en 2014 reportan que Puebla aportó poco más del 3% del PIB nacional, ese mismo año, absorbió el 2% de la Inversión Extranjera Directa (IED).

Con 18 parques industriales y tecnológicos en su territorio, las actividades productivas se han diversificado: comercio, turismo, transporte, almacenamiento, construcción y por supuesto servicios inmobiliarios, los cuales han llegado a representar poco más del 16% del PIB estatal.

Segunda diferencia: Plan de desarrollo urbano

Si bien el ritmo de crecimiento de la ciudad de Puebla es acelerado, la ciudad ha crecido de manera mucho más ordenada por lo que es ajena a las problemáticas de urbes como Ciudad de México y Guadalajara.

Sustentabilidad, seguridad vial, espacios verdes, movilidad inteligente, la ciudad se ha pensado para constituirse en una ciudad del futuro. Con una visión a largo plazo se ha tratado de que Puebla sea resiliente, atractiva para la inversión, con generación de empleos.

A inicios de la segunda década de este milenio, Puebla comienza una transición para consolidarse como una urbe cuyo crecimiento obedece a los nuevos paradigmas que el futuro requiere, su desarrollo urbano va encaminado hacia una ciudad sustentable donde el espacio urbano sea concebido desde y hacia los ciudadanos.

Tercera diferencia: Movilidad y transporte público

La estrategia para garantizar una sana movilidad en Puebla apuesta por el transporte público, buscando reducir el uso de vehículos privados. La movilidad masiva se pretende alcanzar incentivando el transporte público y desarrollando una infraestructura vial y de servicios que permitan que esta ciudad continúe siendo competitiva.

Los problemas de contaminación y ambientales no son ajenos a Puebla, esa ºes una realidad. Una de las alarmas más grandes son sus niveles de contaminación, de hecho, la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) reveló que es una de las megalópolis con peor calidad del aire a nivel nacional, y por ello la necesidad de tomar medidas es más urgente que nunca.

Planes de movilidad por colonia, nuevas obras, más áreas verdes, red de transporte público, uso de transporte alternativo son las estrategias desplegadas.

Cuarta diferencia: Periferia dinámica y comunidades planeadas

Este es uno de los fenómenos que más ha desgastado a las áreas metropolitanas más importantes de México; es justamente el desbalance y la problemática referente a sus ciudades dormitorios, a sus periferias inactivas.

En Puebla, el sector inmobiliario supo impulsar comunidades y periferias que integran calidad de vida y dinamismo económico.

Los suburbios poblanos han sabido mutar y ser atractivos a la inversión. Angelópolis como un espacio de vivienda horizontal y poco a poco ha ido haciendo suyo el concepto de verticalidad habitacional, y ahora impulsa la vivienda en renta pues sabe, es un mercado con enormes oportunidades.

Quinta diferencia: Vivienda

En Puebla se ha buscado la construcción de vivienda para todos, desde los segmentos más económicos hasta una vasta oferta de los segmentos de lujo. El comportamiento del mercado inmobiliario en Puebla lleva siendo positivo varios años, oferta/demanda se acoplan y satisfacen.

De acuerdo a BBVA, en 2015, Puebla se colocó como la sexta entidad con más subsidios a la vivienda y según la Canadevi capítulo Puebla se planea que en los próximos 10 a 15 años en la Zona Metropolitana Puebla-Tlaxcala se construyan cerca de 230 mil viviendas nuevas.

Con un plan de desarrollo a 20 años, Puebla se posiciona en los primeros lugares de crecimiento inmobiliario. Aquí, los negocios e inversiones en bienes inmuebles encuentran un entorno propicio por lo que se proyectan nuevas inversiones que continuarán dinamizando y expandiendo al mercado.

Sexta diferencia: Verticalidad

De ser una ciudad colonial típica el paisaje urbano de Puebla se encuentra en constante cambio. Nuevas torres verticales se construyen mientras escribo estas líneas. Para 2020 Puebla tendrá las tres torres residenciales más altas de México, tan sólo en 2017 se construyen 25 edificios de más de 90 metros de altura en la zona metropolitana y mixteca.

El autor Jaume Molet es socio fundador y actual Director General de Lamudi México. Su Twitter es @MoletJaume.

Relacionadas

Comentarios