Economía y FinanzasPara Entender

6 cosas que hacen los estados competitivos y los corruptos no

Comercio internacional, educación, infraestructura energética, formalidad y educación son algunas de las claves de los estados más competitivos de México según el IMCO.

Estados Competitivos México 29-11-2016, 2:47:08 PM
competitividad_mexico

La Ciudad de México, Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Querétaro son las ciudades más competitivas del país de acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal (ICE) realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En su quinta edición, el ICE analiza cien indicadores destacados como relaciones internacionales, innovación, estado de derecho, medio ambiente y gobernabilidad, entre otros.

Valentín Diez Morodo, presidente del consejo directivo del IMCO, destaca que uno de los mayores lastres para el crecimiento económico de las entidades federativas es la informalidad. “La informalidad es uno de los principales obstáculos, las empresas informales son en promedio 28 por ciento menos productivas que las formales”, menciona.

Ante esto, una de las mejores estrategias para combatir la pobreza es la formalidad y la creación de empleos, por lo que los gobiernos deben de alentar que se creen estas fuentes de empleos, asegura Juan Pardinas, director general del instituto.

“El impuesto sobre la nómina que se aplica en todos los estados es uno de los que más lastiman y perjudica directamente a la creación de empleos, se pretende que sea formal”, indica.

Lee: 10 datos sobre el empleo en México

Los estados menos competitivos del país son Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Veracruz. Éste último, retrocedió siete lugares respecto al último reporte, al retroceder en temas de gobernabilidad, economía y derecho, además de que el costo de su deuda pasó de 5.3 a 5.8 por ciento en dos años.

Los dos Méxicos

Valeria Moy, directora de la iniciativa México Cómo Vamos, indica que hay una polarización importante entre los estados más competitivos y los más ineficientes que divide al país.

“Los estados que han crecido han generado una infraestructura a lo largo de los años que les permite crecer; en cambio, hay estados que cada vez participan menos en el PIB nacional, pero siguen siendo parte de México, y si no tomamos esto en serio habrán estados que nos jalen hacia abajo”, indica.

Son seis factores los que marcan la diferencia entre los estados más competitivos:

1. Comercio Exterior

Cinco estados (Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas) concentran el 56 por ciento de las exportaciones del país, mientras que 13 estados no suman ni el 3 por ciento del total nacional.

Al respecto, Pardinas comenta que sería un error renegociar las condiciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para México, no obstante, se deben de encontrar estrategias para que los estados sigan fomentando sus exportaciones.

“Vemos el libre comercio como una de las principales vía al crecimiento, por eso no debemos cambiar ni dar excusas de lo que ha sido el libre comercio”, comenta.

2. Industrias competitivas

El índice menciona que los estados más pobres en la lista comercializan productos de bajo valor agregado como frutas, azúcar y minerales, mientras que los estados más competitivos se especializan en manufactura e industrias sofisticadas como autopartes, aeroespacial y tecnológica.

3. Infraestructura energética

Las entidades sin infraestructura energética tienen menos actividad industrial. En estados con infraestructura energética como gasoductos, el 23 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) proviene de la actividad manufacturera.

En contraste, los estados sin esta infraestructura en conjunto representan sólo10 por ciento del PIB nacional.

4. Formalidad laboral

Los empleos formales generan mejores retribuciones. Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, en la Ciudad de México un trabajador formal gana en promedio 8,674 pesos y uno informal 6,715.

En Chiapas, uno de los estados más pobres de la lista, la brecha se amplía, pues los trabajadores formales ganan 6,715 y los informales 2,515 pesos en promedio.

“Tenemos que empezar a pensar en el empleo formal y las empresas como el único mecanismo capaz de generar equidad para cambiar los grandes males del país, por lo que necesitamos más empresas” dice Pardinas.

5. Más empresas

Aunque ya existen mecanismos para abrir empresas, es fundamental que se creen condiciones para que éstas sobrevivan. En Colima, uno de los estados que encabezan la lista, el número de establecimientos formales aumentó 24 por ciento mientras que en Tabasco disminuyó 8 por ciento en dos años.

6. Educación

Cuando los niveles de educación son mayores, la tasa de informalidad también disminuye. Según la ENOE, el 53 por ciento de los trabajadores con secundaria son informales, mientras que sólo el 30 por ciento de las personas con educación técnica termina en la informalidad.

“Estamos generando profesionales con pocas herramientas para integrarse al mercado formal y al sector más productivo de la economía”, concluye Pardinas.

También te puede interesar: Estos serán los empleos mejor remunerados para 2017

Relacionadas

Comentarios