Blogs + OpiniónManagement

6 claves para eliminar la incertidumbre en los equipos de trabajo

Incrementar nuestra capacidad para enfrentar la incertidumbre es una estrategia que rendirá frutos en la competitividad de la compañía y en el bienestar del talento que labora en ella.

04-04-2017, 6:40:52 AM
Depositphotos.com
Depositphotos.com

El constante cambio es parte de nuestras vidas, y el mundo laboral no es la excepción. Aspectos como la globalización, la introducción de nuevas tecnologías y la competencia por los puestos de trabajo nos obligan a mantenernos actualizados, tanto en nuestro campo de acción, como en las habilidades para transformar la incertidumbre en acción.

Es por esto que diferentes empresas han incorporado programas de educación dirigidos al manejo del estrés que provoca el riesgo o la incertidumbre. Algunas variantes son la enseñanza de la práctica meditativa o mind-fulness y la integración de conceptos, como el de resiliencia, en el contexto laboral, lo que detallaremos más adelante.

En el caso del mindfulness, empresas como Apple, Google y Deutsche Bank han reconocido que el estrés asociado con la vida actual puede dar pie a enfermedades y emociones tóxicas, como el enojo y la frustración, y recurren a esta práctica para incrementar el bienestar de sus colaboradores.

Esta técnica de meditación surge del budismo y entre los beneficios que han sido documentados se encuentran los siguientes: incremento sustancial del bienestar físico y emocional, fortalecimiento del sistema inmunológico, mejora de las funciones cerebrales, mayor empatía y menor ausentismo.

La resiliencia, por su parte, es un término que se toma prestado de la física y se refiere a la capacidad que tenemos para enfrentar situaciones adversas y salir fortalecidos e, incluso, transformados por ellas.

Desde el punto de vista empresarial, la resiliencia se define como la capacidad que una empresa tiene de sobrevivir y prosperar en una era llena de incertidumbre, así como de navegar entre la turbulencia del mundo de los negocios.

La firma de consultoría PWC propone una extensión del concepto para que, además de ser una respuesta ante la adversidad, sea también un pensamiento a largo plazo que identifique los riesgos y las oportunidades presentes en el mercado.

Para lograr esto es necesario contar con un liderazgo que tenga la habilidad de administrar positivamente el cambio, lo que involucra conceptos como previsión, adaptación y evolución.

Ahora bien, para inducir comportamientos resilientes y, por ende, resultados resilientes, cada empresa puede introducir este concepto de diferentes formas, recurriendo a los pilares de la resiliencia para fomentar su práctica a nivel personal y profesional:

1. Autoestima: confianza en mí mismo y estrategias de adaptación positiva

2. Autonomía: capacidad para tomar mis propias decisiones

3. Proactividad: capacidad para solicitar ayuda y proponer soluciones creativas

4. Independencia: capacidad para establecer metas realistas

5. Creatividad: capacidad de abrir mi mente a nuevas posibilidades, resolver problemas y elaborar estrategias

6. Responsabilidad: capacidad de tomar decisiones y analizar las consecuencias implícitas en cada una de ellas

El escritor francés Anatole France decía que todos los cambios, aun los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía. Es así como la aceptación del cambio, tanto a nivel personal como organizacional, no siempre se da en forma natural.

Incrementar nuestra capacidad para enfrentar la incertidumbre es una estrategia que rendirá frutos en la competitividad de la compañía y en el bienestar del talento que labora en ella.

Relacionadas

Comentarios