A FondoNegocios

Este es el plan de Ford en México (por ahora)

México sigue siendo parte de la estrategia de Ford, pese a los anuncios de la compañía de participar con otras economías.

29-06-2017, 6:40:38 AM

La imagen de la automotriz estadounidense Ford en México se deteriora conforme pasan los meses, al igual que sus ventas.

La cancelación a principios de año de la inversión de 700 millones de dólares (mdd) para la construcción de una planta de producción en San Luis Potosí, debido a las amenazas del presidente Trump; y la decisión de no fabricar la nueva generación del modelo Focus en el país y llevar la producción a China, ha puesto en entredicho los planes de producción de la compañía en México.

No obstante, la compañía asegura a Alto Nivel que sus planes de producción en el país se mantienen firmes y muestra de ello es que las cuatro plantas que tienen en territorio mexicano continúan trabajando y produciendo vehículos y componentes.

Si el TLCAN muere, China sería una salida falsa para México

En Hermosillo, detalla la firma automotriz, se seguirán produciendo el Ford Fusion y el Lincoln MKZ, así como ambos modelos en sus versiones híbridas, y se evalúa la introducción comercial del Lincoln MKZ híbrido. En la planta de Cuautitlán, en el Estado de México, se seguirá produciendo el Fiesta, uno de los modelos icónicos de la marca para el segmento de entrada.

Por otro lado, menciona, se está expandiendo la planta de transmisiones en Irapuato, la cual comenzará a producir nuevas transmisiones este verano; y también se planea producir nuevos motores en la planta de Chihuahua en noviembre.  

En cuanto a la decisión de producir la nueva generación del modelo Focus en China, Ford explica que esto obedece a que las ventas de autos compactos continúan decreciendo en Norteamérica y lo mejor para la empresa es proveer a esta región con modelos provenientes de China y Europa, donde ya se produce el Focus.

Lo anterior, precisa, representa un ahorro para Ford de 500 millones de dólares, pues la inversión que tendría que realizar en el país asiático y Europa es relativamente pequeña.

Descarta un impacto inmediato en sus niveles de empleo como resultado de dicha decisión, pero no explica las consecuencias del anuncio. Hoy, la empresa genera 8,700 empleos directos.

Pero esta decisión y este ahorro podría costarle más caro de lo que piensa. Coincidencia o no, las ventas de Ford en el país este año han venido a la baja. En los últimos cinco meses, la marca estadounidense lleva tres descalabros, el último de ellos en mayo pasado, al sumar 6,539 unidades comercializadas, cifra 14.8% menor que la reportada en el mismo mes de 2016 (7,671 unidades), colocándose en el octavo lugar de ventas, por debajo de KIA, con menos de dos años en el mercado, pero que en dicho mes comercializó 7,406  vehículos, lo que significó un incremento de 60.7%.

En abril, las venta de Ford sumaron 5,955 unidades, su nivel más bajo en lo que va del año, que significó una caída de 20.9% en comparación el mismo mes de  2016 (7,524 unidades).

Un mes antes, en marzo, las ventas crecieron 12.9%, con un total de 6,889 unidades comercializadas. No obstante, en febrero cayeron 12.5%, con un total de 6,309 autos vendidos, aunque arrancaron el año con un avance de 4.6%, al vender 7,759 unidades.

En el acumulado a mayo, las ventas de Ford registran un retroceso de 6.9%, con un total 33,451 unidades, nuevamente por debajo de KIA, que en el mismo periodo comercializó 33,625 unidades, manteniendo el séptimo sitio en ventas en el mercado mexicano.

Aún es pronto para predecir cómo cerrará Ford el año en cuanto a ventas se refiere, pero lo que es un hecho es que noticias como las mencionadas no le ayudan de mucho entre los consumidores mexicanos. Habrá que esperar las cifras de junio y muy probablemente las de julio y agosto para confirmar una tendencia.

 

Relacionadas

Comentarios